Tossa de Mar, un pequeño pueblo situado entre el espacio natural de El Massís de les Cadiretes y la Costa Brava, es un lugar idóneo para disfrutar de un día de playa, patrimonio y naturaleza. Podemos comenzar el día visitando sus monumentos y recorriendo sus calles llenas de encanto y después acercarnos a la playa y darnos un refrescante chapuzón. A continuación te mostramos algunas cosas interesantes que puedes ver.

Villa romana dels Ametllers ( s. I a. C. – VI d. C.)

Tossa-de-Mar-Villa-romana-dels-Ametllers

Villa romana dels Ametllers, Tossa de Mar. (*)

Por cierto, ¿conoces el libro Por Qué Estudiar Historia del Arte?

Te recomiendo que le eches un vistazo.

En mitad del pueblo podemos disfrutar de los restos arqueológicos de una villa romana. Dedicada al cultivo de la vid y la producción de vino, cuenta con dos partes bien diferenciadas debido al fuerte desnivel: la pars urbana, zona de vivienda que ocupa la parte alta, y la pars rustica, zona de almacenaje y producción que se encuentra en la parte baja. Durante la visita se pueden observar algunos elementos bastante bien conservados, como la zona de baños y sus piscinas, los hipocaustos y algunos mosaicos. Los elementos que fueron encontrados en la villa durante las excavaciones se encuentran expuestos en el Museo Municipal de Tossa de Mar.

Recinto amurallado (s. XIII)

Tossa-de-Mar-recinto-amurallado

Recinto amurallado de Tossa de Mar. (*)

El recinto amurallado es la parte más importante de Tossa de Mar. Incluye no solo el perímetro amurallado casi completo, sino también el entramado urbano medieval. Un lugar perfecto para ser recorrido mientras se descubren sus numerosos rincones llenos de encanto. Además, podrás acceder a la parte alta de la muralla y observar las magníficas vistas del pueblo desde ahí.

Tossa-de-Mar-torre-de-can-magi

Recinto amurallado de Tossa de Mar. (*)

En origen, en lo alto del recinto se erigía un castillo, pero en la actualidad lo que podemos observar en ese lugar es un faro. También en la parte alta se encuentran los restos de lo que fuera la iglesia gótica de San Vicente (s. XV).

Tossa-de-Mar-antigua-iglesia-San-Vicente

Restos de la iglesia gótica de San Vicente, Tossa de Mar. (*)

Torre de Can Magí o Torre de los Moros (s. XVI)

Se trata de una torre de vigilancia que formaba parte del sistema costero de defensa contra los ataques de los piratas del norte de África. Con una vigilancia constante, tanto de día como de noche, desde ella se avisaba a la población en caso de ataque pirata para que se pusiera a salvo dentro del recinto amurallado.

Antiguo Hospital de San Miguel (Casa de la Cultura, s. XVIII)

Tossa-de-Mar-Hospital-San-Miguel

Antiguo Hospital de San Miguel (hoy Casa de la Cultura), Tossa de Mar. (*)

Tossa de Mar conserva el edificio de lo que fuera en origen un hospital, ahora reconvertido en Casa de la Cultura. El hospital, destinado a obras de caridad con los más pobres, fue construido por Tomás Vidal Rei, un prohombre que había hecho fortuna en América. El edificio consta de dos partes: un cuerpo principal que gira en torno a un patio y una capilla lateral.

Playa y naturaleza

Tossa-de-Mar-playa

Playa de Tossa de Mar. (*)

Para completar el día, nada mejor que un refrescante baño en el mar. Para ello, puedes quedarte en la playa del mismo pueblo, o alejarte un poco y escoger alguna de las calas de aguas frescas y cristalinas que salpican la Costa Brava.

Otra opción, si eres más de campo de que mar, es adentrarte en el Massís de les Cadiretes y disfrutar de su entorno natural, su fauna y su flora. Con un poco de suerte encontrarás alguno de los dólmenes prehistóricos que se conservan dentro del parque.

Esperamos que te haya gustado nuestra recomendación. Aunque daremos un último consejo: si no te gustan las aglomeraciones, mejor evita los meses de julio y agosto, ya que toda la Costa Brava es un importante foco de atracción turística. Si prefieres ir cuando haya menos gente, quizás los meses de junio y septiembre sean más adecuados.

Artículos relacionados

Un mar de historia: Conjunto Monumental de Sant de Pere de Rodes

Un mar de historia: Alcoutim y Sanlúcar de Guadiana

Un mar de historia: Roses

Un mar de historia: La Marbella Romana y Paleocristiana

Un mar de historia: Castell de Palamós

Un mar de historia: Baiona

Un mar de historia: por la Vía Augusta hasta la Playa Waikiki

Un mar de historia: Rota

Un mar de historia: Ampurias

Un mar de historia: Matalascañas

Un mar de historia: Paso Alto y la Gesta del 25 de Julio

(*) Imágenes: Natalia G. Barriuso.