La_Lugrareja_Arevalo

Ermita de la Lugareja, Arévalo.

Todos sabemos que una parte de los Bienes de Interés Cultural se encuentran en manos de propietarios privados y también sabemos que muchas veces, precisamente por eso, ese patrimonio es menos accesible. En la Ley 16/1985 de Patrimonio Histórico Español se intenta garantizar la accesibilidad de todo el mundo a los BIC, tal y como queda reflejado en el Artículo 13.2:

Por cierto, ¿conoces el libro Por Qué Estudiar Historia del Arte?

Te recomiendo que le eches un vistazo.

Asimismo, los propietarios y, en su caso, los titulares de derechos reales sobre tales bienes, o quienes los posean por cualquier título, están obligados a permitir y facilitar su inspección por parte de los Organismos competentes, su estudio a los investigadores, previa solicitud razonada de éstos, y su visita pública, en las condiciones de gratuidad que se determinen reglamentariamente, al menos cuatro días al mes, en días y horas previamente señalados.

No obstante, la libertad que otorga a los propietarios para establecer los horarios hace que a efectos prácticos ese patrimonio sea inaccesible. A veces las horas de apertura son imposibles para una gran mayoría del público, otras ni siquiera es posible enterarse del horario.

Horario_La_Lugareja_Arevalo

Horario de la ermita de la Lugareja, Arévalo.

Es cierto que aquí entran en conflicto los derechos de los propietarios a su privacidad (pues en ocasiones el bien patrimonial se encuentra en su lugar de residencia) con los del público en general y que este es un conflicto difícil de solucionar. Sin embargo, el patrimonio es cultura y la cultura no se puede privatizar, porque es de todos.

(*) Imágenes: Natalia G. Barriuso.