Vista de la muralla desde el exterior del fuerte de Paymogo.

Vista de la muralla desde el exterior del fuerte de Paymogo.

Durante la Guerra de Restauración portuguesa (1640-1668), se llevan a cabo reformas y nuevas construcciones de fortalezas a lo largo del río Guadiana, parte del límite fronterizo denominado como La Raya, para frenar las posibles incursiones portuguesas durante el conflicto.

Por cierto, ¿conoces el libro Por Qué Estudiar Historia del Arte?

Te recomiendo que le eches un vistazo.

Accesos actuales para recorrer el interior del fuerte de Paymogo.

Accesos actuales para recorrer el interior del fuerte de Paymogo.

El fuerte de Paymogo fue proyectado por el capitán Juan Bautista Corbachino, y comenzado a construir durante los primeros años de la guerra. Sin embargo, y tras la toma de Paymogo en 1666, los portugueses continuaron con las obras del edificio, dada su importancia estratégica.

Sistema original de circulación en el interior del fuerte de Paymogo.

Sistema original de circulación en el interior del fuerte de Paymogo.

Baluarte y cortina, Fuerte de Paymogo.

Baluarte y cortina, Fuerte de Paymogo.

Vista de uno de los baluartes del fuerte de Paymogo. En el otro lado se observa la huella del muro de la cortina que cerraría el acceso.

Vista de uno de los baluartes del fuerte de Paymogo. En el otro lado se observa la huella del muro de la cortina que cerraría el acceso.

La fortificación está situada en una elevación, hacia un extremo de la población, parcialmente alejada. Muestra una planta cuadrada, flanqueada con baluartes en cada ángulo. El acceso estaba defendido por unas estructuras exteriores y un foso. En el interior del recinto se alzaba el cuartel, adosado al anterior edificio de la iglesia de Santa María Magdalena, para el acuartelamiento de tropas y almacenamiento de los pertrechos.

Iglesia de Santa María Magdalena. Esta construcción quedó rodeada durante la construcción del fuerte.

Iglesia de Santa María Magdalena. Esta construcción quedó rodeada durante la construcción del fuerte.

Tras la guerra y posterior independencia portuguesa, se restituyen las plazas ocupadas como Paymogo, la cual tuvo que aguantar un siguiente asalto, esta vez en 1706 durante la Guerra de Sucesión española. Para resolver posibles conflictos en un futuro, así como ante la situación de abandono del fuerte, se realizan entre los siglos XVIII y XIX una serie de informes para acometer obras de mejoras que nunca se llevaron a cabo.

Debido al mal estado de conservación de la fortificación, se procedió a la restauración de su muralla, recuperación de los accesos y circulación del recinto interior, y adecuación del perímetro exterior.

CROMA Cultura colabora en ¡Descubre tus fortalezas!, un programa de visitas culturales por las fortificaciones de la provincia de Huelva. Es una iniciativa del Colegio Oficial de Arquitectos de Huelva, que promueve junto con Diputación Provincial, en colaboración con Ánfora Grupo y el Patronato de Turismo. Todos los sábados o festivos hasta junio de 2015, se ofrecen una visita gratuita, una por la mañana y otra por la tarde.

Referencias

CARRIAZO RUBIO J. L. y CUENCA LÓPEZ, J. M (2004), Huelva, Tierra de Castillos, Diputación de Huelva.

DUCLOS BAUTISTA, G. (2002), La fortificación de un Territorio. Arquitectura militar en la raya de Huelva, siglos XVII y XVIII, Diputación de Huelva.

FONDEVILLA APARICIO, J. J.; LÓPEZ VIERA, D.; RIVAS QUINTERO, C.A.; y RASTROJO LUNAR, J. (2008), Plan de Arquitectura Defensiva de la Provincia de Huelva. Claves Territoriales en la articulación de un Territorio de Frontera, Consejería de Cultura, Huelva.

Enlaces de interés

Arquitectura Defensiva en la Frontera de Andalucía

(*) Imágenes de elaboración propia: Francisco Alvarado Cortés.