Ai Weiwei (1957) es unos de los creadores más completos del último tercio del siglo XX y lo que llevamos del XXI. Es más, sobrepasa los límites del artista para convertirse en un humanista como aquellos del Renacimiento.

Por primera vez expondrá en un museo público español, más concretamente en el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC) de Sevilla entre el 1 de febrero y el 30 de junio de 2013 bajo el título Ai Weiwei. Resistencia y Tradición. Para los que no lo conozcáis fue quien diseñó el Estadio Olímpico de Pekín o quien llenó de pipas la Tate Modern, pero su carrera comienza mucho antes de estos éxitos artísticos o de su encarcelamiento domiciliario.

Por cierto, ¿conoces el libro Por Qué Estudiar Historia del Arte?

Te recomiendo que le eches un vistazo.

Su vida ha estado siempre marcada por las políticas de su país natal, China. Es hijo de Ai Qing, uno de los más importantes poetas chinos del siglo XX. Fue acusado de “derechismo” en 1957 por defender al también importante literato Ding Ling, y por este motivo fue exiliado un año después al noreste del país y en 1959 a Xinjiang, donde Ai Weiwei pasaría su infancia.

Infancia y primeros pasos

El exilio de su padre a la región donde se encuentra el desierto de Gobi, cercana a Rusia, influyó en su formación, condicionada por el comunismo imperante en el país. Su padre, condenado a trabajos forzados, le hablaba de aquello que conoció en su estancia en París, donde estudió Arte. También pudo aprender algo de los amigos de su padre mientras lo acompañaba en Pekín a sus tratamientos por la pérdida de visión que sufrió en un ojo debido a la malnutrición. Fue el momento en el que comenzó a realizar sus primeras obras de arte como vía de escape de la sociedad donde vivía.

Tras la muerte de Mao ingresó en la Academia de Cine de Pekín, y formó parte, en la década de los 70, de un grupo llamado Xingxing (Estrellas), interesado por la libertad que se manifestaba a través del arte, de la literatura y de la poesía. Copiaban libros de arte a mano para poder leerlos o publicaban textos en el que llamaron Democratic Wall hasta la llegada de Deng Xiaoping al poder, quien lo abolió. Durante este periodo realizó a mano varias portadas de libros de poesía tomando como modelos para sus primeros dibujos paisajes, las personas que transitaban por la estación o los animales del zoológico.

Nueva York (1981-1993)

Abandonó sus estudios antes de graduarse para emigrar, en 1981, a Nueva York, con el propósito de desarrollarse artísticamente. Tras estudiar inglés, se inscribió en la Parson School of Design. En un primer momento conoció las obras de Jasper John´s, las de Warhol, de quien además leyó The Philosophy of Andy Warhol: from A to B and Back Again, y se introdujo en la historia del arte contemporáneo a partir del Dadaísmo y del Surrealismo. Por otro lado, siempre le interesó el conceptualismo, Jeff Koons o Fluxus, por estar más cercano a la relación entre idea y arte que tanto afectará a su producción.

Se introdujo en la historia del arte contemporáneo a partir del Dadaísmo y del Surrealismo.

Entre sus primeras obras podemos destacar Violin (1985), siguiendo al Surrealismo, o Hanging Man (1985), muy en la línea de Duchamp, y Safe Sex (1986) en la que pegó un preservativo a un chubasquero del ejército como símbolo de la necesidad de tomar precauciones en las relaciones sexuales, y de la creciente preocupación y miedo de la sociedad de los 80 por la recién descubierta enfermedad del SIDA. Para esa exposición, Old Shoes Safe Sex, también realizó trabajos con zapatos que unía o cortaba.

También de 1985 es la serie Mao 1-3, que supuso el abandono total de la pintura (en la que tampoco se inmiscuyó mucho), una forma artística de despedida de su pasado. Sin embargo, el abandono de este lenguaje le supuso la inmersión en otro del que no se ha alejado nunca: la fotografía.

