riotinto

En el Suroeste de la Península Ibérica se localiza la Faja Pirítica Ibérica, una concentración de sulfuros masivos, de 250 km de largo y 50 km de ancho, cuya existencia ha condicionado la historia de la zona. Las investigaciones han documentado actividad de extracción minera desde hace más de cinco mil años, un proceso social y económico de carácter intermitente que continúa en la actualidad. En la localidad de Minas de Riotinto (Huelva) se sitúa uno de los asentamientos con más transcendencia minera de la denominada Faja Pirítica.

Por cierto, ¿conoces el libro Por Qué Estudiar Historia del Arte?

Te recomiendo que le eches un vistazo.

Actividad Minera y Patrimonio Industrial

Tenemos constancia de actividad minera en época protohistórica. Posteriormente, durante época romana se desarrolla la explotación de las minas a partir de la introducción de nuevas técnicas de extracción. Habrá que esperar hasta el siglo XIX, en 1873, cuando un consorcio británico compre las minas al Estado español por 92 millones de pesetas, fundando la Rio Tinto Company Limited, para que se inicie una nueva etapa de explotación minera, con un marcado carácter social, económico y cultural de gran complejidad.

No nos detendremos en pormenorizar cada detalle, bastará con citar la incapacidad de un Estado de poder explotar sus propios recursos y la venta de una porción del país, el desarrollo industrial que se dio en la provincia de Huelva, la implantación de un sistema capitalista y las influencias culturales que trajo consigo, la transformación del territorio a niveles nunca vistos, así como los conflictos sociales que se dieron en la época.

Sí nos detendremos en el testigo del ayer, los vestigios industriales, maquinaria pero también el propio paisaje, todo ello conforma el llamado patrimonio industrial, un término que nos indica el interés de una comunidad hacia su historia, un síntoma claro de identidad cultural.

Otro modelo económico: de la industria minera al turismo cultural

Museo Minero de Riotinto

Museo Minero de Riotinto.

En 1954, Minas de Riotinto pasa de nuevo a manos estatales, siendo explotada por varias empresas españolas hasta su cierre en 2001. Es entonces cuando ocurre una reorientación de la economía local, hacia otros sectores como la agricultura o el turismo. En este punto cabe destacar la labor de la Fundación Río Tinto para el Estudio de la Minería y de la Metalurgia, una institución privada sin ánimo de lucro de carácter cultural, cuyos fin principal es la conservación y restauración del patrimonio histórico-minero, además de fomentar el empleo para el sector minero y la explotación turística de la zona.

Cabe destacar la labor de la Fundación Río Tinto para el Estudio de la Minería y de la Metalurgia, una institución privada sin ánimo de lucro de carácter cultural, cuyos fin principal es la conservación y restauración del patrimonio histórico-minero.

Esta institución trata de conservar, investigar y difundir un legado extenso, aunque por razones históricas la mayoría de los bienes culturales conservados datan del siglo XIX, distribuido por la población de Minas de Riotinto en diversos sitios de interés cultural:

  • El Parque Minero.
  • El Museo Minero.
  • El Ferrocarril Minero.
  • La Casa 21.
  • La Peña de Hierro.

El Museo Minero de Riotinto

La visita comienza en el Museo Minero de Riotinto “Ernest Lluch”, también centro de interpretación del Parque Minero de Riotinto, el cual se ubica en el antiguo hospital de la Río Tinto Company Limited, con una arquitectura inglesa típica de la época, que tanto abunda por la zona. El museo cuenta con ocho espacios expositivos, ordenados en un recorrido que arranca desde las primeras formaciones geológicas hasta las últimas explotaciones mineras realizadas por el ser humano.

Sala del Museo Minero de Riotinto

Sala del Museo Minero de Riotinto.

