Rolex Learning Center

El campus de la École Polytechnique Fédérale de la ciudad de Laussane (EPFL) en Suiza, cuenta desde principios del año 2010 con el edificio Rolex Learning Center, un proyecto innovador y experimental, tanto desde el punto de vista educativo como arquitectónico. El proyecto ha sido redactado por el estudio SANAA formado por los arquitectos japoneses Kasuyo Sejima y Ryue Nishizawa. Aunque son poseedores de numerosos proyectos relevantes en Asia, Europa y Estados Unidos, el Rolex Learning Center merece especial atención por la expresión de los valores de la tradición arquitectónica y filosófica japonesa -y su sincretismo con la arquitectura moderna occidental- que se ponen en práctica en este edificio. Patrick Aebischer, presidente de la École Polytechnique Fédérale de Laussane (EPFL) expresa así su idea del centro:

Por cierto, ¿conoces el libro Por Qué Estudiar Historia del Arte?

Te recomiendo que le eches un vistazo.

El Rolex Learning Center, ilustra nuestra visión de la universidad en la que no hay fronteras entre las diversas disciplinas y donde matemáticos e ingenieros están en contacto con especialistas en neurociencias y técnicos en microelectrónica para concebir nuevas tecnologías que mejoren la vida. Invitamos al público a que disfrute de este espacio y se impregne de la idea de que trabajar por la ciencia es trabajar por el avance de la sociedad.

Para llevar a cabo este programa educativo SANAA proyectó un edificio con desarrollo horizontal en donde se pudiese aprender, intercambiar conocimientos, pero también disponer de una biblioteca, una cafetería, o asistir a un evento cultural, y todo en un espacio unificado.

El edificio se asienta en el terreno de manera sutil y serena en una parcela rectangular. Los arquitectos diseñaron el contorno del edificio con alabeos y retranqueos, generando corredores de paso a través de los umbrales de los arcos que funcionan como flujos de atracción hacia los accesos de entrada.

Rolex Learning Center

Para acometer este gran espacio, SANAA proyecta una forma que viene definida por dos láminas paralelas onduladas (suelo-techo) y perforadas con células lumínicas que atraviesan la planta. Para el suelo construyen una losa continua de hormigón visto, el techo se realiza con estructura de madera laminada que rematan con lámina de acero para aligerar peso a la estructura, y el cerramiento se realiza en vidrio continuo. Estos tres elementos arquitectónicos (suelo-techo y cierre) serán los generadores de un espacio innovador. SANAA plantea un espacio único, para así interrelacionar las diferentes disciplinas que se van a impartir en el centro.

El deslinde de unas a otras será solo visual, no hay muros de separación como en las zonas de estudio tradicionales, donde las aulas y pasillos están claramente diferenciados. Son las cimas y las bases de las ondulaciones las que separan los distintos usos del espacio. Frente a la idea de un espacio jerárquico y permanente se proyecta un espacio unificado y dinámico, con el objetivo de que los usuarios se relacionen de forma equitativa; creando así una circulación libre que propicie la transversalidad del conocimiento y la socialización de los usuarios.

Rolex Learning Center

Sejima tiende a construir espacios con desarrollo horizontal en sus obras, el 21st Century Museum of Contemporary en Kanazawa, Japón (Premio Pritzker 2010), el Museo Louvre Lens en el norte de Francia o el pabellón de vidrio para el Toledo Museum of Art en Ohio, USA son algunos de los proyectos donde propone este tipo de espacio. Los orígenes de esta forma de entender el espacio los podemos encontrar en la casa tradicional japonesa, y en su experiencia respecto al espacio arquitectónico que tuvo cuando aun era pequeña. La casa tradicional japonesa se distribuye con paneles móviles de papel de arroz, que se pueden abrir y comunicar toda la casa logrando un espacio unificado. Es un espacio polifuncional que se utiliza según las necesidades, lo que lo convierte en un espacio no-permanente, cambiante.

