Mapa ruta por Roses

Mapa de la Ruta que vamos a seguir.

Hoy te proponemos una visita a la ciudad de Roses, un lugar perfecto para disfrutar de un día de verano, porque en Roses dispondrás patrimonio, playa y naturaleza al alcance de la mano. A través de sus restos patrimoniales podrás viajar en el tiempo y recorrer las diferentes civilizaciones que han vivido en el lugar: en pocos sitios como en Roses se puede comprender tan bien la ocupación del territorio y su evolución a lo largo de los siglos. Por lo que se refiere a naturaleza, desde Roses podrás adentrarte en el Parc Natural del Cap de Creus, un entorno único y de enorme belleza. Por último, nada mejor para acabar el día que un refrescante baño en el mar: ¿qué prefieres, una pequeña cala escondida o largas playas de arena dorada?

Por cierto, ¿conoces el libro Por Qué Estudiar Historia del Arte?

Te recomiendo que le eches un vistazo.

Roses se encuentra al noreste de la provincia de Girona, en la comarca del Alt Empordà, en el extremo norte del Golfo de Rosas y al sur de Cap de Creus

Roses se encuentra al noreste de la provincia de Girona, en la comarca del Alt Empordà, en el extremo norte del Golfo de Rosas y al sur de Cap de Creus.

Mapa ruta Ciutadella Roses

Mapa de situación de la Ciutadella.

A continuación te sugerimos un recorrido por los lugares de mayor interés.

1. La Ciutadella

Barrio de la Ciudadela

Barrio de la Ciudadela.

La Ciutadella es el conjunto más importante y espectacular que podrás encontrar, ya que en ella se reúnen en un mismo espacio vestigios de tres épocas diferentes: antigua, medieval y moderna. Gracias a esto es posible observar y comprender la evolución de la ciudad a lo largo de los siglos. El espacio se encuentra musealizado, de modo que aparte de pasear por entre las ruinas también podrás visitar áreas de exposición.

a) Barrio helenístico (s. III a. C.): Gracias a las excavaciones arqueológicas han salido a la luz los restos de un barrio de la colonia griega de Rhode, origen de la actual ciudad de Roses. Se trataba de un barrio de carácter portuario y artesanal, tal y como atestiguan los restos de hornos cerámicos encontrados. En la actualidad son visibles parcialmente seis manzanas, que se organizan según un trazado ortogonal, con calles orientadas norte-sur y este-oeste. Cada manzana, por su parte, era ocupada por cuatro casas independientes.

Portal del Mar

Portal del Mar.

b) Edificio A (s. IV-VI): Así se denominan los restos de una construcción tardorromana que se encuentran justo al lado del barrio helenístico. Aunque en la actualidad esta construcción esté a unos cuantos metros del mar, en la Antigüedad se encontraba al borde la playa. Se trata de un edificio en forma de U, con tres alas en torno a un patio central, que probablemente estuvo porticado. Seguramente era un edificio de carácter industrial dedicado a la salazón de pescado, tal y como hacen suponer los cinco depósitos recubiertos de opus signinum encontrados en una de las estancias.

c) Monasterio de Santa María (s. XI) y villa medieval (s. XI-XVII): En el centro de la ciudadela se erigen las ruinas de un antiguo monasterio benedictino y de la que fue la ciudad medieval de Roses.

El monasterio, fundado el año 960, construyó el edificio que podemos ver en la actualidad hacia el año 1060. Este se eleva en el punto más alto de la ciudadela, sobre los restos de una basílica paleocristiana y su necrópolis. Podemos ver las ruinas de la iglesia de estilo románico lombardo (el ábside, la fachada occidental y el muro sur fueron reconstruidos en los años 60), del claustro y de las dependencias monacales, así como de la muralla que encerraba el conjunto monacal.

En torno a este monasterio surgió la villa medieval de Roses, la cual permaneció habitada hasta los siglos XVII-XVIII, momento en que los sitios militares provocaron su abandono. Esta ciudad estaba rodeada por un recinto amurallado, que englobaba tanto la propia ciudad como el monasterio. En dicho recinto son diferenciables dos fases: una primera de los siglos XI-XII y una ampliación de los siglos XIII-XIV, realizada para englobar los nuevos barrios que habían surgido hacia el mar. Además, se pueden apreciar las calles y los restos de las casas con sus pozos, hornos, canalizaciones, etc. Las casas solían disponer de dos o tres estancias y de un segundo piso, por lo que en ocasiones se puede encontrar el arranque de la escalera. Los habitantes de esta ciudad eran sobre todo pescadores, ganaderos y agricultores.

2. Castro visigodo del Puig Rom (650-700)

Vista castro visigodo Puig Rom de Roses

Mapa de situación del Puig Rom.

Se trata del único ejemplo de castro visigodo de toda la península, lo que hace de él una joya excepcional. El yacimiento está formado por los restos de un pequeño poblado fortificado construido en la segunda mitad del siglo VII, del cual podemos ver en la actualidad el perímetro amurallado, su única puerta de acceso flanqueada por torres y las viviendas que las excavaciones han sacado a la luz. Su posición estratégica en lo alto de una colina permite el control visual del entorno, especialmente de la bahía.

