piranesi

Piranesi, Carceri d’invenzione. 1761. (*)

Hasta el 9 de septiembre, el CaixaForum de Madrid nos invita a participar en un recorrido por la obra de Giambattista Piranesi, uno de los dibujantes más importantes del siglo XVIII, cuya influencia ha sido notable en artistas posteriores. Croma Comisarios Culturales estuvo allí.

Por cierto, ¿conoces el libro Por Qué Estudiar Historia del Arte?

Te recomiendo que le eches un vistazo.

Gianbattista Piranesi

Se nos presenta a Piranesi como arquitecto, arqueólogo, cartógrafo, anticuario, o diseñador, pero es en su faceta de dibujante la que más lo define. La exposición nos insinúa su gusto por lo antiguo, y más concretamente por lo romano, a través de una serie de grabados que trascienden en algunos casos hacia lo sublime, en un recorrido claramente diferenciado, a partir de un discurso expositivo que nos muestra lo que hizo Piranesi y lo que pudo hacer Piranesi.

Edificios en ruina:

Piranesi

Piranesi, Arco de Tito, 1748-74. (*)

La primera parte del recorrido nos muestra los primeros pasos del autor, su aprendizaje en Venecia, y su traslado a Roma, donde quedó absorto ante la milenaria arquitectura romana. Sus sentimientos e inquietudes fueron grabados en obras como Prima parte di Architettura e Prospettive, esbozando edificios de otro tiempo que nunca existieron; o la serie Grotteschi, reflejando el gusto por lo antiguo en una estampa de ruinas invadida por esqueletos.

panteon-piranesi

Piranesi, Panteón de Agripa, 1748-74. (*)

Este gusto por la piedra labrada y posteriormente derruida da un paso más. Piranesi aparta la recreación de paisajes bucólicos repletos de ornamentos antiguos de diversa procedencia, para centrarse en el fiel retrato de lo que ve, llegando a obras con fundamento científico. Piranesi retrató grandes construcciones como el Panteón de Agripa, siendo fiel en la perspectiva y dimensiones de los edificios; incluso realizó grabados de otros edificios, de naturaleza arqueológica, no tan conocidos. Este último hecho, junto con su pormenorizado estudio del edificio, y su labor como cartógrafo, ofreciendo una visión de conjunto de los restos arqueológicos y su relación con el territorio circundante, le han valido para denominarlo como uno de los precursores de la arqueología moderna.

Y si bien su pluma es admirable, cabe reflexionar acerca de su escasa obra como arquitecto, con un único edificio construido: Santa María del Priorato; aunque hay que tener en cuenta que se encargó de proyectar obras que nunca serían llevadas a cabo, como la encargada por Clemente XIII para la catedral de San Juan de Letrán.

Piranesi

Piranesi, Carceri d’invenzione. 1761. (*)

Y entre grabados, estudios y proyectos nos encontramos con uno de los mejores trabajos de Piranesi, donde se evidencia esa tridimensionalidad en sus dibujos, y la riqueza del detalle enclavada en un decorado de perspectivas que parecen imposibles. En un recoveco de las salas, se ha realizado un montaje expositivo de las famosas Carceri d’Invenzione, cuyo eje es un audiovisual que nos guiña desde dentro y nos invita a asistir a una de las mejores formas de admirar la obra de Piranesi, adentrándonos en un laberinto de grandes salas, pasadizos y escaleras.

Diseñador de mobiliario:

La obra de Piranesi no se circunscribe exclusivamente a grabados de majestuosas ruinas. Su faceta de anticuario le dio un impulso como diseñador de mobiliario, transformando el abandono decorativo de objetos muebles en un campo de trabajo al que valía la pena dedicarle tiempo.

Esta aplicación del diseño como arte se ha llevado a la práctica en la exposición, con los trabajos realizados por Factum Arte a partir de los dibujos de Piranesi, consiguiendo un acabado final del objeto, dando una nueva perspectiva a la exposición que rompe el tradicional marco contextual expositivo.Roma ante todo, y sobre todo lo relacionado con el mundo romano antiguo, Piranesi vuelve a ser precursor al luchar por el patrimonio que tenga que ver con el antiguo Imperio, en una época donde lo griego era sinónimo del puro ideal estético, y donde lo romano era metáfora de herencia griega tergiversada.

El gusto de Piranesi por la Roma antigua llegaba a tal extremo que realizó grabados de las construcciones adscritas a la época, obviando en el dibujo los posteriores edificios añadidos, y entretejiendo una telaraña de flora salvaje que petrificaba las grandes ruinas y salvaguardaba una arquitectura que nunca volvería a repetirse. Este gusto por lo clásico estuvo muy extendido en la época, siendo el llamado Grand Tour su máximo manifestante.

Un último apunte sobre Piranesi: la influencia que ejerció el artista en movimientos filosóficos y artísticos posteriores como el Romanticismo y el Surrealismo está patente en su obra.

El Montaje de la exposición

El montaje de la exposición lleva el sello característico del Caixa Forum, es decir, sobriedad formal y abundante información en los paneles explicativos. La sobriedad se aprecia sobre todo en las enmarcaciones de los grabados, que están realizadas ex profeso para la muestra y que dotan de unidad al discurso expositivo sin caer en la monotonía.

Es de agradecer que no todos los grabados se hallen dispuestos en las paredes y que algunos hayan sido montados sobre plataformas centrales a modo de “vitrinas” en ángulo de 45 grados, lo cual facilita la contemplación e invita al espectador a detenerse durante más tiempo frente a las obras. La sobriedad está también presente en la tenue iluminación que sirve para proteger los delicados grabados de Piranesi y, quizás, para dotar al espacio de una cierta atmósfera de misticismo.

En cuanto a la información, es preciso decir que en este caso está justificado un cierto exceso de la palabra escrita, ya que las reinterpretaciones que realiza Piranesi de las ruinas clásicas son en algunos casos indescifrables a primera vista y a buen seguro que el visitante estará deseoso de explicaciones complementarias a la propia imagen. Sin embargo, una pequeña crítica constructiva debe hacerse en cuanto a las cartelas, porque la información facilitada está en idioma italiano y quizás el espectador hubiera preferido una traducción al español.

Por otra parte, se hace necesario resaltar el esfuerzo en la superación del carácter bidimensional de la obra de Piranesi, incorporando mobiliario actual pero inspirado en la obra del artista italiano y, sobre todo, incorporando un ilustrativo audiovisual que propone un recorrido en las profundidades de sus carceri. Por último y para concluir, no podían faltar las influencias de Piranesi en los autores posteriores, cuestión que se ha resuelto con la incorporación de fotografías de vistas de Roma realizadas por Gabriele Basilico en época actual.

Esta exposición ha sido concebida por Michele De Lucchi, producida por la Fondazione Giorgio Cini, junto con Factum Arte, y con la organización de Obra Social “La Caixa”. Desde Croma comisarios Culturales animamos al lector para que participe y comente su propia experiencia.

Autores:

Francisco Alvarado Cortés y Javier Albelo.

(*) Imágenes: Wikimedia Commons. Creative Commons License.