Panorámica de la exposición: SUSO33 One Line.

Panorámica de la exposición: SUSO33 One Line.

Los amantes del arte urbano están de enhorabuena; y es que el Centro Tomás y Valiente de Fuenlabrada (al sur de Madrid), ha dedicado una retrospectiva al polifacético artista Suso33 (Madrid, 1973). Bajo el título: Suso33 One Line, esta exposición, comisariada por Susana Blas, pretende hacer un recorrido por las tres décadas de su carrera; que abarca desde sus comienzos como escritor de graffiti hasta su inclusión en las artes escénicas. Y es que si algo caracteriza la obra de este artista es su carácter transversal.

exposicion suso33

Según explica él mismo, la infancia de Suso33 estuvo marcada por la educación católica que recibió en sus primeros años de estudio. Con sus luces y sus sombras, este marco religioso pronto le resultaría opresivo, obligándole a buscar nuevas vías de expresión fuera del ámbito escolar. Como muchas personas de su generación, el graffiti supuso para él una forma de sacar toda esa energía reprimida y liberarse de su entorno familiar; que en multitud de ocasiones le había negado su forma de sentir y pensar.

A través de sus primeros tags (1985), Suso33 fue creándose una nueva identidad; suponiendo una especie de “salvavidas” que le permitió dar rienda suelta a un mundo interno que estaba en constante ebullición y que empezaba a ver la luz. Por lo tanto, desde sus inicios, este artista va a utilizar el graffiti como una herramienta para expresar sus emociones, que le ayudará a ubicarse en su entorno y a entenderlo, y de esta forma a comprometerse con él.

Pero, debido a su gran talento, y tras sus primeros tags, pronto investigará nuevas formas de expresión artística que le llevarán por caminos, algunas veces inciertos, pero siempre apasionantes. Recordar que fue el precursor del graffiti iconográfico y del streetart a finales del la década de los 80. Como primera creación icónica tenemos que citar la famosa plasta. Con esta figura su mensaje artístico se refina, integrando por primera vez el elemento poético y en ocasiones burlón. La plasta simularía una mancha; lo que se ha interpretado como una especie de guiño grotesco a todas las personas que relacionan el arte urbano con lo incívico. Pero, si observamos con detenimiento, esta mancha también tiene forma de lágrima (o lágrimas). Suso33 ha explicado en alguna ocasión que, debido a su educación represiva, es incapaz de llorar. Por lo tanto, este icono vendría a representar un llanto interno que solo se puede liberar a través del arte.

Imagen del icono “plasta” situado temporalmente en la plaza mayor de Madrid

Imagen del icono “plasta” situado temporalmente en la plaza mayor de Madrid.

Como ya hemos contando anteriormente, el hecho de crear arte en la calle generó en el artista una transmutación que le hizo comprometerse con su comunidad y que, desde el punto de vista artístico, marcó su temática. La evolución de su barrio (Tetuán), siempre en constante transformación, le hizo replantearse qué papel representan los ciudadanos en las grandes ciudades, y cuáles son sus carencias. Desarrollando esta idea creó la serie iconográfica Ausencias y Presencias. Para plasmar estos iconos utilizó (aunque no siempre) como soporte la pared de grandes edificios, en muchas ocasiones abandonados. Esta vía de expresión, utilizada en la actualidad, pretende crear un diálogo entre lo nuevo y lo viejo, el pasado y el presente, y aspira a ser un espejo donde los ciudadanos se reflejen y comprendan de dónde vienen y a dónde van.

Suso33, Ausencias

Suso33, Ausencias.

suso33-presencias

“Ausencias”, en la parte superior, y “Presencias” en la inferior. Ambas se diferencian, en que la primera carece de sombra. Murales realizados en Madrid.

Observar sus obras es entender mejor qué dinámicas internas generan las propias ciudades; lugares imprescindibles para el desarrollo social, pero a la vez productoras de soledad y desarraigo, donde la deshumanización desfigura la propia silueta de las personas.

Este miedo existencial, característico de todas las sociedades modernas, también va a ser plasmado magistralmente por Suso33. Nos referimos a las Angustias; retratos, de mayor o menor formato, que tienen como elemento principal sus rasgos excesivos y agonizantes, que dejan entrever sus tormentos internos. El propio trazo “violento” así nos lo expresa. En ocasiones suele presentarlos con las bocas abiertas; como si fueran peces fuera del agua que están boqueando su propia agonía.

En esta exposición se hace referencia a la tensión existente entre los conceptos legal-ilegal en el arte urbano. El artista no tiene miedo de abrir este debate, ya que, según él, el espectador recibe la obra artística de forma diferente dependiendo de si el contexto es tradicional (museo, galerías etc…), o si no lo es (la calle). A su vez también se cuestiona cuál es su función dentro de la sociedad, ya que de forma paradójica ha pasado de ser un artista marginal y perseguido, a exponer en prestigiosas pinacotecas.

suso33

Mural urbano integrado en la retrospectiva: Suso33 On Line.

suso33-angustias

Suso33, Angustias, exposición Suso33 On Line.

Otra de las características de su obra es lo que se ha denominado: pintura en acción; donde se integra con otras expresiones artísticas, como puedan ser el teatro o la danza. Esta forma de crear se acerca mucho a su concepto de arte, concebido como un elemento dinámico y en constante evolución. En realidad lo que más le gusta a Suso33 es el proceso, la acción; y el final lo considera un resto arqueológico, es decir, el resultado físico de la transformación artística. Estos procesos creativos o performance son grabados, y se pueden ver en la exposición a través de las pantallas interactivas que se han instalado.

Y es que hay que recordar que otro elemento que define su arte es su carácter efímero. Por ejemplo, tenemos que citar sus recientes instalaciones que llevan por título: Atravesando la pared o Time-time, ambas realizadas en 2014. Como dato singular hay que decir que fueron hechas en el pueblo escocés de Dufftown, donde acudió por la concesión de una beca; permitiéndole por primera vez interaccionar con el ámbito rural. Gracias a su sensibilidad artística, los nuevos elementos naturales del entorno fueron integrados a su discurso; especialmente el agua, que lo relaciona con su flujo emocional:

No lloro, y con el agua puedo expresar ese flujo constante de emociones e ideas que inundan mi ser en el interior y que me ahogan en un continuo proceso de transformación y evolución.

suso33 performance

Suso33 realizando una performance.

Por tanto, la obra de Suso33 surge a partir de la emoción, la acción y el compromiso con la comunidad. Pero, aunque estos tres elementos definen su pintura, en realidad su arte es mucho más que eso; es una pulsión creativa que no desprecia ningún canal de expresión, y que, seguramente, ni el propio artista intuya su propia evolución.

(*) Imágenes: Cultura Colectiva, Diego Pontones, Toshi, mtn-world.com y Alfonso Ferrero. Fair Use License.