templo-debod

Templo de Debod, Parque del Oeste, Madrid. (*)

El templo de Debod es un templo de origen egipcio que data del siglo II a. C. Fue mandado a construir por el rey Adijalamani en época greco-romana. El término Debod significa “casa, edificio o templo”, Debod era el nombre del lugar y de ahí viene esta denominación.

Por cierto, ¿conoces el libro Por Qué Estudiar Historia del Arte?

Te recomiendo que le eches un vistazo.

El emplazamiento original del templo estaba situado en la región egipcia de Nubia, a unos veinte kilómetros al sur de la isla de Filé, muy cerca de donde ahora se encuentra la Presa de Asuán. El templo formaba parte de una ruta de peregrinación para la veneración de la diosa Isis (diosa de la maternidad y del nacimiento), ya que según cuenta una leyenda, en este lugar Isis dio a luz a su hijo Horus.

Estaba construido en medio de un desierto, sobre una pequeña meseta llana, cerca del Nilo. El acceso al templo era fluvial, como en todos los de Nubia. A él se llegaba a través de un embarcadero, que conducía al recinto sagrado del templo, también conocido como themenos.

Aunque se encontraba en la ruta de peregrinación de los templos de Isis, en realidad, a quien se veneraba aquí era al rey Amón (símbolo del poder creador y padre de todos los vientos); y principal divinidad de la religión egipcia, como así lo atestiguan los jeroglíficos que se encuentran en el interior del edificio.

El templo estaba construido con grandes piedras y consistía en tres pilonos alineados y una construcción de dos plantas con una portada compuesta de cuatro columnas (dos de ellas con capitel en forma de palma), que da acceso a un interior con varias capillas y una cripta. Al interior sólo podían acceder el faraón y los sacerdotes y allí se guardaban las estatuas del dios que se iba a adorar. En ese lugar se practicaban ceremonias rituales que consistían en el lavado y perfumado de las imágenes, así como la ofrenda de alimentos al dios.

Al interior sólo podían acceder el faraón y los sacerdotes y allí se guardaban las estatuas del dios que se iba a adorar

Actualmente, el templo de Debod se encuentra ubicado en el centro de Madrid, en el Parque del Oeste. Llegó a nuestro país debido a la intervención de España en la denominada Campaña del Nubia, que la UNESCO puso en marcha cuando empezó a construirse la Presa de Asuán, que ponía en peligro de inundación a veinticuatro templos de la zona.

La ciudad de Asuán ya tenía una presa, la llamada Presa Baja, que había sido construida por los británicos entre 1899 y 1902, cuando Egipto era una todavía una colonia dependiente del Imperio. Sin embargo, esta presa se había vuelto, a mediados del siglo XX, insuficiente para contener las constantes crecidas del río Nilo, cuyo caudal era tan abundante que inundaba las zonas aledañas perjudicando los cultivos y creando, con ello, graves hambrunas. Curiosamente ocurría lo contrario que en la más esplendorosa época de Egipto, cuando el río contribuía a nutrir las tierras de cultivo.

Por este motivo, en 1952 el presidente de Egipto Gamal Abdel Nasser, ordenó proyectar una nueva presa que permitiese contener mejor las aguas del Nilo. En 1960 comenzó la construcción de la llamada Presa Alta de Asuán y en 1968 comenzaron los traslados de los templos para evitar su definitiva desaparición. El primero en trasladarse fue precisamente el templo de Debod, debido a que era el que más próximo se encontraba a la Presa. Ese mismo año llegó a España tras su despiece en su ubicación original piedra a piedra.

Llegó con unos planos que indicaban de qué forma debían colocarse las piezas. Como un gran rompecabezas muy difícil de recomponer, ya que algunas de las piedras resultaron dañadas, se extraviaron o no estaban bien numeradas con respecto a los planos. Aún así, el templo logró reconstruirse con sus lógicas carencias, pero intentado que resultase lo más fidedigno posible. Se dio como perdido uno de los pilonos que daban acceso al templo y por eso sólo pudieron alzarse los dos que se encuentran actualmente. Por otra parte, se intentó recrear el ambiente en el que se encontraba el templo, por eso se colocó siguiendo la misma orientación, se situó en un parque que tuviera abundante vegetación y se construyó un pequeño estanque que recordase sutilmente al Nilo.

En la actualidad, el Ayuntamiento de Madrid es el organismo encargado de su custodia y mantenimiento, permitiendo el acceso gratuito a los visitantes al interior del templo, donde se han utilizado modernas técnicas museográficas para explicar la peculiar historia del Templo de Debod.

Descárgate la audioguía

Si quieres descargarte la audioguía gratuita que hemos realizado, haz click en este enlace. Si te suscribes a la newsletter de CROMA Comisarios Culturales recibirás de regalo esta audioguía que podrás descargarte y, además, tendrás acceso a la visualización de una conferencia que no te dejará indiferente.

(*) Imagen de Portada: Fernando Carmona González. Creative Commons License.