marbella

Uno de los puntos más visitados de la Costa del Sol es Marbella, con una franja litoral de 26 km de longitud provista de playas bajas y arenosas que se adentra en Sierra Blanca. Lugar famoso por el turismo de sol, playa y lujo, añade también otro atractivo: el turismo cultural. Vamos a iniciar una ruta por la Marbella arqueológica mostrando una porción de su historia.

puerto-banus

Puerto Banús y Pico de la Concha (Marbella).

Antes de partir, es importante conocer y apreciar un elemento dinamizador del Sureste de la Península Ibérica. El choque de culturas juega un papel principal en una región habitada desde hace milenios, con importantes asentamientos fenicios, púnicos y romanos, con posterior presencia visigoda, bizantina, y musulmana, siendo un punto clave en la historia del Mediterráneo. En nuestra ruta nos centraremos en unos asentamientos que muestran claramente una romanización avanzada, y los inicios de la implantación del cristianismo.

Dunas de Artola y Sierra Blanca.

Dunas de Artola y Sierra Blanca.

Por carretera, se puede llegar a Marbella por la A-7, la AP-7 y la A-397. Si vas en avión, hay autobuses directos a Marbella desde el Aeropuerto Pablo Ruiz Picasso; también puedes optar por el aeropuerto de Gibraltar, situado a 75 km. En caso de que hayas elegido tren, tienes la estación de Fuengirola, a 27 km, y la de Málaga a 67 km; también disponen de servicios de autobuses.

Imagen satélite de la Costa del Sol (Franja Litoral de Marbella)

Imagen satélite de la Costa del Sol (Franja Litoral de Marbella).

Siguiendo por la A-7 (CN-340 A), paralela a la costa, haremos una primera parada en la Villa Romana de Río Verde, para luego proseguir en la Basílica Paleocristiana Vega del Mar y terminar en las Bóvedas o Termas de Guadalmina. El recorrido no es sincrónico históricamente hablando, pero podremos apreciar el proceso histórico de dominación romana desde el Alto Imperio y hasta la implantación del cristianismo durante el Bajo Imperio. Es posible realizar este recorrido en un mismo día. Sin embargo, te aconsejamos que disfrutes la experiencia, alternando cultura con naturaleza y gastronomía. Por tanto, tómate tu tiempo, y al menos haz una noche por la zona.

En nuestra ruta nos centraremos en unos asentamientos que muestran claramente una romanización avanzada, y los inicios de la implantación del cristianismo

Villa Romana de Río Verde

Nos encontramos en la Villa Romana de Río Verde. Esta villa data del siglo I d. C., con perduración hasta el siglo IV, parcialmente destruida en un incendio en el siglo II. Citada como Salduba por Plinio, Mela y Ptolomeo, la villa está relacionada con la industria de salazones, una actividad económica confirmada en varias de las imágenes representadas en unos mosaicos que se reparten por estancias y pasillos. Las estructuras conservadas muestran un patio interior o peristylum que distribuye las habitaciones.

Mosaico, representación zoomorfa. Villa Romana de Río Verde (Marbella)

Mosaico, representación zoomorfa. Villa Romana de Río Verde (Marbella).

Volvamos de nuevo nuestra atención a los mosaicos, sin duda el elemento más destacable. Observa y analiza la cantidad de información que nos ofrecen: actividades económicas, oficios y profesiones, aspectos culinarios, vida doméstica… Contiene también temas mitológicos, más concretamente la historia de Las Gorgonas y Medusa, así como motivos lineales y geométricos. La calidad artística de los mosaicos unida al buen estado de conservación de los mismos hace de la Villa Romana de Río Verde uno de los lugares de visita obligada. Prosigamos.

La Basílica Pelocristiana Vega del Mar

Estamos en San Pedro de Alcántara, población costera de la provincia de Málaga, frente a uno de los sitios arqueológicos visitables de la zona, a escasos metros del mar: La Basílica Paleocristiana Vega del Mar, uno de los ejemplares de iglesia más antiguos de la Península Ibérica.

