Amadeo Modigliani, Dédie [Odette Hayden], 1918

Amedeo Modigliani, Dedie, 1918. (*)

La Fundación Mapfre en el Paseo de Recoletos, 23 en Madrid, ofrece desde el 26 de septiembre y hasta el 6 de enero de 2013 una interesante recopilación de 80 retratos procedentes del Musée National d’Arte Moderne-Centre Pompidou de París que abarcan cronológicamente desde finales del siglo XIX hasta finales del siglo XX. Cada uno de estos retratos es una propuesta de manera individual de la evolución en la representación del rostro, que gozó de una gran fase de experimentación durante toda la Modernidad.

Retratos. Obras maestras. Centre Pompidou parece que se va a convertir en una de las exposiciones más interesantes de este otoño en Madrid y prueba de ello es la selección de obras que se presentan. Destacan numerosos artistas muy conocidos por todos: Pablo Picasso, Amadeo Modigliani, Marc Chagall, Henri Matisse, Constantin Brancusi, Alberto Giacometti, etc.

La aventura, la gran aventura es ver surgir algo desconocido cada día, en el mismo rostro: es algo más grande que todos los viajes alrededor del mundo. Alberto Giacometti

Retratos, retratos, retratos

A lo largo de toda la Historia del Arte, la representación de la figura humana ha sido algo constante en todos los artistas, pero lo realmente difícil ha sido conseguir trasmitir a través del retrato todo el conjunto de un personaje, es decir, tanto su fisionomía como su personalidad.

Durante la Modernidad el artista contemporáneo se opone a la simple representación del retratado, como había ocurrido desde la Antigüedad hasta el Romanticismo. Gozando ahora de libertad artística, está interesado por el individuo solo, aislado, por la singularidad del ser humano.

El género del retrato también va a ir influenciándose inevitablemente de todas las circunstancias del momento histórico: desde las guerras, pasando por los fascismos europeos e incluso por las teorías psicoanalíticas para pasar a reflejar esa ruptura de las vanguardias hasta finalmente adaptarse a la influencia de la fotografía y a los comienzos de la globalización. Pero no hay que olvidar que a pesar de la necesidad de experimentación en las transformaciones plásticas que van surgiendo a lo largo de todo el siglo XX, el artista se va a centrar además en la búsqueda del interior del retratado.

El Montaje de la Exposición

Todos estos aspectos se reflejan en esta exposición que se extiende por dos de las plantas del edificio Mapfre en Recoletos. La disposición de las obras sigue un orden cronológico y el visitante podrá comprobar que la mayoría de ellas corresponden al siglo XX. El comisario de la exposición, Jean-Michel Bouhours, conservador jefe del departamento de Arte Moderno en el Museo Pompidou, es además especialista en las vanguardias históricas y ha querido dividir la exposición en cinco bloques temáticos:

1) Los misterios del Alma: el artista busca indagar en la personalidad del retratado. De las teorías científicas que van surgiendo. El psicoanálisis dará importancia al subconsciente y vendrá representado a través del Movimiento Surrealista. Los sentimientos y las emociones van a ser intensamente representados en los numerosos retratos que proceden del Fauvismo o del Expresionismo. Va a tener un gran protagonismo el retrato de mujer, la importancia de la mujer como modelo. Ésta se va a representar con una mirada descarada que mira directamente al espectador y al artista que la está pintando como Odalisca de Pantalón Rojo de Henri Matisse (1921) o la prostituta tuberculosa de Auguste Élysee Chabaud, Yvette, que con sus pómulos resaltados con el rojo carmesí que además domina toda la escena, nos mira de forma muy provocativa.

2) Autorretratos: en este apartado es el artista quien se representa así mismo. Algo bastante complejo si pensamos en cómo podemos representar nuestra propia personalidad o fisonomía. Interesante el Autorretrato del artista holandés Kees Van Dongen realizado con un ángulo contrapicado y donde consigue una iluminación de un violento contraluz.

