Te animo a vivir una experiencia, una ruta alternativa por Utah (Estados Unidos). Será un viaje mental, dadas las complicaciones que supone trasladarse hasta el desierto y llegar al Gran Lago Salado. Pero como ya he dicho, se trata un viaje mental. Así que desde casa, entra en GoogleMaps, y escribe “Great Salt Lake, Spiral Jetty”. A continuación contemplarás en el margen de la orilla una especie de pequeño saliente con forma de espiral. Parece un capricho de la naturaleza, y sin embargo es el resultado de una intervención artística, Spiral Jetty. Su autor: Robert Smithson.

Gran Lago Salado, Utah, Estados Unidos. Imagen satélite

Gran Lago Salado, Utah, Estados Unidos. Imagen satélite.

Continuamos el viaje, esta vez caminando por el desierto, en busca de esa sensación de inmensidad ante el paisaje que se expande unida al afán de superación del ser humano. El terreno árido no tardará mucho en dar paso a un gran lago que ofrece una gama de colores y texturas atractivas. Las rocas blancas producidas por la alta salinidad contrasta con las aguas del lago tintadas de rojo a causa de unas algas marinas que allí habitan. Y allí está Spiral Jetty.

Spiral Jetty, Gran Lago Salado. Imagen satélite

Spiral Jetty, Gran Lago Salado. Imagen satélite.

Spiral Jetty (Muelle en Espiral) es una intervención artística realizada en este paisaje, empleando basalto negro que cubre los lados de un camino de tierra levantado por la maquinaria. Smithson construye un muelle, cuya lengua de tierra se introduce en el lago y se envuelve sin concluir. Vamos a caminar por el muelle, y seguir el sendero circular hasta su fin.

Hemos llegado al fin del camino. Fíjate bien, primero hemos visto la obra desde el aire, luego hemos caminado por el desierto hasta llegar al lago, para a continuación meternos dentro de la propia obra. Y es que Spiral Jetty se concibe para ser vista desde estas tres perspectivas: desde el aire (out), a nivel de suelo (at), y dentro del muelle (in), expresando en lengua inglesa la importante relación de la obra con el lugar. Smithson nos ofrece una imagen de los tres universos: macrocosmos o astrofísico, newtoniano o humano, y microcosmos o molecular.

Robert Smithson, Spiral Jetty

Robert Smithson, Spiral Jetty.

Has de saber que este tipo de intervención se conoce como Land Art, entre otros términos, para calificar a una serie de obras realizadas en el paisaje, y que tuvo su origen entre las décadas de los 60 y 70 del pasado siglo XX, a raíz de dos exposiciones en la Galería Dwan de New York y del Museo de Bellas Artes de Boston. No es un movimiento artístico, tampoco un estilo, se trata de una actividad circunstancial, aunque los investigadores señalan algunas particularidades generales y distinguen tres grupos o tipos de obras: aquellas que tienen que ver con la acción y la performance, con un tono más reivindicativo; aquellas que requieren de un proyecto de gran complejidad constructiva; y aquellas que tienen un papel más íntimo, buscando la vuelta hacia los orígenes mediante pequeñas intervenciones en el paisaje. Spiral Jetty pertenece al segundo grupo.

El Land Art usa un concepto artístico a través del paisaje para incitar a la reflexión. Durante nuestro recorrido, primero desde el aire y luego a pie, hemos formado parte de la obra en todo momento, pues el objetivo es que pasemos de ser espectadores pasivos para convertirnos en espectadores activos-especulativos, obligándonos a nosotros mismos a realizar un ejercicio mental para abordar la obra.

Pero Spiral Jetty no es el muelle de tierra en sí. Spiral Jetty es el conjunto de filmaciones, fotografías, mapas y escritos que realizó Smithson durante la creación, construcción y finalización de la obra. Tiene, por tanto, un carácter procesual, típico del Land Art, el cual se enmarca dentro de la reacción de vanguardia contra el llamado Arte Pop que reflejaba los valores del capitalismo y la sociedad de consumo. Spiral Jetty -y cualquier otra obra relativa al Land Art– se localiza fuera del marco de consumo, y en la medida de lo posible, en lugares anónimos. Las propias mareas del Gran Lago Salado daban la posibilidad de que la obra quedara sumergida, algo que ocurrió durante años, y que ya Smithson tenía previsto. De esta manera, se convierte en algo efímero, y desaparece la necesidad de apropiarse de la obra por parte del espectador para convertirla en objeto fetiche. El espacio no está para ser representado sino para ser experimentado.

Salgamos de la espiral, vamos a contemplar la obra desde la orilla. Pon atención a la lectura de los colores, la confluencia entre el rojo y el blanco. Smithson sexualiza el espacio y se refiere a Spiral Jetty como metáfora de la vida, según sus palabras “químicamente hablando, nuestra sangre tiene una composición análoga a los mares primordiales”, siendo por tanto el Gran Lago Salado el origen de la vida.

Vamos más allá, volvamos a ver la obra desde el universo, donde las mismas partículas moleculares que encontramos en el lago se reflejan en la nebulosa. Como puedes ver, estamos realizando un viaje que no tiene principio ni fin. Smithson insiste en la reflexión de los conceptos espacio y tiempo, así como las teorías físicas de la expansión/recesión del universo y la entropía, y lo hace a través de nuestra experiencia al formar parte del muelle en espiral.

Nuestro viaje acaba donde empezó. Espero que lo hayas disfrutado. Sin duda, la experiencia de caminar por Spiral Jetty superaría las expectativas. Está gestionada por la Foundation Dia Art. La obra se puede visitar. Yo algún día lo haré.

Si quieres introducirte en este tipo de intervención artística, conocer otros autores, y las teorías que plantean con su obra, te recomiendo la monografía Land Art, de la autora Tonia Raquejo.

Referencias:

Tonia Raquejo (1998): Land Art, Nerea, Madrid.
Foundation Dia Art