Basílica Paleocristiana Vega del Mar (Marbella)

Basílica Paleocristiana Vega del Mar (Marbella).

Data del siglo IV, época de invasión y conquista visigoda. Posteriormente, la zona en la que nos encontramos pertenecería al poder bizantino entre los años 552 y 613. En cuanto a la basílica, probablemente se identifique con la antigua ciudad de Cilniana, citada en las fuentes escritas, la cual estaba siendo reconstruida en las mismas fechas en que se construye la basílica, debido al maremoto del año 365.

Echemos una vista general al edificio. El edificio tiene una orientación noroeste-suroeste. El trazado es muy visible, de fácil lectura. Presenta planta rectangular, distribuida en tres cuerpos, según el modelo de basílica romana: uno central de mayores dimensiones, y dos adjuntos de menores dimensiones. En cada extremo se sitúan dos ábsides, un rasgo poco común en estos edificios, muy frecuente en las basílicas paleocristianas del norte de África.

Pila bautismal, Basílica Paleocristiana Vega del Mar (Marbella)

Pila bautismal, Basílica Paleocristiana Vega del Mar (Marbella).

Proseguimos la visita en el baptisterio, el cual conserva dos pilas bautismales: una pequeña y rectangular, y otra mayor, excavada en el suelo, con una profundidad superior a un metro, de forma cuadrilobulada, provista de escalones, y que indica el primitivo rito del bautismo por inmersión.

El conjunto de la Basílica Vega del Mar muestra también un conjunto de 180 tumbas de diversa tipología fechadas entre los siglos III y VIII, es decir, anteriores, coetáneas y posteriores a la basílica; en las tumbas se conservan inscripciones que contienen una información muy valiosa para la historia local. En una de ellas reza la siguiente inscripción:

FIRMANA IN FASAMINA DULCIS VIXIT IN BONIS ANNIS DVOBUS MENSIS OCTO RECOLLECTA EST IN PACE SEPTIMV KALENDAS FEBRVARI AS DIES SATVRNI

(*) Traducción: “La niña Firmana, de carácter dulce, vivió entre los buenos dos años y ocho meses, fue recibida en paz el día siete de las kalendas de febrero, sábado”.

Las Bóvedas o Termas de Guadalmina

Terminamos el recorrido en las Bóvedas o Termas de Guadalmina, localizadas en la desembocadura del río Guadalmina, San Pedro de Alcántara y el Arroyo del Chopo. Se trata de unas termas romanas fechadas entre los siglos II y III, un tipo de edificio de uso público. Bóvedas de cañón de arista cubren el espacio, siendo la zona central la de mayores dimensiones, rodeada por salas más pequeñas a su alrededor para mantener el equilibrio.

Zona central. Bóveda o Termas de Guadalmina (Marbella)

Zona central. Bóveda o Termas de Guadalmina (Marbella).

Las Termas de Guadalmina conservan dos plantas que giran en torno a un patio octogonal, en cuyo centro se sitúa un estanque. Cuenta con cuatro accesos, y siete habitaciones. En la siguiente planta se haya una galería anular, con varios departamentos. La segunda planta está formada por una terraza plana.

Una ruta arqueológica que cuenta con un claro atractivo cultural, pero también natural y gastronómico. Los tres puntos de interés se sitúan muy cerca del mar. Una actividad muy interesante para realizar durante el fin de semana y conocer la costa de Marbella.

Para más información, visitar los siguientes enlaces:

Turismo de Marbella

Marbella Arqueológica

Artículos relacionados

Un Mar de Historia: Matalascañas

Un Mar de Historia: Ampurias

Un Mar de Historia: Rota

Un Mar de Historia: Por la Vía Augusta hasta la Playa Waikiki 

Un Mar de Historia: Baiona

Un Mar de Historia: Castell de Palamós

Un Mar de Historia: Roses