Interior Concatedral San Juan, Valletta, Malta

Interior de la Concatedral San Juan, Valletta, Malta. (*)

Valletta es la capital de Malta, un pequeño país en medio del Mediterráneo formado por tres islas. Gracias a su estratégica posición ha recibido influencias italianas y norafricanas y, gracias a su historia, también inglesa.

Su momento de esplendor vino de la mano de la Orden de los Caballeros de San Juan a partir del siglo XVI, ya que en 1530 Carlos V les cedió la isla a cambio del pago de un halcón anual y de la celebración de una misa el día de Todos los Santos. Sin embargo, la fecha más sonada de Malta es la de su Gran Sitio (1555) por parte de los otomanos, a quienes finalmente vencieron. Al año siguiente fue uno de sus grandes maestres, Jean Parisot de la Vallette, quien puso la primera piedra de la ciudad en 1566.

Hoy día, la isla vive en gran medida del turismo que la visita. Muchos ya lo habréis hecho, pero para los que no, desde CROMA Comisarios Culturales queremos dar a conocer los monumentos más importantes de la ciudad para que organicéis mejor vuestro tiempo en Malta.

Concatedral de San Juan (entrada en Republic Street)

El Exterior:

Como no podía ser de otro modo, San Juan es el patrono de esta concatedral que sorprende desde que uno entra en ella. Y decimos “entra” porque al exterior no destaca y presenta una arquitectura más bien defensiva, tanto en su fachada de los pies, rematada por dos torres, como en las laterales.

El interior:

Escudo Castilla y León, Concatedral de San Juan, Valletta, Malta

Detalle del Escudo Castilla y León, Concatedral de San Juan, Valletta, Malta. (*)

Sin embargo, dentro todo es suntuosidad, desde las majestuosas lápidas de mármol de colores que cubren el suelo en su totalidad, hasta la bóveda. La decoración corrió a cargo de Mattia Preti y el programa iconográfico habla de la vida de San Juan Bautista desde la Visión de Zacarías hasta su decapitación. La bóveda está pintada con óleo directamente sobre la piedra, cuando lo habitual era hacerlo con la técnica al fresco, y dividida en seis tramos, con tres escenas cada uno.Pinturas:

Asimismo, las pinturas también ensalzan a la Orden:

  1. En el luneto sobre la entrada principal aparece Atenea con esclavos musulmanes a sus pies, símbolo de la victoria en el asedio, y en los arranques de la bóveda se encuentran sus caballeros.
  2. España, como uno de los principales reinos católicos del momento, tiene su representación en las capillas de la Lengua de Aragón, dedicada a San Jorge, y de la Lengua de Castilla, León y Portugal, dedicada a Santiago.
  3. A pesar de toda la suntuosidad de su nave central y sus capillas esta iglesia guarda una sorpresa más para quienes la visiten. Se encuentra en el oratorio y es nada menos que una obra de Michelangelo Merisi da Caravaggio: la Decapitación de San Juan Bautista (1608). Se trata del cuadro más grande del maestro italiano y del único firmado por él, sin embargo, en éste el movimiento es más pausado que en los que realizara en Roma, aunque la técnica del claroscuro vuelve a ser impresionante.

Dos críticas:

Decapitación de San Juan Bautista, Oratorio de la Concatedral de San Juan, La Valletta

Caravaggio, Decapitación de San Juan Bautista, Oratorio de la Concatedral de San Juan, La Valletta, Malta. (*)

Siempre es maravilloso poder contemplar un Caravaggio in situ, y por suerte no es el único en el mundo, pero se pueden hacer dos críticas a este espacio:

  1. La primera de ellas es que tan sólo se puede ver el cuadro desde la mitad de la sala aproximadamente, lo que por un lado permite verlo al completo, pero por otro no se pueden apreciar los detalles que suelen encerrar sus obras, además de tener que sortear visualmente un altar que lo precede.
  2. La segunda crítica es a la gestión del espacio. Para poder contemplar una obra, ya sea ésta o cualquier otra de la misma maestría, se necesita un mínimo de silencio y tranquilidad para que nos podamos sumergir en ella y analizarla con detenimiento. El oratorio está muy lejos de estos requisitos y cuando nosotros lo visitamos en la misma sala, cuyo espacio no es demasiado grande, había tres grupos, cada con su guía explicando en su respectivo idioma, además del ruido que ya supone el transito de tantas personas desde que entran hasta que salen, por lo que el aura que debería tener el cuadro queda destruida por completo y hace que esta visita sea mediocre para los amantes del arte y de la cultura.

