Pedro Almodóvar

Será un personaje emblemático de la Movida. Cineasta, cantante, “musa” de la noche madrileña…

Por aquel entonces Almodóvar tenía un grupo punk glam con Fabio Macnamara. Son dos auténticas reinas de la noche que llevan la provocación y la irreverencia a su máxima expresión. Ellos no se consideran músicos ni estrellas, sino sólo unas “perras” (entrevista a Almodóvar y Macnamara en La Edad de Oro) que parodian lo burdo y cotidiano con tanto glamour y con un vestuario que no tiene desperdicio.

Antes de comenzar mi investigación y acercamiento al tema de la Movida no conocía a este “grupo”, ahora para mi son todo un mito y ojalá volvieran a juntarse para seguir actuando, aunque esto haría peligrar la reputación hollywoodiense de nuestro querido PEDROOOO.

Aunque los analistas expertos en la obra almodovariana no parecen ponerse de acuerdo al 100%, podríamos clasificar su obra artística en seis etapas, si bien su cine posee una coherencia tal que podría hablarse sólo de una.

Etapas:

  1. Etapa «punk»: Folle, folle, fólleme… Tim, Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón y Laberinto de pasiones.
  2. Etapa con clara influencia de Berlanga-Fellini: Entre tinieblas y ¿Qué he hecho yo para merecer esto?
  3. Etapa clásica-maestra: Matador, La ley del deseo, Mujeres al borde de un ataque de nervios, ¡Átame! y Tacones lejanos.
  4. Etapa experimental: Kika, La flor de mi secreto y Carne trémula.
  5. Etapa refinada-vanguardista: Todo sobre mi madre y Hable con ella.
  6. Etapa retrospectiva-autobiográfica: La mala educación, Volver…

Los dos primeros largometrajes de Almodóvar “Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón” (1980) y “Laberinto de pasiones” (1982) aún un tanto precarios y técnicamente peores (pero en esta época ¿A quién le importa la técnica), se convertirán en las dos grandes películas de la Movida.

Características:

Como características propias de su estilo y sus películas podríamos destacar:

  • Exposición de la cotidianeidad de personajes marginados.
  • Plasma siempre un universo colorido dentro de la sordidez de estos ambientes con una estética muy pop art.
  • Aporta sus vivencias personales.
  • Gran naturalismo.
  • Abundan los personajes provocadores y quizás demasiado estereotipados como travestis y transexuales, prostitutas, paletos, marujas, drogadictos…
  • La homosexualidad será una constante en su obra pero la muestra con un tono agridulce, acrecentado por sus propias vivencias personales.
  • Destaca el humor irreverente y el sexo explícito (como por ejemplo la famosa escena de la lluvia dorada de “Pepi, Luci, Bom…”)
  • Recurre con frecuencia a los mismos actores y su gran musa será Carmen Maura. Las historias que nos cuenta suelen tener como protagonistas principales a mujeres.
  • Su estética, sobre todo en esta etapa, podría definirse como CUTRE LUX (en la línea de Paco Clavel). Muy trasgresora utilizando colores muy vivos y chillones, fuertemente contrastados; exteriores vulgares y decorados que podríamos decir se han creado todo un estilo: castizos, auténticos, con papeles decorativos en las paredes, elementos tradicionales como figuritas, etc.
  • Pero el rasgo más importante que podríamos destacar de su cine es la originalidad.

Me gustas porque eres sucia, guarra, puta y lisonjera. La más hortera de Murcia…

Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón

He escogido su primer largometraje “Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón” (1980) porque me parece el más representativo y el que mejor refleja este período. Es un golpe al buen gusto que inspirándose en la ideología punk, rompe con todos los tabúes de la sociedad.

Él mismo la definió como una historia sobre “seres humanos fuertes y vulnerables que se abandonan a la pasión, que sufren el amor y se divierten”.

Es una divertidísima y descarada película que cuenta la historia de Pepi, una joven que tras ser violada por un policía jura venganza (pues le habían arruinado el que sería el negocio del siglo: “la venta de su virgo”), convenciendo a sus amigos de pegarle una paliza. Sin embargo, ellos equivocadamente atacan al hermano gemelo del policía y por eso Pepi vuelve a intentar vengarse, convenciendo a Luci, la mujer masoquista del policía, de abandonarlo por una cantante sado de punk: Bom. Las tres exploran la escena joven de Madrid, asistiendo a fiestas, clubs, conciertos y conociendo a personajes escadanlosos. Luci vuelve con su marido una vez que él la logra «satisfacer» dándole una paliza y hospitalizándola. Ahora solas, Pepi y Bom deciden vivir juntas.

El diario El País elogió la película como una que «trastoca con verdadero atrevimiento los más respetados tabúes de nuestra ridícula sociedad».

La ambientación se centra en barrios marginales de Madrid y los personajes son todos los de la “fauna” de la Movida.

Ya vemos aquí a un Almodóvar con un estilo bastante consolidado y la película reúne todas sus características propias, explorando muchos de los temas favoritos del realizador: las amas de casa, el tamaño del pene, el vestuario llamativo, el estilo kitsch, la amistad entre mujeres, las drogas, la violencia en el sexo…

Pepi está magistralmente interpretada por Carmen Maura, el papel de la masoquista mojigata corre a cargo de Eva Siva y una jovencísima Alaska (que tenía 16 años cuando rodaron el film) debuta interpretándose a si misma. Los Pegamoides serán junto con ella el grupo Bomitoni. También aparecen muchos otros personajes de la Movida como Fabio Macnamara, el dibujante Ceesepe (encargado de los carteles, los cuadros y los títulos de crédito de la película), incluso el propio Almodóvar.

