La Edad de Oro (1983-1985)

Es el programa televisivo “estrella” de la Movida. Sirvió de plataforma para mostrar al público las últimas tendencias y novedades culturales.

El espacio fue un auténtico escaparate de las tendencias más vanguardistas del momento y convirtió a su presentadora Paloma Chamorro (con su imagen punk y sus inolvidables y voluminosos peinados) en una auténtica musa de la Movida.

El programa apostaba por nuevos talentos no sólo musicales sino también escritores, artistas gráficos, cineastas, fotógrafos y pintores de la postmodernidad.

Me he divertido muchísimo viendo los programas, es como una reunión de amigos en un bar tomando cervezas, fumando, hablando de lo que hacen lo que les interesa, de temas de actualidad, el público y los otros invitados del plató pueden preguntar a los artistas en las entrevistas. Los grupos y “personajes” que pasaban por alli no eran estrellas sino jóvenes músicos que tenían un espacio para presentar su música, sus creaciones y en muchas entrevistas se aprecia que se trata de gente que no está acostumbrada a todo ese famoseo. Algunos se muestran tímidos ante la cámara y resulta muy gracioso. Tiene un estilo muy desenfadado. Harían falta programas así en la televisión actual, que está llena de reality shows, telenovelas y programas sensacionalistas y chabacanos.

La Bola de Cristal (1984-1988)

Fue un divertido programa televisivo destinado en un principio al público infantil aunque tenía secciones para todas las edades.

Su planteamiento es tratar a los niños como si fuesen adultos.

Cuenta en su reparto con grandes protagonistas de la Movida y personajes muy conocidos: Alaska, Loquillo, Santiago Auserón, Javier Gurruchaga, Kilo Veneno, Pablo Carbonell, una jovencísima Anabel Alonso, entre otros.

Está poblado de personajes fantásticos como los Electroduendes que a pesar de tener cara de zombies eran unos simpáticos teleñecos.

Secciones:

1) Los Electroduendes: Era la parte más infantil del programa. Los Electroduendes, Bruja Avería, Bruja Truca, Hada Vídeo, Maese Cámara y Maese Sonoro, tenían personalidades y poderes distintos. Además de protagonizar triquiñelas y enredos con su jerga original y moderna (“me importa un voltio”) también solían cantar. En sus aventuras hay también un trasfondo crítico al gobierno, al terrorismo, al capitalismo. Con la llegada de Pilar Miró a la dirección de Radio Televisión Española, estas críticas tuvieron que frenarse (especialmente las referidas a Felipe González). Estas restricciones produjeron el fin de esta sección y finalmente el cese de la emisión del programa en 1988.

2) El librovisor: Sección dedicada a un público adolescente y conducida por Alaska que narraba alguna historia de la Antigua Grecia, Roma o la Edad Media y el Detective Mantequilla trataba de resolver algún misterio relacionado con ella. También participaron en la narración de estas historias el dúo humorístico formado por Pedro Reyes y Pablo Carbonell. También solían emitir videoclips de los grupos de la Movida.

3) La banda magnética: Se emitía la serie norteamericana “La pandilla” que fue sustituida por “Los Monster” y también por reposiciones de “Embrujada”. La sección solía incluir algún monográfico sobre artistas del cine clásico.

4) La cuarta parte: Se consideraba como un programa aparte porque no era apto para niños. Constaba de varias partes: La entrevista del patito, donde la directora del programa, Lolo Rico, entrevistaba a personajes de actualidad o hacía monólogos críticos. El Noticiario, con Javier Gurruchaga trataba temas de todo tipo desde un punto de vista humorístico y con una miniserie interpretada por él. También se proyectaban actuaciones y videoclips de grupos no solo españoles sino las últimas tendencias también en el extranjero.

Se añadió posteriormente la proyección de cortos humorísticos.

