esclusa-constable

John Constable, La esclusa, 1824, Museo Thyssen, Madrid. (*)

Tita Cervera vende el único Constable de la colección Thyssen por una cifra record, en medio de la polémica y con el Patronato del Museo Thyssen dividido. La esclusa, pintado por Constable en 1824, es uno de los cuadros más importantes del paisajista británico.

Es el quinto de una serie de seis escenas con vistas del río Stour, en Suffolk, que el artista pintó entre 1819 y 1825. Se encontraba entre los cuadros de la colección privada que la baronesa ha prestado gratuitamente al Estado español y se exhibía en el Museo Thyssen. Constable (1776-1837) reflejó en él la esclusa del molino de Flatford, que pertenecía a su padre. Con unas medidas de 142,2 por 120,7 centímetros, es el único vertical de la serie.

La Subasta

El martes fue subastado en la sala Christie’s de Londres. Era la última de esas seis pinturas de Constable que seguía en manos privadas y una de las más singulares de la colección de la baronesa. Es además, la única obra de Constable que se encontraba en nuestro país.

La subasta rompió récords: el comprador, cuya identidad no se ha revelado, pagó por él 22,4 millones de libras, un máximo mundial para un “Constable” (no olvidemos que Constable es uno de los artistas ingleses más importantes y que los esfuerzos de coleccionistas e instituciones británicas se han centrado en recuperar el máximo número de sus obras para conseguir el monopolio de las obras del pintor). La cifra supone más del doble de lo que el barón Thyssen pagó por él cuando lo adquirió en Sotheby’s, también en Londres, en 1990.

Ya entonces, los 10,78 millones de libras se convirtieron en la mayor cantidad que hasta entonces se había pagado por una pintura del naturalista

Las reacciones del Patronato e historiadores del arte

El Patronato:

El Patronato del Museo se encuentra dividido y tras varias renuncias (como la de Sir Norman Rosethal, ex director de la Royal Academy de Londres) parece que la polémica está servida. Francesca Thyssen, hija del Barón y miembro del Patronato, recriminó a Tita Cervera la venta del Constable. Tita, no ha dudado en declarar a la prensa que Francesca es “imbécil” y que sólo busca publicidad.

El préstamo de la colección al Estado Español ha sido prorrogado por un año más, pero el conflicto no está resuelto y es posible que si no se alcanza un acuerdo el Estado tenga que pagar una importante suma de dinero o bien renunciar a esta importante colección. Este préstamo es gratuito pero el Estado se hace cargo del mantenimiento del Museo, los seguros de las piezas y la de la ampliación que se está llevando a cabo en el Palacio de Villahermosa.

Francisco Calvo Serraller:

El historiador del Arte Francisco Calvo Serraller declaraba hoy en El País que: “La construcción del nuevo ala del Museo Thyssen-Bornemisza, supuestamente erigida para albergar la colección de la baronesa, ha sido, en realidad, una plataforma para mejor subastar sus obras en el mercado internacional”.

Además añadió que “La esclusa, espléndida obra de madurez, es un ejemplo magistral cuya pérdida para nuestro país es de una gravedad que resulta difícil calificar. Entre otras cosas porque, precisamente, uno de los huecos más insoportables de nuestro patrimonio artístico, como todo aficionado sabe, es el de la pintura internacional del siglo XIX”.

Reflexiones finales

Ante esta noticia, desde CROMA Comisarios Culturales queríamos lanzar una reflexión y una propuesta de debate a nuestros lectores:

  • ¿Qué opinas sobre esta venta de una obra maestra y de gran importancia para el patrimonio artístico de nuestro país?
  • ¿Consideras que es lícito que un coleccionista venda este tipo de obras que han sido depositadas en una institución pública (no olvidamos que la Colección Thyssen ha sido prestada al Estado Español que pago una gran suma por este préstamo y que está costeando la ampliación del Palacio de Villahermosa, sede del Museo)?
  • ¿Era necesario sacrificar esta obra para que la Baronesa lograra tener más “cash”?
  • ¿En caso de que la institución Thyssen necesitase realmente conseguir fondos (más aún) era necesario desprenderse de una obra tan importante y de un artista que no está presente en nuestro país?

(*) Imagen de Portada: Wikimedia Commons. Creative Commons License.