Mi escena favorita es la del concurso de Erecciones generales que el propio Almodóvar organiza durante una fiesta como una irónica parodia a las Elecciones Generales del Gobierno.

Laberinto de Pasiones

Narra la extravagante historia de amor entre una ninfómana, Sexi (Cecilia Roth) y el hijo de un emperador árabe, Riza (Inmanol Arias) en el alocado y salvaje Madrid de la Movida, de la cual Pedro nos da su particular visión salvaje y Kitsch. Ella pertenece a un violento grupo musical punk y el está más preocupado por los cosméticos y los hombres, abandona su homosexualidad tras conocer a Sexi. Es una historia del amor y sus dificultades con una serie de enredos en los que intervienen los más dispares personajes del mundo (un ninfómana punk, un gay islamista, un emperador, una cazafortunas, un médico sexualmente frustrado…) y se mezclan traumas sexuales, flash-backs, persecuciones y escenas de sexo. Destaca la presencia de Fabio Macnamara como reina del glamour y esteticien de vanguardia. Música, persecuciones, violencia oral, drogas, hiperrealismo irónico, vestuario chillón, visión mediocre y mucho sexo son los principales elementos de esta divertidísima película con un hilo argumental muy complejo.

Pedro hace uno de sus mejores cameos, enfundado en un body de cuero negro, actúa en un garito con Macnamara. La estética punk y la música tienen una gran presencia en el film.

La sobriedad y la moderación brillan por su ausencia.

El Boom del Videoclip en España

Es la época del boom del videoclip en España, donde cada grupo trata de ser el más original. Se introducen rudimentarios efectos especiales (aunque en la época eran de lo más punteros), moda extravagante y hortera, coreografías imposibles, público que baila “salvajemente”, decorados de lo más Kitsch…

En España ,los grupos independientes tampoco podían hacer videoclips-ni siquiera tenían dinero para editar discos con carpeta y las tenían que pintar a mano, pero había gente en TVE dispuesta a hacerles esos videoclips gratis.

Carlos Tena, Diego Manrique, Paloma Chamorro, Francisco Climent, Lolo Rico y los mejores realizadores de TVE se esforzaron en rodar videoclips para todos los grupos independientes que iban apareciendo en los primeros días de La Movida: Aviador Dro, Los Coyotes, Oviformia, Alaska y Los Pegamoides. Almodovar & McNamara, Derribos Arias, Para´lisis Permanente, Radio Futura, Mecano, Gabinete Caligari, Siniestro Total, Os Resentidos o Las Vulpes.

Fue sin duda la primera edad de oro del videoclip independiente. Gracias a TVE, abierta entonces a todo lo que fuera experimentación y vanguardia. Y también gracias a productores, realizadores y directores independientes, como Antón Reixa, líder de Os Resentidos.

Me gustaría destacar el vídeo “Embrujada” de Tino Casal, que con un dinámico montaje de imágenes, un tanto inquietantes e incluso “gore” pero con mucho glamour mezcladas con escenas de “La bella durmiente” de Disney, te bombardean transmitiendo muy bien la canción, la historia de una musa de la noche venida a menos ya que las drogas y el alcohol han sido su perdición y ya no sabe ni cómo llamar la atención: Una “bruja con tacón de aguja”.

Artes Gráficas

Una frase definiría muy bien las artes plásticas de esta época: el Pop-Art se pone de moda.

Me gustaría destacar a CEESEPE, pintor, ilustrador, diseñador gráfico, dibujante de cómic. Sus inicios se sitúan en el cómic underground. Destaca la fuerte influencia de Warhol en este artista. Colaboró con Almodóvar como cartelista de muchas de sus películas y hasta aparece en “Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón”.

También asistimos a la irrupción en España de un fenómeno importado de Estados Unidos: el Graffiti, cuyo máximo exponente será Juan Carlos Argüello “Muelle”.

En Conclusión

Aquella década fue la de la fantasía, el desenfreno, la posibilidad de criticar sin tabúes, la experimentación e innovación de nuevos sonidos, sustancias, modas, hábitos, filosofías de vida…

La juventud, la noche y la diversión son las auténticas protagonistas.

Y es en esta etapa cuando, desde mi humilde criterio, se crea la mejor música que ha dado este país.

Es una época dorada que a tantos nos hubiera gustado vivir en primera persona.

Paradójicamente creo que es una época mucho más liberal que la actual, con menos tabúes, en el sentido de que muchas de las cosas que se hacían y se decían (sobre todo en televisión) hoy estarían mal vistas y serían políticamente incorrectas. En parte esto se debe a la globalización de la cultura americana, a su puritanismo y sus valores.

Por ejemplo el tema “Monja jamón” de Almodóvar y Macnamara seguro que habría tenido problemas con la Conferencia Episcopal que les denunciaría por injuria o algo así. LSD o la mención de otras drogas se tacharía de apología de la drogadicción y las asociaciones se echarían encima.

Vamos, que la libre expresión de la que tanto se presume en la actualidad, es bastante cuestionable porque viene determinada por unos factores. De hecho, en realidad, según la ley vigente podrías ir a la cárcel por quemar unas fotocopias, sólo porque aparecieran en ellas la cara de su Majestad.

Sigue leyendo:

Todo lo que hay que saber sobre La Movida (I)
Todo lo que hay que saber sobre La Movida (II)
Todo lo que hay que saber sobre La Movida (III)