Bérgamo es una ciudad llena de historia a cada paso que se da por ella, pasos que parecen que nos hacen retroceder en el tiempo gracias a la buena conservación de su Ciudad Alta, que se sitúa sobre una colina rodeada de fuertes murallas que hoy esperan su catalogación como Patrimonio de la Humanidad.

Restos del Palazzo del Podestá

Restos del Palazzo del Podestá

Aunque hoy esta ciudad se encuentra en la región de Lombardía, históricamente ha estado asociada la República de Venecia, y dentro de esta parte de la historia surge el Museo dell´Etá Veneta, un museo que nos narra la historia y la situación del Bérgamo del Cinquecento. Antes de entrar en un museo histórico siempre pienso en la imagen de una moneda lanzada esperando a que salga cara o cruz porque, o bien sus salas están muy bien planteadas y no quieres salir del museo, o te sumerges en el tedio de leer cartelas interminables acompañadas de una sucesión de imágenes y objetos sobre los que es difícil mantener la atención.

En el caso de este museo la moneda cae favorablemente y gracias a su museografía interactiva y multimedia nos facilita comprender cómo era, qué sucedía y qué personajes fueron escribiendo el siglo XVI de la ciudad.

¿Dónde está el museo?

El museo se encuentra en el Palazzo del Padestá que está entre las Plazas del Duomo y Vecchia, junto al Palazzo della Ragione y se entra a él por el acceso bajo. Simplemente por entrar en el Palacio ya merece la pena visitar el museo ya que es una construcción medieval remodelada en el Renacimiento y de la que se conservan patios, estancias y decoración mural, además de un área arqueológica descubierta recientemente y que permite ver los restos de algunos talleres romanos.

Patio del Palazzo del Podestá

Patio del Palazzo del Podestá

También pertenece a este edificio el campanone, una torre con una gran campana que aún tañe un centenar de veces a las diez de la noche en recuerdo de la hora en que se cerraban las puertas de la ciudad y que ofrece unas maravillosas vistas.

¿Por qué tengo que visitar el museo?

Este museo te permite adentrarte en el conocimiento de uno de los siglos más interesantes de la ciudad por medio de un contenido audiovisual. Aunque es conveniente que se sepa un poco de italiano no es un requisito indispensable ya que las imágenes son muy claras y existen textos en inglés que te ayudarán a comprenderlo todo. Tampoco es un museo con muchas salas ya que solo tiene siete, pero muy bien elegidas en cuanto a contenidos que hace que no te canses en demasía.

Vídeo sobre los cambios tras 1492 - Sala 1

Audiovisual sobre los cambios tras 1492 – Sala 1

¿Qué me voy a encontrar en las salas?

El recorrido comienza entorno a 1492, cuando se descubre América y se da una gran dualidad entre el Nuevo y el Viejo Mundo, en uno descubriéndose nuevas culturas, nuevas religiones y nuevas ciudades, en otro surgiendo tensiones políticas, floreciendo las artes y surgiendo Venecia como una potente república mediterránea, todo ello explicado a través de antiguos mapas que descubren el concepto de Tierra que se tenía antes y después y de un vídeo que comenta como se forjó el viaje de Colón y sus primeras consecuencias.

Mapa de Terra Ferma - Sala 2

Mapa de Terra Ferma – Sala 2

Posteriormente se pasa de lo “global” a lo particular y se narra como Venecia obtiene poder y forja su “Estado de Terra Ferma” cuyo confín y frontera con el milanesado era precisamente Bérgamo, y gracias a una pantalla podemos recorrer el camino entre capital y frontera conociendo cuáles fueron los principales puntos que uno se encontraba por ella. En la tercera sala, ya llegados a la ciudad, nos encontramos con una ciudad en crecimiento, esplendorosa y llena de actividad. Una gran sala de proyección, con pantallas móviles nos sumerge entre los mercaderes cuyas riquezas les permiten dar el salto a la nobleza, herejes para el mundo cristiano, prelados demasiados poderosos, condotieros al mando de tropas, artistas y artesanos decorando la ciudad, una ciudad que se está transformando para ser parte de una de las potencias más ricas y poderosas, y este cambio se nota más que nunca a partir de 1561, cuando se expropian y demuelen casas e iglesias para encerrar a la ciudad tras sus muros.

Vídeo sobre la ciudad de Bergamo - Sala 3

Audiovisual sobre la ciudad de Bergamo – Sala 3

Y en este punto es cuando arranca la cuarta sala, en el momento en el que Venecia manda a sus representantes, Podestá y Capitano, para que afiancen el gobierno. Un vídeo muestra a través de un plano cómo se transforma la ciudad y cómo “baja” de la colina y se comienza a construir en las faldas de la colina algunos edificios. “Preciosísima” fue cómo el Capitán Giovanni da Lezze describió las fortificaciones una vez finalizadas las obras.

Mapa de las murallas y defensas de la ciudad - Sala 4

Mapa de las murallas y defensas de la ciudad – Sala 4

Es en este año cuando concluye la primera parte del museo, dedicado a lo histórico-artístico, a lo social y a lo urbanístico y cuyos datos se transmiten de un forma narrativa y visual. Sin embargo, las últimas tres salas hablan de cómo era la ciudad intramuros e intentan, por medio del descubrimiento, meterte en la piel de un ciudadano del siglo XVI. Si en la primeras salas, los recursos eran audiovisuales en su mayoría, ahora lo más importante es el propio visitante ya qué será él quien tenga que manipular los elementos que se encuentre para conocer los objetos con los que se comerciaban, los libros que, gracias a la imprenta, se podían encontrar y leer o descubrir cómo eran y dónde estaban los edificios fuera de las murallas.

¿Qué aporta museográficamente el museo?

Plano interactivo de la ciudad baja de Bergamo

Plano interactivo de la ciudad baja de Bergamo

Además de recuperar el Palazzo del Podestá, el museo presenta innovaciones tecnológicas en su discurso, no sólo en los audiovisuales, donde se usan medios actuales sino también en la forma de emplearlos:

Los audiovisuales comienzan cuando hay visitantes en la sala: a través de un detector de movimiento los videos comienzan cuando entras en la sala, lo que permite adaptarse a tu visita eliminando tiempos de espera y ahorrando energía al mismo tiempo ya que cuando no hay nadie en la sala permanecen inactivos.

La segunda parte del museo llama a tu curiosidad: es de este modo como se pretende que continúe el aprendizaje y la adquisición de los datos que aporta el museo. Lo habitual es que tras interactuar la primera vez con los recursos que propone el recorrido crezca tu interés por saber que habrá tras los demás recursos de la sala.

Discurso conciso y claro: resumir una etapa tan compleja como la que ocupa a este museo no es sencillo, sin embargo, en sus salas está muy claro cuáles fueron sus principales eventos, personalidades, literatura, artes… Todo ello pensado para que el visitante adquiera unos conocimientos muy concretos y si están interesados continúen investigando fuera de sus salas.

Conclusiones

Si vas a Bérgamo es un museo que no debes dejar de visitar ya que de esta forma podrás entender mejor la ciudad en la que te encuentras, de una forma sencilla e interesante gracias a unas salas muy bien diseñadas y unos contenidos tan interesantes como útiles, sin nada superfluo o inútil. En definitiva, se trata de un museo innovador en cuanto a su museografía y apto para todos los públicos.

(*) Imágenes de elaboración propia: Luis M. García Navarro.