El arte de los siglos XX y XXI en América es tan interesante como poca difusión ha tenido en España. Es cierto que hay algunos artistas plásticos muy bien conocidos como Diego Rivera, Rufino Tamallo o Frida Khalo, sin embargo, la Historia del Arte Americana está llena de grandes y poco conocidos artistas. Por este motivo hoy te quiero presentar a 4 mujeres artistas cuya obra quizás no conozcas pero que son figuras capitales tanto dentro como fuera de los países donde se desarrollaron.

Amelia Peláez. (Yaguajay,1896- La Habana,1968)

amelia-pelaez-peces-1959

Amelia Peláez, Peces, 1959. (*)

Por cierto, ¿conoces el libro Por Qué Estudiar Historia del Arte?

Te recomiendo que le eches un vistazo.

Nació en una familia burguesa y con 18 se traslada a La Habana tras la muerte de su padre. En ese momento comienza a estudiar pintura en la Escuela de San Alejandro, fundada en 1818 pero muy alejada de cualquier tipo de vanguardia, llegando incluso a desconocer el impresionismo. Esta institución le concede una beca para estudiar la organización de la Academia en París.

En ese momento descubre las vanguardias y comienza el cambio en su pintura. Conoció a Alexandra Exter, con la que estudió composición, abstracción y teoría del color. Además, comienza a asimilar el cubismo y a experimentar con él.

En 1935 vuelve a Cuba y se encuentra con una Habana en plena renovación estética, gracias a la revista de Avance que organiza en 1927 una exposición desligada de la Academia, y efervescencia ideológica. En este ambiente comienza, un año después, su obra más personal: Bodegones Criollos. Además de esta obra también destacan sus grandes murales para el Ministerio de Asuntos Exteriores de Cuba o para el Hotel Hilton Habana.

En 1938 recibió un premio en la Exposición Nacional de Pintores y Escultores y participó en numerosas revistas artísticas como Orígenes o Nadie Parescia, además de en la Bienal de Sao Paulo y Venecia e invitada de Honor de la I Bienal Interamericana de Pintura y Dibujo.

Es una figura escencial en la Historia del Arte cubano ya que fue ella quien introduce el cubismo en Cuba a pesar de que partiera de una formación académica.

Lygia Clark. (Belo Horizonte, 1920 – Rio de Janeiro, 1988)

lygia-clark

Los primeros estudios artísticos los realiza ya cumplidos los 27 años y tres años más tarde viaja a París para estudiar pintura. Su obra se inscribe en el Neoconcretismo, vanguardia de los años 50 creada junto con Helio Oiticica tras la Exposición de Arte Concreto de 1956 como respuesta y reacción a la misma, aunque en 1953 fundó otro grupo, Grupo Frente, junto con Oiticica, Lygia Pape e Ivan Serpa entre otros.

El Movimiento Neoconcreto surge en 1959 con la realización de una exposición en Río de Janeiro cuando, también, es redactado su manifiesto por Ferreiro Grullar. En él, niegan la validez de las actividades científicas y positivistas en el Arte, y pretendía replantear el problema de la movilidad. Criticaba el exceso de racionalidad en el Arte. Lo veían, el Concreto, como un arte frío alejado de la emotividad.

Ellos buscaban la tercera dimensión y el movimiento real y la acción física del espectador para con la obra, desmitificando así la idea de objeto artístico. Es este el momento en el que Lygia Clarck comienza a realizar objetos que el espectador pueda manipular. En 1959 crea esculturas metálicas con madera, de pequeño tamaño, anti-monumentales, que se agrupa en tres series:

  • Bichos.
  • Gusanos Trepadores.
  • Gusanos de Caucho.

En la década de los 60 viaja a París y a finales de esa misma década sufre una crisis que le lleva a dedicarse al happening para involucrar más al espectador hasta que en 1978 abandona el mundo de la producción artística para dedicarse a la terapia psicoanalítica a través del arte. Muere en 1978 por un infarto, pero su legado más importante fue la desmitificación del objeto artístico, lo que en el momento fue toda una revolución.

