muchacho-sentado-pontormo

Pontormo, Muchacho sentado, dibujo preparatorio para Poggio a Caiano. (*)

Una exposición que va a sorprender esta temporada en Madrid es la dedicada a los dibujos del artista del Cinquecento italiano Pontormo, desconocido por muchos por la presencia en la misma época del artista Miguel Ángel.

Por cierto, ¿conoces el libro Por Qué Estudiar Historia del Arte?

Te recomiendo que le eches un vistazo.

La exposición nace a raíz del 520 aniversario del nacimiento del artista y es una colaboración entre Palazzo Strozzi de Florencia y la Fundación Mapfre de Madrid. Mientras que Fundación Mapfre expone sus dibujos, Palazzo Strozzi muestra a partir del 8 de marzo la fuerza de sus obras pictóricas. Ambas instituciones se complementan y mostrarán la mayor parte de su producción artística.

En la exposición de Fundación Mapfre se presentan una selección de los dibujos preparatorios (la mayoría procedentes del Gabinetto Disegni e Stampe degli Uffizi) de las obras más importantes del artista, desde su etapa de formación hasta sus últimos años de vida. Podrás ver a través de las figuras representadas, un progresivo acercamiento al estilo manierista que posteriormente influenciará a artistas de la talla de Tiépolo o Rembrandt. Con respecto a la técnica empleada en estos dibujos, el artista utiliza fundamentalmente el lápiz negro y el rojo, casi siempre con tiza blanca y para sus dibujos más acabados la sanguina.

Jacopo Carucci

Jacopo Carucci (1494-1557) nació en un pueblo cerca de Florencia llamado Pontormo en una época difícil donde no faltaban los saqueos y las enfermedades como la peste. El artista Vasari lo describe en su famosa biografía de artistas Le vite de’ più eccellenti pittori, scultori e architettori como un artista extravagante, reservado y solitario.

1. Etapa de formación:

En la primera sala de la exposición se encuentran una serie de dibujos preparatorios que realiza cuando se encontraba de aprendiz primero en el taller del artista Leonardo Da Vinci, luego en el de Piero di Cósimo y finalmente en el de Andrea del Sarto. Se observa el trazo bastante marcado de los dibujos, la aparición de los primeros rasgos manieristas: figuras alargadas, líneas verticales y pliegues de los vestidos acartonados. En estos dibujos se observa además la importante influencia que ejerció la figura de Durero, sobre todo en la idea de querer representar el interior de los personajes pero también influencias de su gran maestro Andrea del Sarto y del mismísimo Miguel Ángel.

pontormo-mujer-de-pie

Pontormo, Mujer de Pie. (*)

En esta primera sala destacan además dibujos preparatorios que realiza para el proyecto de la Cartuja de Galuzzo: una serie de frescos en el claustro sobre escenas de la Pasión de Cristo, donde se percibe la influencia de Durero. A medida que avanzamos, empiezan a aparecer un interés cada vez más intenso por el movimiento y la torsión de los cuerpos que se puede observar en los dibujos preparatorios que realiza junto con su discípulo Bronzino para la Capilla funeraria de los Capponi en la Iglesia de Santa Felicità.

2. Proyecto para la Villa medicea Poggio a Caiano:

Pontormo recibe un importante encargo para decorar una luneta del salón de la Villa Poggio a Caiano de Florencia, concretamente un episodio de la Metamorfosis de Ovidio, pero el proyecto finalmente no gusta y le encargan hacer una composición más clásica. A pesar de esto, en la nueva versión se observa que supo renovar los esquemas más tradicionales. Se pueden apreciar en estos dibujos detalles de las figuras que iban a formar parte de estos lunetos. Las figuras son manieristas e incluso se demuestra ese interés del artista por la experimentación que se observa por ejemplo en el rostro fantasmagórico de un dibujo de la Virgen.

pontormo-vertumno-pomona

Pontormo, estudio para luneto representando el mito de Vertumno y Pomona.

En otra de las salas llamada “En diálogo con Pontormo” se puede entender la importancia de su obra que se refleja en otros de los grandes artistas como Poussin, Durero o Tiépolo.

3. Frescos para la Iglesia de San Lorenzo de Florencia:

En el año 1545 recibe el encargo de realizar los frescos para los tres muros del ábside de la Iglesia de San Lorenzo junto a su discípulo Bronzino. En esta parte de la exposición se muestran los dibujos preparatorios de este nuevo encargo. Este trabajo dura 11 años hasta su muerte en 1557, por lo que finalmente no ve terminado su trabajo. En estos frescos se puede apreciar el Pontormo Manierista. En la parte superior la composición es más clásica mientras que en la parte inferior se observan las figuras más rotondas. Los frescos se destruyeron en 1738 pero sabemos de su existencia gracias a los testimonios escritos de Vasari y a los maravillosos dibujos preparatorios que se encuentran en esta exposición. Muy interesante son los 4 evangelistas que muestran la influencia de las figuras de la Capilla Sixtina de Miguel Ángel.

4. El Diario del artista y la tabla del Baptisterio de Florencia:

La exposición se cierra con dos obras muy interesantes ligadas al artista. Una es “Estudio para Flagelación“ realizada sobre una tabla de madera que fue descubierta junto con otras cuando se comenzó a restaurar el púlpito. Se trata de un dibujo sobre tabla realizado con lápiz y sanguina. La otra obra es el diario del artista: “Il Libro mio”, proveniente de la Biblioteca Nazionale de Florencia que escribió entre 1554 y 1556. Una recopilación de anotaciones de los últimos años de vida del pintor y en el que relata aspectos de su vida cotidiana como lo que había comido, cómo había sido su digestión, cómo subía a los andamios para pintar, etc. Un diario que refleja su particular personalidad introvertida y atormentada, escrito a pluma y en cuyos márgenes podemos encontrar también minúsculos dibujos y a la vez se convierte en un extraordinario documento sobre la vida cotidiana de la Florencia del siglo XVI.

(*) Imágenes: madridfree.com, Wikimedia Commons. Creative Commons License.