Por estos motivos os recomendamos que os arméis de paciencia y aprovechéis el momento en el que no haya muchas personas dentro del oratorio para acceder a él, aunque esto suponga alterar el recorrido de la visita.El Museo de la Concatedral:Por último, la entrada incluye también la visita al museo con colecciones de:

  • Tapices.
  • Libros.
  • Orfebrería.
  • Pinturas.

Audioguía:

Un punto a favor de la visita de la concatedral es que la entrada incluye la audioguía, que te explica la historia de la iglesia y de sus obras de arte de una forma clara e interesante. Todo ello si la masificación general de la iglesia, algo que no es sólo problema del oratorio, te deja contemplarla con tranquilidad.

Museo Nacional de Arqueología (Republic Street)

Malta es una isla con interesantes y únicas zonas arqueológicas, por lo que la temática de su principal museo no iba a ser otra. Ocupa el antiguo albergue de Provenza de la Orden de San Juan y no es un museo que arrastre grandes cantidades de personas, por lo que siempre podréis encontrar horas en el día donde podáis entrar directamente sin tener que hacer ningún tipo de cola.

Dama Durmiente, hipogeo Hal Saflieni, Malta

Dama Durmiente, hipogeo Hal Saflieni, Malta. (*)

De entre sus piezas cabe destacar la Dama Durmiente, proveniente del Hipogeo de Ħal-Saflieni de la isla y Venus de Ħagar Qim.

Armería y Palacio del Gran Maestre (St. George Square)

Sin duda la historia militar de Malta ha dejado innumerables piezas que merecen ser mostradas a todos los que quieran verlas, sin embargo, no sólo han pasado los años por las armaduras y armas sino también por el montaje museográfico. Cuando compramos la entrada, bastante cara para lo que ofrece, esperábamos encontrarnos con la gloria de la los Caballeros de la Orden de Malta pero nada más lejos de la realidad. No hay que quitarle el mérito histórico que tienen las distintas piezas expuestas pero están en vitrinas anticuadas, en una sala que huele a humedad y con una audioguía bastante pobre, por lo que la visita podría ser mucho mejor.

Sala del Maggior Consiglio, Valletta

Sala del Maggior Consiglio, Valletta, Malta. (*)

Del Palacio se pueden visitar varias salas, entre las que destaca la Sala del Maggior Consiglio, cuyo friso superior está decorado con frescos que narran el Gran Sitio de Malta, obras de Matteo Pérez de Alesio, pintor pugliese que posteriormente trabajó en España. Este espacio funcionó como sala de recepción de embajadores por parte de los Grandes Maestres y hoy sigue usándose para algunos actos oficiales presididos por el Presidente de Malta, al igual que la Sala de los Embajadores, decorada opulentamente en rojo, que es donde se celebra la presentación de credenciales de los nuevos embajadores en el país.

Esta sala también presenta un friso pintado, donde se pueden ver monarcas y dignatarios del siglo XVIII y XIX. Otra sala que también presenta un friso con pinturas es la Sala de los Pajes, cuya narración habla de la Orden de Malta antes de que Carlos V le entregara la isla, y por lo tanto enlaza con las escenas del Gran Sitio.Un paseo por la ciudad

Otros lugares interesantes

Balcones típicos de Malta

Balcones típicos de las casas maltesas. (*)

Tras esto os recomendamos que deis un paseo por las calles de la capital para admirar sus bastiones, visitar otros monumentos como la iglesia de los Carmelitas (Old Theatre St.) con su gran cúpula, u otros museos como el National War Museum (St. Elmo Place), y por supuesto ver sus casas con los típicos balcones de madera pintada normalmente de verde, blanco o marrón.

Los que vayáis a visitar Valetta con poco tiempo no tenéis que preocuparos ya que las tres principales visitas de la ciudad están cerca, como todo en la capital. Tan sólo debéis organizar la visita según vuestras preferencias y aprovechando las horas de menos afluencia de visitantes, sobre todo a la Concatedral de San Juan.

(*) Imágenes de elaboración propia: Luis M. García Navarro, excepto Caravaggio (Dominio Público).