Pintura la barca de dante

Eugène Delacroix, La Barca de Dante, 1822, Museo del Louvre, París.

Al hilo de lo que comentamos en este otro artículo sobre empresas culturales, es preciso aclarar que, en realidad, si vas a iniciar una actividad económica por cuenta propia, es suficiente con que te des de alta como autónomo en Hacienda y en la Seguridad Social y pagues tus tributos en los periodos del año que te indiquen (normalmente cada tres meses, pero depende del país en el que te encuentres).

Por cierto, ¿conoces el libro Por Qué Estudiar Historia del Arte?

Te recomiendo que le eches un vistazo.

Los gastos fijos de los autónomos son muy elevados

Esta es una fórmula que NO es perfecta, porque normalmente es necesario satisfacer unos gastos muy elevados. En España, la cuota mensual está en torno a los 266€ con la base mínima de cotización y, con cada declaración trimestral, se te descontará un 20 % de tus beneficios.

Además, tendrás que darte de alta en el Impuesto de Valor Añadido (IVA), lo cual incrementará un 21 % cada factura que generes y aumentará el precio final que el cliente deberá abonar. Pero no olvides que pagar impuestos es necesario para el desarrollo de la sociedad y que haciéndolo contribuyes a mantener el estado de bienestar, por lo que cuando te veas obligado a hacerlo es preferible que te lo plantees de esta manera.

No obstante, esto no significa que no podamos estar de acuerdo con la idea de que las cuotas mensuales de los autónomos son muy elevadas (que lo son). A pesar de que existen bonificaciones para los menores de 35 años de edad o ciertas ventajas para las personas que se dan de alta por primera vez, lo cierto es que ser autónomo es caro. Tal y como ocurre en otros países, debería aplicarse un sistema proporcional de cobros que dependa de los ingresos de la actividad comercial.

Sin embargo, ser autónomo tiene la ventaja de que puedes gestionar tú solo tu propia contabilidad y no es necesario contratar los servicios de un asesor profesional.

Asimismo, puedes ser autónomo durante un periodo corto de tiempo, mientras dure la ejecución de un proyecto, y a continuación puedes darte de baja. Esto dependerá de tus circunstancias personales y de los recursos económicos que tengas.

Las cooperativas, una fórmula más económica para desarrollar proyectos culturales

Por último, te sugiero una fórmula alternativa que puedes investigar para poder empezar a trabajar como autónomo: las cooperativas. Como puede ser diferente en cada país, me limitaré a decir que, si entras en una cooperativa, podrás cobrar por obra y servicio realizado, con unos costes mucho más ajustados. Te recomiendo que realices una búsqueda de las cooperativas que existen en tu ciudad y que preguntes si puedes formar parte de alguna de ellas para poder empezar a facturar.

Por qué estudiar Historia del Arte

Por qué estudiar Historia del Arte

Si quieres tener más información sobre las salidas profesionales que tiene la carrera de Historia del Arte y cómo puedes enfocar tu porvenir profesional, te recomiendo que le eches un vistazo al nuevo libro que hemos lanzado. Haz click en este enlace para obtener más información.