Museo Pablo Serrano, Zaragoza.

Museo Pablo Serrano, Zaragoza.

Si no has planificado la visita al museo que quieres visitar no hay por qué preocuparse. A pesar de que es mejor ir bien preparado al museo, también puede ser una experiencia interesante disfrutar del museo sin una planificación previa. Tal vez la clave sea enfocar la visita desde un punto de vista diferente, limitándose, por ejemplo y si se trata de un museo de arte, al mero disfrute estético de las obras, sin preocuparse por contextos, cronologías o autorías. Plántate delante de un cuadro o escultura y simplemente contempla, sin pensar, deja que el arte te inunde de sensaciones.

Por cierto, ¿conoces el libro Por Qué Estudiar Historia del Arte?

Te recomiendo que le eches un vistazo.

A partir de este momento, hay que dejarse llevar, relajarse y empezar a disfrutar de todo lo que nos ofrece el museo. No hay que olvidar que lo más importante de tu visita es la sensación de descubrimiento y sorpresa que te suscita, el desarrollo de las emociones y las ganas de aprender.

Descubre por ti mismo lo que te deparará cada sala. La experiencia de ir investigando a medida que realizas el recorrido es del todo recomendable, ver qué sale a tu encuentro, pues tienes que ver el
museo como un espacio de desarrollo de las emociones, sentimientos e ideas.

Las piezas expuestas y la museografía (cómo se exponen estas piezas) hacen un llamamiento directo a tus sentimientos y tus sentidos. Explota estas sensaciones, las que te pueden causar la luz tenue de las salas, el silencio de los espacios con el eco de tus pasos, la propia arquitectura del museo, la historia que cuenta cada uno de los objetos expuestos, sus formas y colores, etc.

Además, te animamos a introducirte en este ambiente siempre con la mente despierta y con ganas de adquirir nuevos conocimientos. Curiosea, aprovecha la información que se te ofrece en cartelas y
paneles, manipula los recursos interactivos que estén a tu alcance, observa con detenimiento vitrinas y expositores, reflexiona sobre todo lo que te rodea…

Si no planificaste la visita y la terminaste con la sensación de que no percibiste lo que te hubiese gustado, siempre tendrás la oportunidad de informarte o ampliar tus conocimientos a través de la adquisición
del catálogo, de la visita a una biblioteca especializada, visitando la página web del museo, o sencillamente volviendo.

Ese extraño lugar llamado museo

cover

Este artículo forma parte del nuevo ebook que hemos escrito sobre cómo visitar un museo. Si deseas aprender a visitar un museo te mostramos cómo hacerlo y cuáles son las herramientas que tienes a tu disposición. No abandones el museo sin aprovecharlo al máximo, adquiere ya el ebook: Ese extraño lugar llamado museo. (YA DISPONIBLE EN AMAZON).

(*) Imágenes: Turol Jones (Flickr Commons). Creative Commons License.