Para comprender este yacimiento es necesario analizarlo juntamente con el de la ciudadela, ya que viene a completar un marco cronológico del cual no encontramos restos en esta. De este modo, podemos entender que la inestabilidad provocada por el fin del Imperio Romano y la llegada de los visigodos obligó a los habitantes a abandonar la llanura y refugiarse en un alto. En la primera mitad del siglo VIII, cuando volvió la estabilidad al territorio, los habitantes abandonaron progresivamente el poblado para regresar a la parte baja.

3. Conjunto megalítico

Dolmen de La Creu d'en Cobertella

Dolmen de La Creu d’en Cobertella.

En la montaña que se eleva al noreste de Roses y ya dentro del Parc Natural del Cap de Creus, se encuentran diseminados importantes ejemplos de arquitectura megalítica. Este conjunto está formado por diferentes elementos de arquitectura funeraria de época neolítica: menhires, cistas y dólmenes. Para verlos, existe un itinerario señalizado, fácil de hacer a pie y que sale de la carretera que lleva a Montjoi. Aunque el conjunto está formado por numerosos restos arqueológicos, son tres los monumentos más importantes:

a) La Creu d’en Cobertella (3.500-3.000 a. C.): Este excepcional dolmen es el monumento megalítico más grande de Cataluña. Construido a base de grandes losas de granito, funcionaba como un sepulcro colectivo en el que se realizaban inhumaciones. En la actualidad solo se conservan en pie la cámara principal y la antecámara, pero existía en origen una galería que precedía a esta, con lo que quedaba configurado como un sepulcro de cámara y corredor. Aunque ahora lo veamos “desnudo”, este tipo de sepulcros se construían cubiertos por un túmulo.

b) El Llit de la Generala (3.500-3.000 a. C.): Igual que el anterior, es un sepulcro colectivo de cámara y corredor elevado a base de grandes losas. Sin embargo, este dolmen fue reconstruido en el año 1997 para facilitar su comprensión, de modo que en la actualidad podemos verlo mucho más completo.

c) El Cap de l’Home (3.500-3.000 a. C.): Este es otro ejemplo de sepulcro de cámara y corredor del que solo se ha conservado la cámara. Del mismo modo que los dos anteriores, servía para enterramientos colectivos y en origen iría cubierto por un túmulo.

4. Castell de la Trinitat (s. XVI)

Castell de la Trinitat de Roses

Castell de la Trinitat.

El Castell de la Trinitat formaba parte, junto con la Ciutadella, del sistema defensivo del puerto y de la bahía. Con forma de estrella de cinco puntas (cuatro más una que protege la entrada) y capacidad para 200 hombres, se eleva sobre un promontorio en el que seguramente con anterioridad existió una torre más antigua que cumpliría las mismas funciones defensivas.

Esta fortaleza responde a un modelo constructivo muy innovador para su época, ya que es una de las primeras fortalezas de artillería de costa que se construyeron: se inició el año 1544 por orden del rey Carlos I. Entre los siglos XVI y XVIII participó activamente en los sucesivos sitios que sufrió la ciudad, hasta que el año 1814 la fortaleza fue volada por tropas inglesas.

Lo que podemos ver en la actualidad es fruto de unos trabajos de rehabilitación y reconstrucción que acabaron en 2011 y que permitieron hacer más accesible el monumento.

5 y 6. Cap Norfeu y Cala Montjoi

Mapa de situación de Cap Norfeu y Cala Montjoi

Mapa de situación de Cap Norfeu y Cala Montjoi.

Si para acabar un día de patrimonio te apetece disfrutar de la naturaleza y la playa, en el entorno de Roses tienes muchas alternativas. Una opción es quedarse en la playa de Roses, que es el extremo norte de la larga playa que recorre el Golfo de Rosas. Sin embargo, nosotros te recomendamos que te dirijas hacia el norte y te adentres en el Parc Natural del Cap de Creus –reserva terrestre y marina–, un lugar único y de gran belleza que te ofrece pequeñas calas y playas rocosas.

Cala Montjoi

Cala Montjoi.

Una buena idea es ir caminando por el camino que sigue la costa (GR-92) hasta el Cap Norfeu, una estrecha península que se adentra en el mar. A mitad de camino pasarás por la Cala Montjoi, una pequeña cala rodeada de bosques donde podrás darte un baño (además, aquí es donde está El Bulli, el restaurante de Ferran Adrià). Al final, en el punto más alto del Cap Norfeu, encontrarás los restos de una torre (s. XVII) que completaba sistema defensivo de la bahía.

+ info sobre el patrimonio de Roses

Artículos relacionados

Un Mar de Historia: Matalascañas

Un Mar de Historia: Ampurias

Un Mar de Historia: Rota

Un Mar de Historia: Por la Vía Augusta hasta la Playa Waikiki 

Un Mar de Historia: Baiona

Un Mar de Historia: Castell de Palamós

Un Mar de Historia: La Marbella Romana y Paleocristiana