Su colección expositiva destaca por lo variable de su tipología en torno a una misma temática, la riqueza de sus contenidos, y el marcado carácter pedagógico. Impresiona ver el llamado vagón del Maharajá, el vagón en vía estrecha más lujoso del mundo, construido para la reina Victoria de Inglaterra y traído a Riotinto para una visita de Alfonso XIII. Cabe destacar también la reproducción a escala natural de una mina romana (ubicada en las antiguas calderas del edificio), una experiencia muy atractiva e instructiva. Otro espacio a mencionar es la Casa nº 21 ubicada en el barrio inglés de Bella Vista, destinado al equipo de técnicos extranjeros. Un ejemplo de arquitectura victoriana que conserva la ambientación de la época.

300 km de vías ferroviarias para Huelva

La llegada de la Río Tinto Company Limited supone además la instalación de unas infraestructuras ferroviarias para dar salida al mineral por el mar, conectando las minas con el puerto de la ciudad de Huelva. Paralelo al río Tinto (río que da nombre a la población), 300 km de líneas de ferrocarril atravesaban parte de la provincia, llegando al muelle de Río Tinto, también construido en la misma época, destinado a cargar el mineral directamente desde los vagones a los barcos atracados. Todo este tráfico de mineral condicionó la existencia, y posteriormente la pervivencia de una maquinaria y unas redes de comunicación aprovechadas ahora para el disfrute del visitante, mediante la recuperación de 12 km de la antigua línea comercial, locomotoras y vagones.

Las visitas organizadas a la Mina de Peña de Hierro

Las obras de explotación llevadas a cabo por la Río Tinto Company Limited dieron como resultado una mina a cielo abierto (corta), la Corta Atalaya, la más grande de Europa por aquel entonces. Actualmente, la Corta Atalaya permanece cerrada a las visitas. Aún así, el Museo Minero de Riotinto organiza las visitas a la mina de Peña de Hierro, en la población de Nerva (Huelva), a unos 10 km de Minas de Riotinto, cuyo bagaje histórico es muy similar a Minas de Riotinto.

Río Tinto (Huelva)

Río Tinto (Huelva).

Peña de Hierro es a la vez una mina a cielo abierto y una mina subterránea. Tenemos la posibilidad de adentrarnos en una auténtica galería de mina hasta los 200 m de longitud. Por mencionar otro atractivo turístico, se trata del lugar donde el C.A.B. Y la N.A.S.A. realizan sus investigaciones para el proyecto Marte y descubrir el nacimiento del río Tinto. Ambas cortas ofrecen al espectador un paisaje totalmente antropizado, pero a la vez una imagen única, de múltiples matices, que inspira. Si eres aficionado, artista o experto de fotografía, no dudes en llevarte la cámara.

Si eres aficionado, artista o experto de fotografía, no dudes en llevarte la cámara.

Se trata de una visita que ofrece múltiples opciones al visitante, y que trasciende los muros de un edificio, convirtiendo todo el conjunto industrial en un auténtico museo de sitio. La visita se complementa con la oferta gastronómica de la comarca, un alto obligado en el camino entre los espacios museísticos. Consulta su página web, sobre todo en lo que respecta a los horarios, ya que los servicios del Museo Minero varían según el día de la semana.

En conclusión

Minas de Riotinto es un atractivo turístico, una alternativa diferente para el visitante y una salida profesional para el habitante. Es también un buen ejemplo de turismo cultural que desde Croma Comisarios Culturales potenciamos como forma de ocio y de desarrollo social. Minas de Riotinto es además uno de los puntos de interés cultural en relación con la explotación minera de la Faja Pirítica, y un modelo de gestión museística a tener en cuenta. Seguiremos hablando sobre otras zonas de igual temática e interés de la provincia de Huelva.

Artículos relacionados

¿Qué hacemos con el Patrimonio Industrial?
Una amena visita por el Museo Provincial de Huelva
PLOCC: CULTURA con mayúscula. Una iniciativa cultural para la ciudad de Huelva