Londres

Actualmente solo puedes conseguir el grado de Historia del Arte si tienes un nivel B1 o superior de cualquier idioma de algún estado miembro de la Unión Europea. Sin embargo, y a pesar de las muchas críticas que recibió esta medida cuando se implantó, lamento decirte que tener este nivel de un solo idioma no es suficiente.

Por cierto, ¿conoces el libro Por Qué Estudiar Historia del Arte?

Te recomiendo que le eches un vistazo.

Necesitarás más nivel en más idiomas. Vamos a ver cómo hacerlo:

1. Qué nivel: Como mínimo deberías tener un nivel B2 de alguno de los principales idiomas, y cuando digo nivel no me refiero a tener un título, sino a poder comunicarte eficazmente con otras personas en esa lengua. Aunque es cierto que lo más útil que puedes hacer cuando alcances ese nivel es presentarte a un examen oficial para conseguir la certificación y poder presentarla en becas y solicitudes de trabajo.

2. Qué idioma: Llegados a este punto, tal vez te estarás preguntando qué idioma debes aprender y si tiene que ser el inglés forzosamente. El inglés te va a servir en cualquier momento, ya que es el idioma más difundido en la actualidad y uno de los más solicitados, pero no tienes por qué aprenderlo de forma obligatoria (aunque yo, desde luego, lo recomendaría).

Como primer idioma extranjero te recomiendo que estudies, además de inglés, francés o alemán, aunque esto se tiene que ajustar a tus circunstancias. En otras palabras, si no tienes pensado ir a Alemania, ni trabajar con arte alemán o con turistas germanohablantes, quizás deberías reflexionar si este idioma es tu primera opción.

Te he sugerido estas tres opciones porque son lenguas muy difundidas que se hablan en varios países, por lo que las probabilidades de que puedas usarlas son altas.

3. Cuántos idiomas: Lo ideal es que no te limites a un idioma además de tu lengua materna. Si conoces dos idiomas tienes muchas más posibilidades de acceder a un puesto de trabajo o de conseguir información útil para alguna investigación. Obviamente, cuantos más idiomas sepas, más posibilidades tendrás de destacar.

La utilidad de aprender unos idiomas u otros va a depender de tus propias necesidades. Si ves que en tu sector no hay nadie en un puesto similar al tuyo que sepa el idioma X, ese es tu filón; si sabes que hay un número importante de personas de cierta nacionalidad que visitan tu ciudad, sería más que interesante que conocieras esa lengua… Tú eres el único que debe decidir qué idioma estudiar, pero antes de embarcarte en ello, investiga cuáles son las necesidades que existen.

4. Cómo aprenderlo: Un último consejo. Aprende idiomas, pero si te dedicas al mundo de la cultura y del turismo cultural, interésate por conocer el vocabulario específico sobre términos artísticos e históricos. Estos no se suelen enseñar en las academias, ya que, generalmente, los profesores de idiomas son especialistas en filología pero no tienen por qué conocerlos.

Y recuerda: más idiomas = más posibilidades de destacar y conseguir empleo.

¿Quieres aumentar todavía más las posibilidades de conseguir trabajo? Lee esto.