Este sentido de la transitoriedad, conecta con uno de los absolutos del movimiento arquitectónico metabolista de Kenzo Tange la “impermanencia”, que es a su vez recogido del concepto sintoísta “mudyoo” que significa impermanencia o transitoriedad de la existencia humana, y que implica una resignación frente a la fragilidad de todo lo viviente. De esta forma, el espacio que proyecta SANAA se caracteriza entonces por la transitoriedad, por la convertibilidad, un concepto que arranca de la tradición pero que se ensaya en un edificio del siglo XXI para satisfacer unas necesidades específicas; dejando siempre una puerta abierta a nuevas funciones futuras radicalmente opuestas si se quiere. Así, las funciones vienen marcadas por el mobiliario, que se pude sustituir en base a los intereses que se desee, y no en función de la compartimentación de los espacios.

La observación que Sejima experimentó muy tempranamente respecto a la idea del espacio unificado, se extrae de la entrevista que la periodista Anatxu Zabalbeascoa le hace a la arquitecta para el periódico El País, en la que nos cuenta cómo descubre la idea del espacio continuo cuando aun vivía con sus padres:

[…] cuando vivíamos en un barrio de viviendas pareadas de empleados de Hitachi, todas exactamente iguales, llegó un ingeniero americano. Y cuando entré en su casa sentí otra gran sorpresa. Su manera de usar la misma casa que teníamos nosotros era diferente. Por dentro era completamente distinta. Habían cubierto todo el suelo de moqueta roja. Habían eliminado particiones; el espacio era continuo. Con cuatro elementos habían transformado una casa y el modo de habitarla. Las casas eran muy sencillas; todas completamente iguales. Pero estaba claro que permitían una gran libertad individual.

Rolex Learning Center

Rolex Learning Center

Sejima lo que hace es aunar tradición con la idea moderna del loft , una tipología que nace del aprovechamiento de almacenes y fábricas en desuso en el Nueva York de los años cincuenta; y que consisten en grandes espacios con pocas particiones o sin ellas, dotados de grandes superficies acristaladas y mucha iluminación.

Esta horizontalidad del diseño se refuerza con el jardín que rodea al edificio, en el que se propone un plano verde sin elementos que generen volumen.

El programa de necesidades que se desarrolla en El Centro de Aprendizaje Rolex viene definido por: una biblioteca, una zona de enseñanza, una zona cultural, una zona de servicios y zona de espacios sociales en los que se incluye la zona exterior. El centro tiene una superficie total de 37.000m² en la que se engloba una planta subterránea para aparcamientos. Fue inaugurado en marzo del 2010 con un carácter netamente público ya que cualquier persona pude visitar el edificio y utilizar las zonas sociales y la biblioteca.

Rolex Learning Center

La forma singular del Rolex Learning Center con esa presencia elegante y serena de sus superficies onduladas fue ideada por SANAA apoyándose en dos ideas: La naturaleza y el hombre. Según ha explicado Nishizawa de la naturaleza toman como referencia la curva que genera la topografía de la ciudad de Laussane, y del hombre se inspiran en sus movimientos orgánicos que son curvos y no rectos. El desarrollo de estas dos ideas fue lo que hizo posible este innovador espacio a modo de parque urbano, lleno de recorridos aleatorios, con sus cimas y mesetas donde los conceptos dentro-fuera se funden por la transparencia de sus fachadas. SANAA pretende así, crear una cierta libertad dejando pasear a los usuarios o hacer cualquier otra actividad al azar fuera de los usos formales de los espacios.

Aunque en apariencia parece un edificio sencillo fruto de la filosofía de SANAA, en el desarrollo del proyecto se tuvieron que superar muchas dificultades. La forma orgánica del edificio aparentemente naturalista, conlleva una estructura muy complicada de resolver debido a sus ondulaciones y las grandes superficies voladas. Para ello se recurrió al avanzado estudio de ingeniería estructural SAPS, que realizó los estudios previos del cálculo de la estructura, para dar con la forma óptima de las láminas onduladas y reducir al mínimo las tensiones de flexión. Luego los estudios Bollinger & Grohmann Ingenieure y Walther Mory Maier llevaron a cabo los minuciosos cálculos que articularon la forma definitiva. En su construcción, se utilizó la tecnología GPS para poder colocar con absoluta precisión los paneles del encofrado, y garantizar así, una superficie continua y pulida del hormigón armado. Para tolerar los movimientos naturales o estructurales que se puedan producir en el edificio, los cielos rasos interiores son articulados, los vidrios curvos de fachadas y patios se cortaron uno a uno, y se mueven de forma independiente en sus marcos articulados. De esta forma, si el edificio se mueve los vidrios y cielos rasos no sufren roturas, ya que estos tienen márgenes de movimiento independiente del movimiento de la estructura.