Remedios Varo. (Anglés, 1908- Mexico D.F., 1963)

remedios-varo-vampiros-vegetarianos

Remedios Varo, Vampiros Vegetarianos, 1962. (*)

Aunque nace en España se la considera mexicana de adopción. Emigró a Francia con el estallido de la Guerra Civil española, donde,en 1937, conoció al André Breton y al grupo de surrealistas, y posteriormente a México en compañía de Benjamín Peret tras la invasión nazi al país galo

Su obra se enmarca dentro del surrealismo pero entiende la pintura de una forma más poética (romanticismo lírico). Participó en la Exposición de París de 1938 pero su estilo se desarrolla más a partir de finales de la década de los 40.

En 1941, dejó Europa debido a la II Guerra Mundial y volvió a México junto con Peret y muchos refugiados europeos. Se siguió relacionando con artistas europeos en América, entre ellos Marc Chagall, con quien colaboró en la realización del vestuario de la ópera Aleko, estrenada en México D.F. en 1942.

En 1947, Peret vuelve a Francia y ella se instala en Venezuela durante dos años. A suvuelta comenzó una relación con un austriaco, Walter Gruen, cuya posición económica le permitio concentrarse en su carrera artística. En 1955, celebró su primera exposición individual en la Galería Diana de la capital mexicana, en un momento en el que el país se abría a otras tendencias tras décadas de dominio del muralismo.

Obras como El Tejido de los Sueños, El Relojero, El Paraíso de los Gatos o Vampiros Vegetarianos dan buena cuenta de un estilo tan individual como embelesador.En sus composiciones se interesa por la alquimia y por lo mágico y usa el collage y la asociación de imágenes como producto de relaciones oníricas. También quiere mostrar a la mujer como una fuerza renovadora y creadora y adopta mitos relacionados con lo masculino para transcribirlos a temas femeninos.

María Izquierdo. (Jalisco,1902- México D.F.,1955)

maria-izquierdo-bodegón

María Izquierdo, Bodegón. (*)

Aunque natural de Jalisco su obra comienza en México DF con 26 años, cuando logra separarse de su marido con el que la casaron con tan sólo 14 años. En ese momento comenzó a estudiar en la Escuela Nacional de Bellas Artes, donde conoció a Rufino Tamallo, cuya obra le inspiró en sus primeros años y en la que expuso en 1928.

Sus obras tuvieron una rápida aceptación ya que en 140 se le organiza una exposición individual en Nueva York, siendo la primera mexicana en exponer individualmente en Estados Unidos. Sus pinturas se caracterizan por un uso naif de la perspectiva y del modelado, formas sencillas y el uso de un colorido telúrico.

Sus temas principales son el circo, a través del que escapa de la sociedad burguesa, composiciones a pequeña escala con ruina clásicas y en un ambiente cósmico, y bodegones, donde consolida su pintura y para los que toma como inspiración el arte colonial y el arte del siglo XX mexicano, y suelen estar enmarcados en alacenas que hacen referencia a su claustrofóbica juventud, momento que ella rechaza en muchas de sus pinturas. Aunque se la etiquetó como pintora surrealista, ella nunca se consideró dentro de este movimiento.

También luchó en sus pinturas contra la misoginia que ella tuvo que sufrir en diversas ocasiones, siendo la más llamativa aquella en que se le encargó un ciclo pictórico para el Palacio del Departamento Federal de México y fuera criticada por Siqueiros, Orozco y Rivera y tachada como una artista a la que le faltaba experiencia y talento.

No dejo de pintar hasta su muerte en 1955 a pesar de sus problemas físicos y, a pesar de tener actualmente la fama de Frida Khalo, abrió muchas puertas para las artistas en México y hoy es considerada una de las más importantes pintoras mundiales.

(*) Imágenes: lajiribilla.com, rfoltram.