Guía Breve Catedral de Tui (Pontevedra)

La primera vez que preparé un viaje a Galicia visité Tui y quedé encantando. Sin embargo, ni antes ni después encontré ninguna web que me proporcionara una información completa de la historia y de las obras que alberga su Catedral. Por ello, después de volver a visitar este edificio decidí escribir este post para intentar paliar este problema y ayudar a todos aquellos que queráis visitarla.

Tui es una localidad pontevedresa situada al sur de esta provincia. Se levanta a orillas del río Miño y hace frontera con Portugal, por lo que ha servido de defensa en caso de conflicto frente al país luso, aunque hoy los lazos con la vecina Valença do Minho son fuertes.

Sin embargo, la historia no pasa desapercibida y ha dejado una fuerte impronta en su casco histórico, construido sobre un cerro, amurallado y con una catedral que lo domina y que lo mismo servía de defensa que de lugar de oración.

La Catedral de Santa María

Catedral de Tui, Nave Central

Catedral de Tui, Nave Central.

Se construye entre 1120 y 1180 gracias a concesiones de las reinas Urraca y Teresa de Portugal, y guarda grandes similitudes exteriores con otras catedrales portuguesas como la de Lisboa o la de Évora. En el interior, de planta de cruz latina, tiene tres naves con transepto y tres capillas en la cabecera, y aunque ha tenido intervenciones posteriores guarda una gran unidad estilística en su arquitectura, ya que la decoración fue renovada siguiendo gustos barrocos. El cimborrio fue reconstruido en 1530 por Diego de Avellaneda, pero uno de los elementos que más llama la atención son los contrafuertes de la nave central, dispuestos a modo de tirantes.

Los primeros son del siglo XV y el último de 1755, y vinieron a solventar el problema que aquejaban los muros románicos al tener que sustentar las altas bóvedas góticas, y también ayudaron a soportar el terremoto de Lisboa de 1761.

En el exterior sus torres, sus almenas y sus estrechas aberturas en los muros, le dan un aspecto de gran mole pétrea, más similar a una fortaleza que a un templo.

Aunque por espacio no es una de las catedrales más grandes del país, sí que merece la pena una visita detallada y, por eso, hemos querido señalar cuáles son los principales puntos de interés de este templo.

Portada principal

Arriba: Portada de los pies. Abajo: Detalle del relieve del dintel.

Arriba: Portada de los pies. Abajo: Detalle del relieve del dintel.

Está considerada como el primer conjunto escultórico gótico de la península ibérica y está dedicado, como no podía ser de otro modo, a la Virgen. La portada está cobijada por un pórtico abovedado del siglo XIII en cuyos pilares delanteros aparecen el arcángel Gabriel y la Virgen respectivamente.

Sin embargo, es la portada la que se lleva toda la atención del conjunto. En las jambas aparecen las esculturas de Moisés, Isaías, san Pedro y san Juan Bautista, a la izquierda, y Daniel, san Andrés, la reina Berenguela y el rey Alfonso IX, a la derecha, y sobre ellos se abre un gran arco ojival abocinado con decoración vegetal.

En cuanto a los relieves, estos ilustran algunos pasajes de la vida de María relacionados con Jesús. Narrativamente comienzan a la derecha del dintel, con la Anunciación, el Nacimiento de Cristo, rematado por un dosel y en el que san José aparece a un lado en actitud pensativa apoyado sobre su bastón, y el Anuncio a los Pastores, y continúan en el tímpano con la Adoración de los Magos. También aparece a la izquierda del tímpano la escena del rey Herodes cuando pregunta a los Reyes. Como remate de todo el conjunto hay una representación arquitectónica que se ha interpretado como la Jerusalén Celeste.

Aún se pueden ver algunos restos de policromía que invitan a imaginar cómo fue en origen esta portada.

Órganos

Situados en la nave central, datan de 1714 y son obras de Diego Rodríguez de Pazos. Están dedicados a san Telmo y a Santiago, que aparecen representados a caballo. Destaca la profusa decoración de ambos.

Coro

Estuvo inicialmente en el centro de la nave central pero en la década de 1950 se trasladó a la cabecera de la catedral. Es obra de Francisco Castro Canseco, del que ya hemos hablado cuando lo hicimos de San Salvador de Celanova (link). La sillería superior tiene la representación de varios santos con devoción en Galicia, presididos por san Telmo, y la inferior escenas de la vida de la Virgen y de san Pedro González Telmo, patrón de la ciudad. También obra del mismo autor es la imagen de la Asunción, que remataba la silla episcopal.

Altar de Semana Santa

Altar de Semana Santa, Catedral de Tui.

Altar de Semana Santa, Catedral de Tui.

Se encuentra en el brazo izquierdo del transepto y en él se adoraba al Santísimo el Jueves Santo. Realizado en madera por Juan Luis Pereira en 1775, tiene tres cuerpos en altura precedidos por una escalera inspirada en la del Obradoiro de Santiago de Compostela. Tiene forma de baldaquino y lo remata una imagen de Cristo resucitado. Habitualmente hay una imagen de san Telmo en el primer cuerpo.

Retablo de la Expectación

Retablo de la Expectación, Catedral de Tui

Retablo de la Expectación, Catedral de Tui.

Se sitúa en el brazo derecho del transepto y es obra de Antonio del Villar datada en 1722.

Sin embargo, la imagen que hoy ocupa el camarín central no pertenecía al retablo y fue situada ahí en el siglo XX. Es obra de Alonso Martínez Montánchez de 1601 y representa una Virgen embarazada al estilo de las iconografías medievales que Trento rechazó, pero que en ciertas zonas siguieron teniendo bastante devoción.
Sobre este camarín aparece la Virgen del Pilar y, en diversos tondos, escenas de la vida de la Virgen. En el cascarón superior y rematando el conjunto aparece la Trinidad, rodeada de figuras orantes.

Capilla de San Telmo o de las Reliquias

Izquierda: Enterramiento de Diego Torquemada. Derecha: Altar de Santa Liberata.

Izquierda: Enterramiento de Diego Torquemada. Derecha: Altar de Santa Liberata.

Fue renovada en 1578 para ser enterramiento de Diego Torquemada, obispo de Tui y de Sevilla, y posteriormente agrandada en 1732, cuando se le añade el espacio rematado por la cúpula y el retablo con la imagen de san Telmo y diversas reliquias.

En el enterramiento de Diego Torquemada aparece una escultura pétrea que lo representa en actitud orante. En la parte inferior aparece una inscripción en la que se le menciona, y de fondo una tabla en la que se ha representado la Resurrección. Junto a este arco se abre otro en el que se representa a santa Liberata.

Claustro

Su construcción data de la segunda mitad del siglo XIII, aunque tuvo obras posteriores, como la del siglo XV, en la que se le añadió la Torre de Soutomayor en un extremo. Hoy alberga el Museo Catedralicio y es el único espacio de pago del templo, pero merece la pena visitarlo porque es el único claustro original que se conserva completo en Galicia.

Espero que este post te haya servido para conocer un poco mejor este templo y, si vas a visitarlo, para preparar tu viaje.

¿Conoces ya la Catedral de Tui? ¡Déjanos tus comentarios y cuéntanos tu opinión!