Para terminar esta semana dedicada a los Museos Vaticanos, hemos querido anotar una serie de lugares de mucho interés que se encuentran muy cerca de los Museos Vaticanos.

Para que aparte de visitarlos puedas tener una idea más completa de esta zona de Roma, aquí te dejamos algunos sitios muy interesantes:

Analizaremos algunos lugares de interés que se encuentran en uno de los barrios (rioni) del Centro Histórico de Roma: El Barrio del Borgo. Este nombre deriva de la palabra germánica burg, dada por los sajones que se acercaban a Roma en la Alta Edad Media.

La zona se encuentra a la derecha del río Tíber, es una planta trapezoidal que viene delimitada al oeste por la Ciudad del Vaticano, el Tevere al este, Prati en el Norte, el barrio llamado Aurelio suroeste y el Trastevere al Sur.

Vía della Conciliazione

Esta Avenida une la Capital de Italia con el Estado del Vaticano. Es uno de los principales accesos a la Basílica de San Pedro y tiene una longitud de aproximadamente 500 m2. Fue construida en el año 1936 después de la destrucción de la Spina del Borgo que existía desde la época romana. El proyecto de la demolición de la Spina fue aprobado por Mussolini y Pío XI y ejecutado por los arquitectos Marcello Piacentini y Atilio Spaccarelli tras el acuerdo de 1929 entre el Estado Italiano y la Santa Sede, por este motivo se le puso este nombre: della conciliazione.

El proyecto fue uno de los más importantes que se realizaron durante el régimen fascista, caracterizados por el monumentalismo del arquitecto Marcello Piacentini y provocó además la eliminación del efecto sorpresa, propio del estilo Barroco, que anteriormente se había conseguido gracias a los arquitectos del siglo XVII como Bernini. El calle refleja el estilo Neoclásico del autor, aunque menos desarrollado.

Con motivo de la construcción de esta Avenida, fueron demolidos algunos edificios históricos como las iglesias de San Giacomo a Scossacavalli y Sant’Angelo ai Corridori. Debido a la llegada de gran cantidad de peregrinos, los antiguos apartamentos de esta avenida fueron transformándose en residencias turísticas y los antiguos negocios artesanales en tiendas de regalos o negocios de fast food. Sin embargo, esta unión entre el Estado Vaticano y la Ciudad de Roma mediante la avenida, ofrece una bella vista panorámica de la Basílica de San Pedro.

Iglesia de Santa María in Transpontina

Situada en la misma Vía della Conciliazione, muy cerca del Vaticano. Fue construida en el siglo XVI, sobre otra más antigua que fue mandada demoler por Pío IV ya que obstaculizaba las líneas de fuego de los cañones que provenían del Castel Sant’Angelo. Por este mismo motivo posteriormente se realizó su cúpula sin tambor para que no fuera tan elevada. La antigua Iglesia era del siglo VIII y se encontraba más cerca del Castel Sant’Agelo. En ella se formaban los emperadores que eran coronados en el Sacro Imperio Romano.

La Iglesia fue reconstruida en el siglo XVI sobre la Sede del Gobernador de la zona. Se empezó a construir en el año 1566 siguiendo el proyecto del arquitecto Sallustio Peruzzi y posteriormente fue continuada por el arquitecto Ottaviano Mascherino, quien había edificado el primer núcleo del Palacio del Quirinale. El interior de la Iglesia está dividido en tres naves separadas por pilastras y cuenta con 12 capillas laterales. La fachada del exterior fue construida con materiales provenientes del expolio del Coliseo.

Entre las obras más destacadas destaca el altar Mayor de estilo Barroco, obra de Carlo Fontana de 1674, que contiene un icono de la Virgen italo-bizantina y en una de las capillas se encuentran dos columnas que se dice que fueron utilizadas para los martirios de San Pedro y San Pablo en el Circo de Nerón.

La muralla (Mura Leonine)

La muralla se construye entre el año 848 y 852 por el papa Leone IV como protección de las Colinas del Vaticano y de la Basílica de San Pedro ante la amenaza de los musulmanes, ya que en el año 846 habían saqueado la zona durante el pontificado de Sergio II. La primera vez que un ejército no cristiano violaba en centro de la Cristiandad.

Para su construcción se usaron a ciudadanos romanos como mano de obra, campesinos y esclavos que provenían de la Batalla de Ostia del año 849. Se utilizaron materiales de edificios romanos de la zona y se le llamó Mura Leonine en deseo del Papa. Éste mandó introducir en todas las puertas dísticos latinos que exaltaban su figura y la del emperador Lotalio I quien había contribuido a la financiación de las obras.