Retorno a China

Vases - Anna.Xie

Delante: Vases. Detrás: Dropping a Han Dynasty Urn. Foto: Anna Xie.

En 1993 tomó la difícil decisión de volver a su país. En este momento se da cuenta de que ideológicamente nada había cambiado. Esto lo llevó a realizar un proyecto que tuvo como resultado tres libros, The Black Book (1994), The White Book (1995) y The Grey Book (1997). Pretendía sentar una base conceptual para los creadores contemporáneos más allá de lo tradicional, y para ello convenció a diversos artistas de escribir sobre lo que existía detrás de sus procesos creativos. El mayor resultado de estos libros fue la creación del China Art Archive and Warehouse, el primer espacio para el arte contemporáneo en el país. Posteriormente fundó la FAKE Design, de la que han surgido una gran cantidad y variedad de proyectos.

La mayoría se indignará al ver romper un vaso histórico o pintar sobre él pero probablemente deje pasar[…] toda la destrucción que sucede en el mundo a diario.

Pero queríamos destacar una fotografía que bajo el título Dropping a Han Dynasty Urn (1995) muestra a este creador dejando caer un vaso de porcelana de esta dinastía (206 a. C. – 220 d. C.). Se trata de una acción rupturista con el pasado y con la tradición china, una especie de damnatio memoriae o de liberación de este pasado. Siguiendo esta línea, encontramos un vaso de la misma dinastía al que ha pintado la palabra Coca-Cola, convirtiendo una obra antigua en una pieza de arte contemporáneo.

Pero lo importante para él no es esta conversión, sino el hecho de que la mayoría se indignará al ver romper un vaso histórico o pintar sobre él pero probablemente deje pasar, sin ni siquiera ser consciente de ello, toda la destrucción que sucede en el mundo a diario, o sin recordar que su propio gobierno mandó destruir sus piezas históricas, las mismas que hoy usan como propaganda del país.

Siglo XXI

Estadio Olímpico Beijing. Loken

Estadio Olímpico de Beijing. Foto: Loken.

El siglo XXI ha supuesto el reconocimiento internacional de la obra de Ai Weiwei con la realización de diversos proyectos dentro y fuera de su país y exposiciones monográficas en las más prestigiosas galerías, bienales y museos del mundo.

Su arte, siempre ligado a sus ideas sociales, le ha servido como medio de protesta y expresión. Igualmente lo ha hecho a través de las redes sociales, siendo un profundo defensor de los derechos humanos, lo que lo llevó a un enfrentamiento directo con las políticas comunistas chinas, llegando a ser detenido en abril de 2011 en el aeropuerto de Pekín cuando se dirigía hacia Taipei con motivo de una exposición. Estuvo un total de 81 días en paradero desconocido y aún hoy se encuentra bajo arresto domiciliario. Lo acusaron de evasión de impuestos y lo obligaron a pagar una fianza de un millón de euros aproximadamente.

A pesar de todo, no perdió la fe en el arte como fuente del cambio social y quizás sea esto lo que hace de sus obras conceptos llenos de poderosos significados.

Fuck Off (2000): Fue co-curador de esta exposición, celebrada en Pekín a la par que la III Bienal de la ciudad, junto con Feng Boyi, y en ella participaron otros 46 artistas. Ai Weiwei expuso una serie de fotografías en las que hace un corte de manga a la Casa Blanca o a la Ciudad Prohibida y la ya citada serie en la que rompe un jarrón de la dinastía Han, obras que discuten el poder y las convenciones sociales.

Jinhua Architecture Park (2002): Este parque fue construido en memoria de Ai Qing. En un primer momento Weiwei rechazó el proyecto pero, siguiendo el consejo de su madre, decidió aceptar, ya que de cualquier forma se hubiera realizado con o sin su ayuda. Participaron cinco arquitectos chinos y once internacionales, además de los tres curators, en un proyecto permanente en el que hay que destacar la colaboración entre todos ellos. Los distintos edificios fueron designados en una lotería antes de comenzar el proyecto y este consiguió una gran atención.