En estos grandes edificios se tiene muy en cuenta la eficiencia energética, en este sentido el Rolex Learning Center ha recibido la Certificación Minergie, el estándar utilizado en Suiza para la medición de la excelencia ambiental en edificios. El diseño de su forma permite una iluminación natural en buena parte del edificio, así como, generar sistemas de ventilación cruzada –mediante los patios y arcos- que dan autonomía energética al centro en ciertos periodos del año. Su doble acristalamiento, los sistemas de persianas, el aislamiento en suelo como en techo, junto al aprovechamiento de la instalación de bombas térmicas que utilizan el agua del lago Leman -que se encuentra muy cerca del centro- dota al edificio de un gasto energético bajo. La calefacción radiante en piso, la climatización y la iluminación se controla mediante un sistema digital, que fue diseñado por la avanzada empresa de ingenieros Sorane SA formada por ingenieros de Laussane y Zurich, aumentando notablemente la eficiencia energética del centro.

Rolex Learning Center

Rolex Learning Center

Una constante en la cultura estética japonesa es la búsqueda de “Jyo” que se traduce por pureza, el cual Sejima y Nishizawa cultivan en sus proyectos. En este sentido, SANAA utiliza acabados, materiales y formas para dotar a sus proyectos de esta idea. Esto lo consiguen con la depuración de los soportes verticales que son de una delgadez extrema, que pasan casi inadvertidos generando diafanidad ambiental. El aspecto pulimentado del hormigón visto y los interiores con acabados extremadamente pulidos en color blanco, son expresiones en busca de esta idea, que se refuerza con todo el mobiliario en color blanco. En cuanto a la transparencia del edificio como idea de pureza Kasuyo Sejima aclara:

[…] el significado de la transparencia es crear relaciones diversas. No es necesariamente mirar a través. La transparencia también significa claridad, no solo visual sino también conceptual.

Es evidente que la forma orgánica contenida y depurada del Rolex Learning Center, se encuentra en discrepancia con otros organicismos expresionistas occidentales, esto distancia y singulariza a SANAA frente a otras arquitecturas del exabrupto y del alarde expresivo de la apariencia. Sejima y Nishizawa reinventan el espacio, dándole permeabilidad y sensualidad en donde todo se ve y nada se oculta, creando atmósferas sutiles en el paseo arquitectural por los cuerpos luminosos de su arquitectura. SANAA está cuestionando la forma de habitar los espacios, y esto implica modificar nuestros hábitos, en cuanto a la forma de relacionarnos y percibir este lugar.

Rolex Learning Center

Es por ello que el Rolex Learning Center se revela como un edificio prototipo y experimental, creador de nuevas formas de concebir el espacio. Es una arquitectura negativa, del despojo, en el sentido de desprenderse de lo superfluo, es delicada pero poderosa en su desafío a la gravedad, sobria y refinada en su concepción, pero con un resultado de gran intensidad emocional.

Frente a un mundo fragmentado y de oquedades, SANAA presenta un espacio unificado y socializador, frente a una sociedad contemporánea del exceso propone una estética de la continencia. El espíritu de SANAA camina paralelo a la serenidad de los campos de color de Mark Rothko, al minimalismo de los open cube de Sol Lewitt, o a la permeabilidad y levedad de la Casa Farnsworth.

Artículos relacionados

Mies van der Rohe y la Nueva Galería de Berlín (I)

Mies van der Rohe y la Nueva Galería de Berlín (II)

En busca del objeto específico. Minimal Art