entrada-museo-marino-marini

Entrada al Museo Marino Marini, Florencia, Italia. (*)

A pesar de encontrarse en el mismo centro histórico de Florencia, el Museo Marino Marini es poco visitado por los turistas, que llegan a la ciudad ansiosos por conocer las maravillas del pasado renacentista de la ciudad. Otro de sus inconvenientes es que se encuentra en una pequeña plaza adyacente a una estrecha calle, por lo que poco visible la entrada al propio Museo.

Historia del Museo

Como muchos edificios históricos en Italia que son transformados en centros culturales, el Museo Marino Marini se encuentra en una antigua iglesia y convento llamada de San Pancrazio que fue adaptada a Museo en los años ochenta. Esta iglesia, cuyos orígenes resalen al siglo IX, ha sufrido numerosas transformaciones. Durante el Quattrocento fue incluso intervenida por Leon Battista Alberti. Durante el siglo XVIII la iglesia es completamente transformada en estilo Barroco y posteriormente se le incluirán elementos neoclásicos.

marino-marini

Interior del Museo Marino Marini, Florencia, Italia. (*)

Como consecuencia de los acontecimientos durante la época napoleónica y después de la supresión de las órdenes religiosas y la confiscación de los bienes, la Iglesia de San Pancracio sufrió la confiscación y dispersión de sus bienes. En 1883 la Iglesia se destina a Real Fábrica de Tabacos por lo que su nave interior fue dividida en varios pisos, como se puede observar en la actualidad. Posteriormente pasó a ser utilizado como almacén militar hasta que en los años sesenta y setenta empieza su proceso de recuperación.

Toda esta historia finaliza en 1980, cuando nace la voluntad de darle una funcionalidad a este edificio histórico y a encontrar además una sede para la rica colección del artista Marino Marini, donada a la ciudad de Florencia en 1980. El Museo se abre definitivamente en 1988, después de un proceso de restauración por parte de los arquitectos Bruno Sacchi y Lorenzo Papi.

Antes de abordar la transformación museográfica que se realiza en el interior, debemos hablar un poco sobre la vida del artista y sobre todo sobre su producción, ya que el proyecto museográfico mucho tiene que ver con la colección que encontramos en su interior.

Marino Marini

marino-marini-miracolo

Marino Marini, Miracolo, 1959-60, Nueva Pinacoteca de Munich, Alemania. (*)

Marino Marini (1901-1980) es considerado como uno de los artistas más importantes del Novecento italiano. Nace en Pistoia y estudia arte en la Academia de Bellas Artes de Florencia donde se dedica a la pintura y al diseño. En 1928 participa en una exposición en Milán con los artistas del grupo Novecento y al año siguiente se traslada a París donde entra en contacto con artistas como Picasso, Braque, Lipchitz, Laurents, etc. A partir de 1922 decide dedicarse a la escultura. Inicia entonces una investigación de la forma pura mediante la recuperación y la reinterpretación de la escultura etrusca. El tema del caballo y el jinete aparecen ya en estos años y será un tema recurrente durante toda su vida.

Continúa exponiendo con el grupo Novecento en Milán, Niza, Helsinki y Estocolmo. Su primera exposición personal la realiza en Milán en el 1932 y en el 35 consigue el primer premio de escultura en Roma. Con la llegada de la guerra, se traslada a Suiza donde conoce el arte europeo del momento y vuelve a Milán donde abre su estudio. Después de la guerra, el artista realiza esculturas muy expresivas y alargadas relacionadas con el mundo del circo y del teatro.

A partir de 1943, sus esculturas cambian, se vuelven más violentas y tensas. Se perciben en ellas como la relación entre el caballo y el jinete ahora es más conflictiva y dramática.

En 1948 la Bienal de Venecia le dedica una sala y allí mantiene contacto con Henri Moore, amistad importante para su posterior producción artística y a Curt Valentin, marchante que le da a conocer tanto en el mercado europeo como estadounidense. Durante su estancia en Estados Unidos entra en contacto con artistas como Arp, Calder, Tanguy y Dalí y se realizan más exposiciones en Zurich, Roma y otra itinerante en Japón.

En el año 1973 se inaugura un Museo Marino Marini en la Galería de arte Moderno de Milán. En el 1976 se le dedica una sala permanente en la Pinacoteca de Mónaco de Baviera. El artista muere en Viareggio en 1980.

Las esculturas de Marino Marini tienen un aspecto primitivo. Uno de sus temas más recurrentes es el caballo y el jinete, que expresan variedad de estados de ánimo y están realizadas en numerosas posturas y otro tema es la Pomona, que es la figura tradicional de mujeres embarazadas como símbolo de la fertilidad con un fuerte componente etrusco.

La colección

El Museo cuenta con aproximadamente 200 esculturas que están dispuestas en el Museo según la temática más que según su cronología:

  • Caballos-jinete.
  • Pomona.
  • Retratos.

La museografía del edificio respeta con gran sensibilidad la elección de los materiales que utiliza el artista en sus esculturas. La utilización de la luz natural, que el propio artista consideraba como un elemento que ayuda a la lectura de su obra, crea un efecto de armonía entre el edificio y la obra del escultor. El visitante puede encontrar esculturas en bronce y cemento, esculturas en yeso policromado, retratos y diseños. Esta variedad de materiales y técnicas demuestran el interés del artista por las posibilidades expresivas de la forma.

escultura-marino-marini

Escultura de Marino Marini, Museo Marino Marini, Florencia, Italia. (*)

El proyecto museográfico presenta numerosas recorridos que permiten al visitante la posibilidad de girar alrededor de la escultura pudiéndola observar desde numerosos puntos de vista. Impresionante es el grupo ecuestre de dimensiones monumentales que se encuentra en el centro de la nave central del edificio, donde recibe la luz natural proveniente del ábside. En este espacio el visitante también podrá encontrar numerosas esculturas femeninas, la Pomona. En la parte superior del edificio las esculturas están colocadas en un sentido de teatralidad, aquí tienen lugar las esculturas realizadas durante los años cincuenta, bailarines y bailarinas.

(*) Imágenes: Rufus46. Nikki Tate. Creative Commons License.