Iglesia de la Vera Cruz

Iglesia de la Vera Cruz, Segovia, s. XIII. (*)

La ciudad de Segovia, Patrimonio de la Humanidad y una de las joyas de nuestro país, es conocida sobre todo por sus tres monumentos estrella: el Acueducto, la Catedral y el Alcázar. La importancia de dichos monumentos atrae cada fin de semana a numerosos turistas deseosos de conocerlos y de disfrutar después de un buen cochinillo. El problema es que la relevancia concedida a estos tres bienes patrimoniales ha eclipsado otros muchos monumentos de gran belleza y trascendencia que salpican por doquier la ciudad de Segovia. En parte debido quizás a la poca difusión o porque algunos están cerrados.

Por cierto, ¿conoces el libro Por Qué Estudiar Historia del Arte?

Te recomiendo que le eches un vistazo.

Una visita diferente

Aquí pretendemos plantear una visita diferente a la ciudad de Segovia, sugiriendo un acercamiento a su patrimonio que va más allá de visitar los tres monumentos ya citados del Acueducto, la Catedral y el Alcázar. Una visita que propone acercarse a otros monumentos cuya importancia no tiene nada que envidiar a los susodichos monumentos. De estos cabe resaltar que posiblemente su espectacularidad supere su relevancia histórica, especialmente en el caso del Alcázar, del que en la actualidad lo que vemos es el resultado de una reconstrucción realizada en el siglo XIX tras un incendio, y de la Catedral, una de las catedrales góticas más tardías de España, iniciada cuando el Gótico llegaba a su final. La relevancia del Acueducto, sin embargo, es indiscutible, pues se trata de un monumento único.

18 iglesias románicas

¿Y qué es lo que podemos ver en Segovia? Segovia cuenta con un total de 18 iglesias románicas, algunas de ellas muy interesantes y en muy buen estado de conservación. Entre ellas, se pueden resaltar las iglesias de:

  • San Millán: de influencia aragonesa, su arquitectura guarda una profunda semejanza con la que fue la Catedral románica de Jaca.
  • San Martín: con un espectacular atrio que recorre tres de las fachadas de la iglesia.Santos Justo y Pastor: que conserva en su interior restos de policromía.
  • La Vera Cruz: iglesia fundada por la Orden del Santo Sepulcro, su peculiar estructura se levanta sobre una planta poligonal.
  • San Esteban: con su impresionante torre que se eleva 53 metros sobre el suelo.

Construcciones en estilo gótico

Aunque menos numerosos, cuenta también con algunos edificios de estilo gótico:

  • El Monasterio del Parral: en donde lo más llamativo es la decoración de la cabecera, que cuenta con un retablo flanqueado por dos sepulcros en alabastro, todos ellos ya de estilo renacentista.
  • Santa Cruz: actual sede de la Universidad SEK, nos recibe con su fachada de estilo gótico isabelino.
  • San Antonio el Real: del que destaca sobre todo su increíble colección de artesonados mudéjares en perfecto estado de conservación; toda una joya dentro del patrimonio segoviano.

Edificaciones de carácter civil

La capital segoviana nos ofrece, asimismo, una serie de edificaciones de carácter civil:

  • Las murallas: Segovia conserva prácticamente completo el perímetro amurallado medieval.
  • La Alhóndiga: edificio del siglo XV, que en origen sirvió como almacén y a fines comerciales, hoy alberga el Archivo Municipal.
  • Torreón de Lozoya: casa noble de principios del siglo XIV, su torre destaca dentro del paisaje segoviano.
  • La Casa de los Picos: antigua residencia palaciega (siglo XV), hoy es Escuela de Arte y Superior de Diseño.
  • La Ceca: edificio herreriano, recientemente rehabilitado, era el lugar donde se acuñaba la moneda.

La judería de Segovia

Segovia también conserva vestigios de la población judía que vivió en ella:

  • Judería: se pueden recorrer las calles de lo que fue la antigua judería, que se encuentra por la parte trasera de la catedral.
  • Sinagoga: justo al lado de la Calle Real se encuentra la antigua Sinagoga Mayor (siglo XIII), hoy convertida en iglesia (Convento del Corpus Christi).
  • Necrópolis judía: dando un paseo al otro lado del río, por la ladera que queda enfrentada a la judería, se pueden ver excavados en la roca tumbas antropomorfas e hipogeos.

Museo de Segovia

Por último, también es recomendable visitar el Museo de Segovia. Reformado hace poco, a través de sus colecciones podremos recorrer la historia de la provincia.

Esto no es más que una pequeña parte de todo el patrimonio que existe en Segovia, una ciudad increíblemente rica en monumentos. Si te acercas a la ciudad, no olvides que hay mucho por ver y por descubrir, mucho más de lo que puede parecer en un primer momento. Merece la pena hacer un pequeño esfuerzo y salirse de los circuitos más habituales, pues se pueden encontrar grandes joyas esperándonos.

(*) Imagen de Portada: Carlos Delgado. Creative Commons License.