Bubbles (2003): Establece una relación entre la porcelana realizada para los emperadores como pequeños objetos de lujo trabajada por extraordinarios artesanos y los usos que se le pueden dar en las casas. Como resultado de la mezcla de antiguos principios y de lenguajes contemporáneos surgen estas burbujas, a una escala más similar a la de los muebles que a los objetos decorativos. Sin embargo, la alta calidad con la que han sido producidas hace que sean objetos desconcertantes que se pueden colocar en cualquier lugar del hogar, pero de los que desconocemos su uso. En un sentido conceptual, es algo físico que sin embargo no está ahí, no podemos nombrarlo ni darle uso porque nos resulta desconocido.

Estadio Olímpico de Pekín (2003): El edificio, que recibió el título de Nido de pájaro, fue realizado en colaboración con Jacques Herzog y Pierre de Meuron, y quizás sea su proyecto arquitectónico más conocido por la repercusión mundial de las Olimpiadas. Fue concebido como una escultura pública.

Oil Spill- Felix Poortman

Oil Spill. Foto: Felix Poortman.

Watermelon (2006): Esta obra es resultado de la experimentación artística en Jingdezhen, uno de los centros de producción de cerámica y porcelana más importantes de China, donde estuvo en contacto con los artesanos y las técnicas empleadas en la zona. De esta estancia también son resultado Pillars, pilares de 2,3 metros, u Oil Spill, donde trabaja con la cerámica negra esmaltada para representar manchas de aceite.

World Map - Bienal de Sydney

World Map. Foto: Bienal de Sydney.

World Map (2006): Se trata de un mapa tridimensional del mundo realizado con capas de algodón. Está concebido para que su instalación sea compleja, manifestando el uso de su país como manufacturero de ropa a bajo coste que, posteriormente, es exportada y vendida a un precio mucho mayor.

Fountain of Light (2007): Se concibió para la Tate Liverpool. Por un lado hace referencia a la vanguardia rusa, imitando el Monumento a la III Internacional de Tatlin, a la que considera un movimiento innovador e imaginativo acerca de lo que iba a ser el siglo XX, llegando a ser utópico en muchas ocasiones. Por otro lado, juega con la ambigüedad del comienzo de la era industrial y el inicio de la globalización, en la que Inglaterra tuvo un importante papel.

Descending Light (2007): Esta obra fue realizada para la exposición monográfica que celebró en la Galería Mary Boone de Nueva York. Se trata de una instalación compuesta por siete aros de cristales rojos cuyos interiores están iluminados por bombillas, una especie de candelabro que cae. El color recuerda al adoptado por el comunismo y al rojo tradicional en la historia de China. Los cristales están realizados en la provincia de Zhiejiang, de donde también salieron los cristales usados en las lámparas del Gran Salón del Pueblo de la plaza de Tianamen. Podría significar el colapso del régimen chino o una crítica al materialismo imperante y su influencia en la cultura de masas.

Ai wei wei, Descending

Descending Light. Foto: Thais Melillo.

Fairytale (2007): Fue el proyecto que realizó para la Documenta Kassel, que consistió en invitar a 1.001 chinos a visitar la ciudad. La idea surgió en Suiza y de ella se pasó a un trabajo constante que documentara el viaje, desde la selección de personas de diversa procedencia a las dificultades para obtener el visado. En la grabación muestra la complejidad de China y el escaso conocimiento que se tiene de ella. Lo concibe como una fábula moderna que aporta una moraleja al conocimiento global desmitificador de lo que ocurre en su país.

Junto al documental expuso objetos usados en el viaje como maletas o camas. También expuso 1.001 sillas reconstruidas de la dinastía Qing (1694-1911), todas similares, pero a la vez todas diferentes como las personas que muestra en su vídeo.

En 2008 el gobierno lo invitó a que levantara un nuevo estudio, pero en 2011 lo declaró ilegal y lo obligó a demolerlo. Para tal evento creó una fiesta de demolición que publicitó a través de Twitter a la que no asistió, pero sí grabó el proceso de destrucción del edificio.