La Música de la Movida

Se ha criticado mucho a los grupos de la Movida, tachándoles de aficionados y provocadores, pero lo cierto es que serán los primeros en nuestro país en realizar una crónica desenfadada de la juventud urbana, utilizando su lenguaje, reflejando sus inquietudes y su visión de la vida; con la temática característica: fiestas, sexo, drogas, desprecio por lo comercial y por lo socialmente aceptado… Letras irreverentes, irónicas, críticas, descaradas e incluso a veces surrealistas.

Los Garitos

Mítico el Rock-Ola, inolvidables El Penta, Boccaccio y La Vía Láctea. El Sol, sigue sonando, y sonará, porque en la Movida, sin música, no hubiese habido movimiento. De arriba abajo, de dentro a fuera. De concierto a concierto, de sala en sala… Después del rollo cantautor y antes del pseudogrunge noventero, la música española tiene otra historia. Alaska tuvo una adolescencia okupa con un nombre común a cinco compañeros más: Kaka de Lux.

Se ha criticado mucho a los grupos de la Movida, tachándoles de aficionados y provocadores

Las Bandas

Sus amigos, importadores de las últimas tendencias, eran Berlanga, Nacho Canut, Enrique Sierra, Manolo Campoamor y El Zurdo. Después el grupo se reconvertiría en Alaska y los Pegamoides. También actuaban Loquillo, Siniestro Total, Gabinete Galigari, Los Zombis, Las Chinas, Glutamato Ye-yé… Buscar un nombre para el grupo ya era una competición creativa.

La “nueva ola” cargó injustamente con el sambenito de entretenimiento de retoños de clase alta (el llamado Rock Nenuco). Pero el pop no estaba bien visto, había casos de grupos que no podían tocar al completo porque los padres de alguno de sus miembros no le dejaban salir esa noche.

El odio al Hippismo senil, las gamberradas de los Sex Pistols y la apariencia que da el nuevo punk anglosajón de ser algo nuevo y libre de todo lastre del pasado empujan a estos chicos al mundo musical.

También es decisivo el éxito del que fue el primer grupo de rock en español que entró en listas: Tequila. Cuando Kaka de Luxe logra cierta reputación sus miembros se separan y surgen nuevos grupos. Zombies, Mermelada de lentejas, Mamá, Paraíso, Nacha Pop, Los bólidos, Los Secretos, Alaska y los Pegamoides, Radio Futura, Los Elegantes, Aviador Dro, Ejecutivos Agresivos y Nikis son la primera “hornada”, entre los años 1978 y 1980. Después, tras los primeros reciclajes, la adopción del estilo de vida de rock Stars y las primeras intervenciones de industria, críticos y disc jockeys, el fenómeno se dispara.

La evolución estilística pasa del heavy endeble de los primeros intentos punks al revivalismo chic de los sesenta. Sintetizadores y cajas de ritmos se abaratan preludian ese romanticismo asociado muchas veces al techno cutre.

En 1982 llega la onda siniestra con los primeros discos de antiguos Ejecutivos Agresivos (Gabinete Caligari, Décima Víctima, Derribos Arias) y de Parálisis Permanente.

Es la primera vez que el pop español se ocupa de temas como la muerte, las perversiones, las drogas, el mundo de la noche, la guerra, la religión e incluso el nazismo. Hay que ser objetivo y aunque yo sea una gran fan de la Movida tengo que decir que toda esta temática se acabo frivolizando.

Otra rama la tenemos representada en toda una serie de grupos gamberros y divertidos como Siniestro Total, Glutamato Ye- yé, Sindicato Malone, Derribos y Pelvis Turmix. Entre los grupos más “inofensivos” aptos para niños de papá y con letras mucho más recatadas encontramos por ejemplo Hombres G y Mecano. El apartado más melódico está representado por Miguel Bosé.

Las tendencias más heavys están representadas por Obús, Barón Rojo, Panzai

También tenemos a cantautores como Sabina que tiene un estilo particular

En definitiva, la música de la Movida es un amplio conglomerado de estilos y tendencias bastante particulares. Cada grupo tiene unas peculiaridades y a la hora de hablar de ello no podemos generalizar demasiado.