El 27 de junio de 852 el papa recorre con los pies desnudos y acompañado por las altas jerarquías ciudadanas y eclesiásticas la Muralla para su inauguración y fue parándose en cada puerta para bendecirla mientras que siete obispos se encargaban de lanzar agua santa sobre la Muralla.

A partir de su construcción, la zona queda establecida como una ciudad separada, la Civitas Leonina, con magistrados y gobernadores propios. Hasta el año 1586, cuando el papa Sixto V la considera una nueva parte de Roma, el XIV rione (barrio) llamado Borgo.

Con la muralla y el Castel Sant’ Angelo, los papas pensaron que el Vaticano estaba más protegido pero siguieron construyendo nuevos palacios en el recorrido de la Muralla. Ésta fue restaurada, ampliada y reforzada en varios momentos. También se procedió a abrir y cerrar puertas según las nuevas necesidades militares o residenciales.

Destacan numerosas puertas que son muy interesantes de visitar: Porta Santo Spirito, Porta Cavaleggeri, Porta Fabrica, Porta Pertusa, Porta Angelica, Porta San Pellegrino, etc.

Auditorium Conciliazione

Situado en Vía della Conciliazione número 4, es una sala de audiencias y de conciertos. Obra de Marcello Piacentini (quien había construido la Vía della Conciliazione), fue inaugurado en el año 1950.

El Teatro se encuentra en el Palacio Pío y surgió como consecuencia del plan de reordenamiento urbanístico de la zona. Se derribaron numerosas casas y las reconstrucciones fueron realizadas bajo el gobierno fascista de Mussolini. Las obras comenzaron en los años 30 hasta después de la Segunda Guerra Mundial.

En un principio el edificio se destinó a audiencias pontificias, proyecciones cinematográficas religiosas, conciertos y grandes eventos.

Fue sede de la Orquestra sinfónica de la Academia Nacional de Santa Cecilia hasta el año 2003, cuando la orquesta se trasladó al Auditorium Parco della Musica realizado por Renzo Piano. En el año 2004 y 2005, el teatro se remodeló y se volvió a abrir con la ceremonia de los premios David de Donatello de la Academia italiana de Cine.

Representa el símbolo histórico de la música en Roma a nivel nacional e internacional. En los últimos años ha hospedado grandes producciones artísticas, desde el teatro a la música sinfónica o Rock.

Castel Sant’ Angelo

Este monumento que se erige a pocos metros de la Basílica de San Pedro fue construido en época del emperador Adriano como su mausoleo personal y el de su familia. Muy pronto el edificio cambió de uso y se convirtió en un edificio militar. Se integró a la Muralla Aureliana en el 403.

Desde el siglo XI la fortaleza pasó a ser propiedad de los papas, cuando el papa Nicolás III, de la familia Orsini, decide traspasarlo a la Iglesia, por su cercanía a la Iglesia de San Pedro, su fama de inexpugnabilidad, y la situación expuesta del Laterano.

Los papas Alejandro VI y Nicolás V, para reforzar su valor como fortaleza, reformaron ésta en el siglo XV. Se empezó entonces a construir además diversas lujosas dependencias para los papas, como la sala paolina en el siglo XVI, visitable hoy. Alejandro VI hizo construir los cuatro bastiones y varias habitaciones papales. Sixto V hizo construir la cámara del tesoro, en la que también se encontraba parte del archivo privado. Varias de ellas están adornadas con excelentes pinturas renacentistas o de estilo neopompeyano.

Desde 1277, el castillo está conectado con la Ciudad del Vaticano por un corredor fortificado, llamado Passetto, de unos 800 metros de longitud. La fortaleza fue el refugio del Papa Clemente VII durante el asedio y saqueo de Roma en el año 1527, que llevaron a cabo las tropas del emperador Carlos I.

El actual nombre del castillo proviene de una leyenda del año 590. Durante una gran epidemia de peste que golpeó la ciudad de Roma. El Papa de la época, Gregorio I, vio al Arcángel San Miguel, sobre la cima del castillo que envainaba su espada significando el fin de la epidemia. Para conmemorar la aparición, una estatua de un ángel corona el edificio (primero una estatua en mármol de Raffaello da Montelupo, y desde 1753, una de bronce de Pierre van Verschaffelt sobre un dibujo de Bernini).

