El desnudo ha sido siempre tema central del arte desde la Grecia Clásica. En la actualidad y tras siglos de censura, la belleza del cuerpo humano desnudo recupera su protagonismo. Os proponemos un breve recorrido a través de la fotografía erótica, arrancando desde sus orígenes, pasando por algunas de las más sugerentes y provocadoras imágenes y acabando con la obra de algunos de los fotógrafos más influyentes de la actualidad. En esta primera entrega nos centraremos en los inicios de la fotografía erótica.
Esperamos que disfrutes con estas hermosas imágenes de gran sensualidad.

Los orígenes de la fotografía erótica

Desde la aparición del primer sistema de fotografía, el daguerrotipo (1839), el desnudo y las postales eróticas comenzaron a realizarse: ya en 1855 encontramos los primeros ejemplos. Las primeras modelos solían ser prostitutas y bailarinas o jóvenes de origen humilde que adoptaban las típicas poses de los personajes de las obras pictóricas clásicas, desde mujeres estiradas en hermosos divanes, hasta hermosas ninfas jugando por el campo bucólicamente. Hemos de tener en cuenta que la pintura y la escultura eran las únicas referencias artísticas que se conocían para llevar a cabo esta clase de fotografías, así como que en aquella época el prototipo de erotismo era la odalisca desnuda.

Por cierto, ¿conoces el libro Por Qué Estudiar Historia del Arte?

Te recomiendo que le eches un vistazo.

La mejor colección de fotografía erótica de la segunda mitad del siglo XIX y principios del XX es la del alemán Uwe Scheid, miembro de la Academia Fotográfica Alemana y de la Sociedad Europea para la Historia de la Fotografía. En las décadas de su actividad como coleccionista, reunió miles de daguerrotipos y fotografías eróticas.

Anónimo, 1855.

Anónimo, 1855.

Anónimo, 1855, Colección Uwe Scheid.v

Anónimo, 1855, Colección Uwe Scheid.

Anónimo, 1890, Colección Uwe Scheid.

Anónimo, 1890, Colección Uwe Scheid.

Un extraño hallazgo…

En los fondos de la Colección de la Librería del Congreso Norteamericano se ha encontrado una interesante serie de fotografía eróticas de bailarinas de burlesque de los años 20.

Anónimo, década de los años veinte.

Anónimo, 1926.

Anónimo, años 20.

Anónimo, 1923.

Anónimo, años 20.

Anónimo, 1928.

Félix – Jacques Moulin (1802 – 1875)

La fotografía erótica nació en Francia, sin duda. Este artista francés se especializó en sus primeros años de carrera artística en los daguerrotipos de desnudos de jóvenes muchachas. El carácter erótico implícito en muchas de sus obras, así como la juventud de sus modelos, hicieron que Félix-Jacques Moullin fuese arrestado durante un mes y sus daguerrotipos confiscados.

Sus obras se conservan en la Biblioteca Nacional de Francia, el Museo de Orsay y The Getty Center, entre otros lugares.

Félix Jacques Moullin, Mistinguett en el Moulin Rouge.

Félix Jacques Moulin, Mistinguett en el Moulin Rouge.

Baigneuse Auguste Blloc en el Moullin Rouge.

Félix Jacques Moulin, Baigneuse Auguste Belloc en el Moullin Rouge.

Féliz-Jacques-Moullin.-Sin-título.

Jean Agélou (1878 – 1921)

Este fotógrafo francés fue el mayor productor de tarjetas postales de desnudos entre los años 1908 – 1916, a pesar de que el desnudo integral en fotografía fue prohibido en Francia en 1908. Por esta razón estas imágenes empezaron a circular clandestinamente y sus autores tenían que actuar con discreción: las postales eróticas se vendían por correspondencia en sobres cerrados y Jean Agélou firmaba solo con sus iniciales.

Jean Agélou, Sin título, 1910.

Jean Agélou, Sin título.

Jean Agélou

Alfred Stieglitz (1864 – 1946)

El artista alemán Alfred Stieglitz –conocido también por su matrimonio con la pintora Georgia O´Keeffe– luchó a lo largo de toda su carrera por equiparar la fotografía a otras artes visuales, como la escultura o la pintura. Para ello exploró las capacidades pictóricas de la fotografía (composición, texturas…), para después recurrir a elementos propiamente fotográficos (profundidad de campo, efecto de corte fotográfico…).

Asimismo, dado que los grandes clubes fotográficos de moda en Estados Unidos no le satisfacían, decidió fundar su propio grupo con el objetivo de forzar al mundo del arte a reconocer la fotografía como un medio distintivo de expresión individual. De este modo, en 1902 organizó el grupo Photo-Secession, en el cual solo se podía entrar por estricta invitación.

Dentro de su producción cabe destacar algunos ejemplos de sugerentes fotografías en las que, más que recurrir al desnudo explícito, busca la sensualidad a través de pequeños detalles del cuerpo o la indumentaria femenina.

Alfred Stieglitz, Dorothy True, 1919.

Alfred Stieglitz, Dorothy True, 1919.

Alfred Stieglitz