sala-expo

En la sala de exposiciones temporales del Castillo de Chipiona, en Cádiz, ha tenido lugar la exposición Contraste del artista manchego Diego Muñoz García.

Por cierto, ¿conoces el libro Por Qué Estudiar Historia del Arte?

Te recomiendo que le eches un vistazo.

Artista con una trayectoria más que consolidada:

  • Exposiciones individuales en galerías de Madrid, Salamanca, Ciudad Real, Toledo y en países como Estados Unidos o Bélgica.
  • Exposiciones colectivas en ferias y galerías de Madrid, Ciudad Real o Portugal.

Numerosos premios de pintura y obra en colecciones particulares, Diego Muñoz nos presenta en esta ocasión una gran variedad de obras: paisajes de la Mancha y Chipiona, bodegones y escultura. Todas ellas nos introducen en una atmósfera llena de cálidos colores, pinceladas sueltas y composiciones en armonía.

A través de una entrevista al propio artista, hemos tenido la oportunidad de vivir más de cerca su rica producción artística.

¿Cuándo decidió dedicarse a la pintura?

Desde muy pequeño me empezó a interesar la pintura. En un principio pintaba caballos y ya tenía claro que me quería dedicar a la pintura. En Ciudad Real, en el año 1974 me gradué en la Escuela de Arte y Oficios. En esta escuela nos graduamos diez alumnos y de allí salimos una buena promoción. Cada uno de los que estuvimos allí hemos encontrado un hueco en el mundo del arte.

¿Desde sus inicios su pintura ha estado influida por algún movimiento artístico o artista en concreto?

No. Desde mis inicios no he adquirido ningún tipo de influencia. Siempre he realizado una pintura muy personal. He querido beber de los clásicos pero no copiarlos. En la Escuela de Artes y Oficios tuve la suerte de aprender a pintar con buenos maestros. Esto te permite no estar influido por ningún tipo de movimiento o artista. Dibujábamos muchísimo, incluso realizábamos numerosas esculturas que nos ayudaban mucho a dibujar. Además de mi interés por la pintura y la escultura, estuve muy interesado y me sigue gustando mucho la decoración de interiores.

¿Se considera polifacético en cuanto a su temática?

tinaja-manchega

Mi obra ha seguido una evolución. No estoy de acuerdo en elegir una temática y repetirla hasta la saciedad. Que no haya variedad me aburre. Siempre he tenido un fuerte interés por evolucionar y aportar siempre algo a la pintura. Trabajo el realismo pero también la abstracción y el surrealismo. Antes de exponer en Chipiona, expuse en el mes de mayo en Madrid en Priorité Art Coffee Shop en este caso pintura abstracta.

¿Cómo puede ayudar al visitante a interpretar su obra en el caso de que usted no se encuentre presente?

Siempre he intentado estar presente en todas mis exposiciones. Mis obras son como mis hijos. Considero fundamental estar siempre al lado de ella. Al estar yo presente puedo crear una visión mucho más directa y cálida en el público que la visita. Por ejemplo en las cartelas informativas de cada obra, no he incluido la técnica, sólo el título. Así el público está invitado a preguntarme sobre cada una de mis obras.

En esta exposición encontramos paisajes de Chipiona ¿qué tipo de vinculación tiene con esta ciudad?

Mi padre era de Sevilla y estuvo destinado en Cádiz como militar además de en otras ciudades como Marruecos o Madrid. Mi madre es de Jerez de la Frontera. Así que desde niño venía mucho a Chipiona. He incluido en esta exposición mi serie de Marinas. En todas ellas se puede apreciar una técnica diferente mediante el uso de arena de la playa. Trabajo la textura, imprimo la base para lograr una riqueza plástica. Me gusta trabajar en general con la materia. No me gusta que quede la obra excesivamente lisa o relamida. En los paisajes sobre la Mancha se pueden apreciar pinceladas muy sueltas, que no llegan a ser Impresionistas pero que están muy cerca.

Después de haber recibido numerosos premios de pintura y haber expuesto en numerosas ciudades españolas, aparte de Estados Unidos, Francia o Bélgica, y echando una vista hacia toda su trayectoria, ¿cómo definiría la obra de Diego Muñoz?

Mi obra está en continua evolución. No voy a parar de aportar nuevas cosas a mi obra. Ahora me han seleccionado una obra abstracta para la Bienal de Albacete. En mis obras realistas también incluyo elementos abstractos o surrealistas. Considero fundamental que una obra tenga una lectura y esté viva en cuanto a temática y color. No hace falta ser un entendido del arte para comprender una obra. Lo importante es plantarte delante de ella y que te transmita fuerza o belleza.

¿Qué opina sobre el arte contemporáneo actual? ¿Cree usted que todo vale?

Todo vale por desgracia. Algunas veces me indigno porque pertenezco a la escuela clásica. No estoy para nada en contra de las tendencias actuales pero sí en contra de la obra mal hecha. El arte para mí es algo muy importante y hay autores que ni trabajan su obra. Es importante trasmitir al público. La obra de arte tiene alma y vida. Creo que nos falta cultura, saber diferenciar lo que es bueno de lo que es malo. El arte es una inversión a corto o a largo plazo, dependiendo del éxito de su autor.

¿Cuál es su opinión sobre la crisis actual? ¿Está afectando a los artistas?

Está afectando. Todos nos agarramos a la crisis. Pero en mi caso, si alguien no accede a mi obra es porque no quiere. Los precios de mis pinturas son bajos, cualquier pareja que sale a cenar a un restaurante se gasta lo mismo que se gastaría en una de mis obras. Otro problema son las galerías de arte que siempre cobran una comisión además de marcarte un estilo y exponerla con una serie de condiciones. A mí no me interesa exponer mi obra en Galerías. Luego queda almacenada sin que la vea nadie. Me interesa más tenerla en mi estudio.

(*) Imagen de Portada: Inés Cabello.