La fortaleza tiene en la actualidad cinco niveles:

  • Nivel 1: Mausoleo propiamente dicho (lugar donde se encontraban las tumbas, al principio de la rampa) y la rampa inicial de acceso.
  • Nivel 2: la cárcel y los depósitos para cereales y aceite.
  • Nivel 3: de uso militar y con dos patios. Desde el patio llamado Cortile dell’Angelo, donde se expone el antiguo arcángel, se llega a las habitaciones papales y salas de uso actualmente museístico (desde 1901 se exponen en 58 salas armas, pinturas, muebles, otros objetos y exposiciones temporales y documentos sobre el edificio).
  • Nivel 4: el apartamento papal, con frescos manieristas de Perino del Vaga, Giulio Romano y otros artistas de la escuela de Rafael y las llamadas salas de Pablo III, Clemente VII, Clemente VIII y León X. Aquí se encuentran también las logias de Sangallo y de Donato Bramante. Igualmente se ha instalado una cafetería con espléndidas vistas.
  • Nivel 5: la terraza superior, con espléndidas vistas sobre toda Roma y el Vaticano, donde se encuentra el Arcángel, y la “Campana della Misericordia”

El castillo es además famoso porque ha sido mencionado en obras literarias y cinematográficas muy populares. Quizás el caso más famoso sea la ópera Tosca, de Puccini (en la que Mario Caravadossi es encerrado y finalmente ejecutado y la heroína se suicida tirándose desde la fortaleza; se dice que Puccini visitó la fortaleza para escuchar el tono de las campanas.

Ponte Sant’ Angelo

Este puente, construido en época del emperador Adriano para unir su mausoleo con el resto de la ciudad, es el más monumental de Roma. Una visita obligada para todos aquellos viajeros que se acerquen a la ciudad eterna ya que además de ser una zona muy agradable para pasear (no olvidemos que es peatonal, muy importante si tenemos en cuanto el volumen del tráfico en Roma y cómo conducen los italianos). Ofrece también unas panorámicas excepcionales de la ciudad y del vecino Castello de Sant´Angelo.

Las estatuas posteriores, que fueron diseñadas por Bernini y ejecutadas por distintos artistas del Barroco, han sido ejemplo y modelo de inspiración para la decoración de puentes urbanos posteriores, como el Puente de Carlos en Praga.

Por su proximidad a la Basílica de san Pedro era el puente principal que utilizaban los peregrinos. Durante el año jubileo 1450, la balaustrada del puente cedió debido a la gran multitud de peregrinos. Muchos de ellos murieron al caer al río. En respuesta, muchas de las casas que existían a la entrada del río, así como un arco de triunfo romano fueron derruidos para ampliar el paso de los peregrinos.

Durante el S. XVI el puente tuvo una curiosa función ya que allí eran expuestos los cadáveres de los ejecutados.

En 1669, el Papa Clemente IX encomendó el reemplazo de los antiguos ángeles de estuco de Raffaello da Montelupo, encargados por Pablo III. Bernini programó la construcción de diez ángeles que sostenían los instrumentos de la Pasión. Él en persona acabó los dos originales de los ángeles que sostienen la inscripción “I.N.R.I.” y la Corona de Espinas, pero ambas fueron requisadas por Clemente IX para su propio deleite. Hoy se encuentran en la iglesa deSant’Andrea delle Fratte, también en Roma.

De las estatuas anteriores a la intervención de Bernini únicamente perduran los dos apóstoles, San Pedro y San Pablo. Hoy, el puente es exclusivamente peatonal. Ha sido utilizado en diferentes películas, como Vacaciones en Roma (Roman Holiday, William Wyler, 1953), y la adaptación reciente del pretendido best – seller historicista de Dan Brown, Ángeles y Demonios, que asimismo menciona este puente varias veces. También ha aparecido en la película homónima de Ron Howard (Angels & Demonds, 2009).

Iglesia del Santo Spirito in Sassia

Surge cerca de la Basílica Vaticana y tiene su origen en un cercano hospital nacido en el siglo VIII para acoger los peregrinos sajones.

En el siglo XII la iglesia tomó el nombre de Santo Espíritu e fue reconstruida muchas veces durante los siglos XV y XVI por arquitectos de la importancia de B. Peruzzi y A. da Sangallo el Joven mientras que la fachada fue ejecutada a finales de 1500 bajo un dibujo de O. Mascherino. El interior de esta interesante iglesia barroca alberga un museo de pintura.

Esperamos que este post os sirva para planificar vuestras visitas y para que veáis aquéllos tesoros histórico-artísticos que encierran los alrededores de este pequeño estado.