El Cine y La Movida

El Cine se verá infectado por el poderoso virus de la Movida, sus ambientes, su estética, su temática…, y ocupará un lugar muy importante dentro del movimiento cultural, cuya regla fundamental característica es la defensa de los géneros de arte menor a pesar de su tosquedad estética y puerilidad argumental (las llamadas películas de serie B). El aglutinante de esas afinidades pudo ser el grupo La Liviandad del Imperdible (futuros Kaka de Luxe), que a fines de 1977 se dedicaba a difundir la música punk y a discutir las virtudes de William Castle, un cineasta muerto ese mismo año y responsable de numerosas entregas de la serie B, como House on Haunted Hill (1958), 13 Ghosts (1960) y The Old Dark House (1963). Este grupo realizará distintas publicaciones culturales.

Las películas americanas e inglesas de estética punk y tribus urbanas también tendrán gran éxito entre la juventud española de los 80, destaca “Quadrophenia” de Franc Roddam.

Podemos preguntarnos si hubo un cine de la movida al margen de Pedro Almodóvar. Muy posiblemente el director manchego sea quien mejor haya rentabilizado la etiqueta, y quizá ésta le deba tanto que no pueda leerse sin su apellido, pero no es el único:

Destacan películas como “Opera prima” dirigida por Fernando Trueba en 1980. Narra la historia de amor entre un hombre de mediana edad recién divorciado y su prima una joven hippy que le muestra otra forma de vivir la vida.

De carácter muy rompedor es el film “Arrebato” (1980) de Iván Zulueta. Película que desgraciadamente no es muy conocida por el gran público. De género fantástico e incluso de terror con la típica estética de las películas americanas de serie B trata sobre un director de películas de terror que se enfrenta a una serie de extraños sucesos.

La regla fundamental característica es la defensa de los géneros de arte menor a pesar de su tosquedad estética y puerilidad argumental

A “Qué hace una chica como tú en un sitio como este” (1978) de Fernando Colomo lo podríamos considerar como la primera película de la Movida. Rosa es una mujer de mediana edad (Carmen Maura) que ve cómo su vida cambia de manera radical cuando se divorcia de su marido Jorge (Félix Rotaeta) y conoce a un joven punk. A pesar de sus diferencias, los dos viven emocionantes situaciones en la noche madrileña.Lo mejor de ella, una jovencísima Carmen Maura que se “suelta la melena” en los garitos del Madrid dorado. La banda de sonora corre a cargo de Los Burning.

También podría citar “Tigres de papel” del mismo autor.

Muchos serán los artistas y grupos musicales que intervendrán en películas, no sólo formando parte de la banda sonora, sino que muchos de ellos también actuarán: Alaska, “Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón” Almodóvar; Bernardo Bonezzi colabora en la banda sonora de “Laberinto de pasiones” de Almodóvar; Tino Casal y Nacho Cano participan en la banda sonora de “Sal gorda” de Fernando Trueba. También los Hombres G dieron su salto al cine con dos películas. La primera,“Sufre Mamón”, fue dirigida, en 1987, por Manuel Summers, uno de los directores cinematográficos y humoristas gráficos más populares de España y padre del vocalista del grupo, David Summers. Un año más tarde, el grupo volvió a repetir la experiencia con “Suéltate el Pelo”.

Otro film a destacar sería “A tope” (1984) de Tito Fernández ya que actúan los grupos más importantes de la Movida: Alaska y Dinarama, Nacha Pop, Derribos Arias, Aviador Dro, Golpes Bajos, Gabinete Caligari y Loquillo y los Trogloditas.

Sigue leyendo:

Todo lo que hay que saber de La Movida (I)

Todo lo que hay que saber de La Movida (II)

Todo lo que hay que saber de La Movida (IV)