Vidrieras-sagrada-familia

Vidrieras de la Sagrada Familia de Barcelona. (*)

Se acercan las vacaciones y es el momento de decidir dónde pasaremos unos días este verano para desconectar de la rutina diaria, del estrés del trabajo y de las obligaciones de cada día. ¿Ya sabes dónde vas a ir? Barcelona siempre es una buena opción, ya que ofrece alternativas para todos los gustos: playa, un comercio variado y una amplia oferta cultural. Como contrapartida, la masiva afluencia de turistas llega a colapsar los puntos de mayor interés y hace que los precios suban. Por eso, te vamos a dar unos cuantos consejos para que disfrutes al máximo de la visita a la ciudad, de sus museos y de sus monumentos.

1. Compra los tickets por Internet y con antelación

sagrada-familia

Aglomeraciones de personas en la Sagrada Familia de Barcelona. (*)

Barcelona tiene gran cantidad de museos y de monumentos y, aunque todos ellos son muy interesantes, existen unos cuantos lugares estrella que atraen muchos más visitantes que los demás. Hablamos, por ejemplo, de la Sagrada Familia o el Museo Picasso, lugares por los que pasan miles de personas al día. Este éxito, lamentablemente, se traduce en colas interminables y largos minutos de espera a sus puertas. Por eso, nuestro consejo es que adquieras los tickets por Internet y con antelación siempre que sea posible, ya que con ellos podrás entrar directamente sin la necesidad de hacer colas.

Asimismo, también puede ser buena idea ponerse en contacto con el lugar que quieras visitar y preguntar cuáles son las mejores horas para ir sin encontrarse demasiada gente. Si organizas tus visitas con anticipación seguro que aprovechas mejor el tiempo y te ahorrarás algún disgusto.

2. Busca lugares alternativos

barcelona

Vista de Barcelona. (*)

Por otro lado, un segundo problema de estos lugares tan visitados es que suelen tener unos precios muy elevados (hablamos de tarifas que rondan los 20 euros), ya que la alta demanda ha hecho que suban los precios. Como sabemos que en esta época de crisis toca apretarse el cinturón, nuestro consejo es que optes por una visita más alternativa, centrada en lugares menos famosos pero no por ello menos interesantes.

Según cuál sea tu presupuesto, puedes escoger uno o dos edificios modernistas (que suelen ser, con mucho, los más caros) y después visitar otros lugares más económicos.

Puedes escoger algún museo (la lista es larga y tienes para elegir) o ver los monumentos de la Barcelona romana y medieval. Lo bueno de estos últimos es que solo dando un paseo por las calles ya podrás apreciarlos y, en algunos casos, incluso visitarlos de forma gratuita. Así, tienes por ejemplo los monumentos medievales de Santa María del Mar, Santa María del Pi y Sant Pau del Camp y los restos de la Barcino romana.

Haz click aquí para ver el vídeo “Barcino: una mirada diferente a la ciudad de Barcelona” en Youtube

Barcelona esconde rincones fascinantes llenos de magia a los que puedes acceder sin hacer colas y sin gastarte una fortuna. ¡Descúbrelos!

Artículos relacionados

Born Centre Cultural – Barcelona

Barcino: una mirada diferente a la ciudad de Barcelona

Sant Pau del Camp: La pequeña gran joya de Barcelona

7 obras imprescindibles del Museo Picasso de Barcelona

¿Crea trabajo el turismo cultural? El Caso Barcelona

(*) Imágenes: Sagrada Familia Oficial. Matti Mattilla. Creative Commons License.