Ordos 100 (2008): De nuevo en colaboración con Herzog y de Meuron, dirigió este proyecto arquitectónico en el que participaran cien arquitectos de Mongolia Interior. Para que conozcas más de este proyecto te dejamos el documental que Ai Weiwei realizó para el Festival de Cine de Rotterdam de 2012.

Remembering (2009): Se trata de una instalación-fachada compuesta de 9.000 mochilas de diversos colores que formaban la frase “Vivió felizmente en esta tierra 7 años”. El texto proviene de la correspondencia de los supervivientes del terremoto de Sichuan, más concretamente de los padres de una niña fallecida que tan solo querían que su hija fuera recordada.

Remembering - Pittigrilli

Remembering. Foto: Pittigrilli.

En este terremoto murieron más de 70.000 personas, muchas de ellas niños en escuelas con construcciones defectuosas mandadas levantar por el gobierno. Ai Weiwei hizo una investigación para esclarecer los hechos que publicó en su blog y el documental Hua Lion Ba´er. La transparencia siempre ha sido uno de sus motivos de lucha, pero tras publicar los nombres de los estudiantes muertos en el temblor un año después de la tragedia, las autoridades clausuraron su blog e instalaron cámaras de vigilancia en su casa. Entonces se abrió una cuenta de Twitter para eludir la censura. Cree que Internet brinda una maravillosa oportunidad de cambiar la mentalidad de las personas.

Sunflower Seeds, Tate Modern - Gareth Jones

Sunflower Seeds, Tate Modern. Foto: Gareth Jones.

Sunflowers Seeds (2009): Es otro de sus proyectos más conocidos. Realizado para la sala de turbinas de la Tate Modern, se compone de cien millones de pipas de girasol modeladas en porcelana y pintadas a mano por un millón de artesanos chinos, lo que convierte a cada pipa en una pieza única. Se establece un diálogo entre las técnicas artísticas ancestrales y tradicionales chinas y la producción en masa actual. Además, sirve para poner de manifiesto la gran pluralidad de opiniones que existen en China pero no son escuchadas. Habla de un esfuerzo similar al que hace en Twitter: compartir información.

Zodiaco - Jim Henderson

Circle of Animals / Zodiac Heads. Foto: Jim Henderson.

Circle of Animals/Zodiac Heads (2010): Fue esculpida por Li Zhanyang, y se trata de una reinterpretación de las que hubo en Yuanming Yuan, posteriormente expoliadas por franceses y británicos. En esta obra focaliza la atención en el pillaje y la repatriación y, al mismo tiempo, explora los conceptos de falsificación y copia. Fue la primera exposición de arte público de Weiwei que tuvo una gira por diversas ciudades.

Grapes - Pittigrilli

Grapes. Foto: Pittigrilli.

Grapes (2010): Es una instalación compuesta por una serie de taburetes de la dinastía Qing (1644-1911) unidos entre sí formando un semicírculo, agresivo o defensivo a la vez según la perspectiva desde la que se mire y el lugar donde nos encontremos. Usando dos taburetes de esta dinastía también realizó Stool, en el que ambos dejan de tener su función original y desafían las leyes de la física. Pretende crear una cierta nostalgia del pasado, pero también la idea de que hay que sacudir los convencionalismos culturales y los valores tradicionales que se han enquistado.

Además de estas piezas debemos recordar otro tipo de manifestaciones, como las performances-protesta que ha realizado, como su propio Gran Hermano un año después de su detención, aunque poco tardaron las autoridades en censurarlo, tan solo dos días, al igual que hicieron con su peculiar versión de la popular canción de Psy, cambiándole el título por Cao Ni Ma Style, en la que baila con las manos como si estuviera esposado.

Son muchas las obras de Ai Weiwei que se nos quedan en el tintero, pero esperamos que esta selección haya servido para orientarte en su producción y que, si tienes la oportunidad, disfrutes mucho más la exposición del CAAC.