3) De cara al Formalismo: el artista contemporáneo empieza a jugar con la transformación del rostro, con la abstracción, experimentando en la manera de cómo conseguir exaltar los rasgos más representativos que nos ayuden a identificar al retratado. En esta sección encontraremos referencias al Primitivismo y aspectos arcaizantes de los modelos. Todos estos artistas consiguieron plasmar una gran expresividad mediante la síntesis de lo más esencial del rostro. Claro ejemplo de ello lo observarán en la obra de Constantin Brancusi, La Musa dormida, una cabeza cortada de bronce donde las estrías del cabello contrastan con el rostro pulido. La boca semi abierta, los ojos aparecen cerrados y una nariz que no es más que un relieve que se une a las cejas.

4) Caos y desorden o la imposible permanencia del ser: el artista se aleja definitivamente del retrato mimético para representar ahora lo imperfecto, lo frágil, lo inestable, en definitiva, la complejidad humana. Los retratos que se presentan en esta sección, parecen estar al borde de la ruptura como se puede comprobar por ejemplo en la escultura de Alberto Giacometti, llamada Diego.

Destacan además tres retratos realizados por Pablo Picasso. El artista malagueño no utiliza la abstracción para estos retratos, sino que crea un nuevo retrato a través de un nuevo lenguaje mediante la síntesis de los aspectos que le impresionaban.

Uno de ellos representa a su primera mujer Olga Khokhlova, Mujer con sombrero (1935) que estuvo inspirado en una fotografía y se representa con aspecto demacrado y melancólico, como una caricatura. De sobra se sabe la visión peyorativa que el artista tenía de su mujer por esto el color y las formas poseen una gran carga simbólica, intentan demostrar las relaciones inestables y agresivas entre el artista y la modelo.

Otro de los retratos de Picasso que claramente representan esta sección es El sombrero de Flores, (1940) que pertenece a una serie de retratos de mujeres anónimas y donde deforma el rostro femenino y lo representa mediante narices alargadas como hocicos, los ojos sellados o vueltos del revés, los cuerpos con cicatrices o atados con cuerdas y siempre coronados de un ridículo sombrero. Este tipo de retratos en pedazos son un testimonio del período bélico que estaba pasando el artista.

5) Tras la fotografía: En esta parte de la exposición la pintura empieza a influenciarse de la fotografía, por la instantaneidad de la pose, o el punto de vista desde abajo. La pintura se empieza a adaptar a la fotografía. Muy curioso es el retrato de Arne de Chuck Close, un célebre marchante estadounidense. El artista desde 1967 abandona la abstracción para centrarse en la figuración. Pinta cabezas enormes y sin cuerpo. De una fotografía reproduce a gran escala el retrato pero ayudándose de una cuadrícula y en cada una de ellas pinta formas abstractas que forman todo el conjunto por lo que si nos alejamos del lienzo percibimos a la persona representada.

Visita la Exposición

En definitiva una exposición que no pueden perderse pues además de un interesantísimo análisis sobre el género del retrato y de su importancia como forma de expresión artística desde el arranque de la Modernidad hasta bien entrado el siglo XX, el visitante podrá aprovechar para hacer un recorrido por algunas de las obras maestras del siglo XX que provienen de los fondos del Museo Pompidou y descubrir otros artistas menos conocidos que estuvieron a la sombra pero que merecen, sin lugar a dudas, su reconocimiento.

La Sala de Recoletos de la Fundación Mapfre abre todos los días.

Su horario es el siguiente:

De martes a sábado de 10:00 a 20:00

Domingos y festivos de 11:00 a 19:00

Lunes de 14:00 a 20:00

Siempre teniendo en cuenta que el último pase es media hora antes del cierre.
También se ofrecen visitas guiadas gratuitas que son de lunes a jueves a las 16:00 y a las 17:00. Conviene presentarse con media hora de antelación para recoger las entradas ya que pueden acceder a este tipo de actividad sólo 14 personas.

Referencias

AA VV, Catálogo de la Exposición Retratos. Obras Maestras. Centre Pompidou, 2012.

Murga, Idoia, “Retratos, Obras maestras Centre Pompidou”, Revista Fundación Mapfre. 20 de septiembre de 2012.

Artículos relacionados

Odilon Redon visita la Fundación Mapfre

Los dibujos de Pontormo en la Fundación Mapfre

“Macchiaioli. Realismo impresionista en Italia” en la Fundación Mapfre

Impresionistas y postimpresionistas en la Fundación Mapfre

(*) Imagen de Portada: Wikimedia Commons. Creative Commons License.