Anton Van Dyck, 1618-1620. Óleo sobre lienzo. 152,3 x 232 cm. Londres, Dulwich Picture Gallery

Anton Van Dyck, 1618-1620. Londres, Dulwich Picture Gallery. (*)

La solución a este nuevo video-reto es la obra Sansón y Dalila realizada por el artista flamenco Antón Van Dyck en Amberes, durante su primer período de aprendizaje. Actualmente esta obra se encuentra en la exposición El Joven Van Dyck en el Museo del Prado de Madrid, por lo que puede servirte para tener un conocimiento más completo sobre ella. Además, este video-reto pretende ser la anticipación de una clase online que Croma Comisarios Culturales realizará sobre dicha exposición.

A continuación te ofrecemos un análisis histórico artístico de la obra:

La historia de Sansón y Dalila

La escena procede de un pasaje del Viejo Testamento: La Historia de Sansón y Dalila.

Pedro Pablo Rubens. Sansón y Dalila, 1609. Óleo sobre lienzo, 185 x 205 cm. National Gallery, Londres

Pedro Pablo Rubens. Sansón y Dalila, 1609. National Gallery, Londres. (*)

Sansón representa la lucha del pueblo judío contra los Filisteos. Era hijo de Manoa y de una mujer estéril. Un ángel se les apareció y predijo que tendrían un hijo que liberaría al pueblo de Israel de los Filisteos. Sansón nace con una fuerza milagrosa que podía perder sólo si le cortaban el cabello. En un episodio de su vida, después de un matrimonio fracasado, Sansón se enamora de Dalila, una mujer Filistea. Los Filisteos intentan sobornar a Dalila con monedas de plata a cambio de descubrir cómo quitarle la fuerza secreta a Sansón.

Después de varios intentos, finalmente Sansón confiesa a Dalila el secreto y un sirviente termina por cortarle siete trenzas de su cabello. Los filisteos terminan capturándolo, le sacaron los ojos y lo llevan a Gaza donde trabajó moliendo grano para sus enemigos.

Posteriormente, antes del intento de los Filisteos por sacrificarle a su Dios, Dagón, en su templo, Sansón invoca a Yahweh para recuperar su fuerza por última vez, y derrumbando las columnas, logra la muerte de más de tres mil filisteos pero él muere también. Sansón aparece entre los escombros y es enterrado en la tumba familiar.

Ejecución de la obra

La escena

Anton Van Dyck representa justo el momento en el que Dalila levanta su dedo para advertir a los asistentes que deben permanecer en silencio y de que el barbero sea cauteloso ante la situación de amenaza mientras que un grupo de Filisteos se encuentra al fondo a la izquierda, detrás de una columna, esperando inquietantes el desenlace final.

Sansón se encuentra dormido en el regazo de Dalila y el barbero filisteo está por cortarle el pelo con unas tijeras, mientras Dalila aparta delicadamente el paño que tiene Sansón sobre sus cabellos. Detrás de Dalila, una mujer anciana y otra joven observan la escena, curiosas y sorprendidas. La composición está cargada de un fuerte erotismo que viene representado mediante el semi-desnudo de Dalila.

Composición y Color

Para crear una sensación de mayor profundidad, el artista crea un paisaje al fondo, con el sol de poniente. Los filisteos de la izquierda están representados con menos detalles y más pequeños para acentuar su distancia.

Utiliza una combinación de colores que le permiten crear una superficie de mucha textura y profundidad y movimiento de todos los personajes. La luz procede, sin duda, de la zona derecha de la composición, bañando sobre todo a la figura de Dalila, donde utiliza diferentes tonalidades en blanco para acentuar su belleza, además de resaltar sus mejillas con rojo carmín como las prostitutas de los burdeles de la época. Sin embargo, la parte opuesta de la composición está caracterizada por la oscuridad y las sombras, anunciando la violenta presencia de los Filisteos.

Van Dyck utiliza para representar la piel de Sansón, tonos marrones e incluso el rojo, por lo que su figura destaca en contraste con la superficie donde se encuentra, un suelo frío de mármol. Recurre también a tonos ocres dorados como la jarra de agua sobre el pedestal y el bordado de la manta que se encuentra rodeando el cuerpo de Dalila.

Influencias

Van Dyck no estaba muy interesado en las historias del Antiguo Testamento, sólo pintó 3 obras:

  • 2 versiones de Sansón y Dalila.
  • 1 versión de Susana y los Viejos.

Este tema de Sansón y Dalila fue comúnmente representado durante los siglos XVI y XVII. Para los artistas y los mecenas el tema podía proporcionar una mezcla interesante entre erotismo, violencia, tensión y dramatismo.

Tiziano, Tintoretto, Rubens

Anton Van Dyck, 1630. Óleo sobre lienzo, 148 x 277 cm. Kunthistorisches Museum, Viena

Anton Van Dyck, 1630. Kunthistorisches Museum, Viena. (*)

La introducción de la escena dentro de una loggia abierta, la claridad y la utilización de colores brillantes y cálidos, demuestra la fuerte influencia de la pintura veneciana de artistas tales como Tiziano y Tintoretto. Van Dyck pudo aprender de los artistas venecianos a través de su primer maestro Hendrick Van Balen, quien había estado en Italia estudiándolos pero su gran influencia fue sin duda Pedro Pablo Rubens, sobre todo por sus obras de gran formato y las copias de pintura italiana que Van Dyck pudo observar en su estudio. De Rubens tomó sobre todo la representación de las figuras corpulentas y casi escultóricas.

“Para los artistas y los mecenas el tema podía proporcionar una mezcla interesante entre erotismo, violencia, tensión y dramatismo”

Sin embargo Van Dyck introduce nuevos cambios en la narración de la historia. Mientras que los artistas venecianos prefirieron representar el momento en el que el barbero está cortando los cabellos de Sansón, una vez que la acción está acabada. Sin embargo Van Dyck, para lograr crear esa tensión dramática y de intensidad emocional, muestra el momento anterior a la acción.

Van Dyck realizó diferentes dibujos preparatorios para su definitiva composición. En la exposición del Museo del Prado podrás observar dos de éstos dibujos preparatorios que demuestran la influencia de la versión de Rubens de 1609, realizada para su famoso mecenas de Amberes, Nicholas Rockox, sobre todo por la anatomía de los personajes.

Sin embargo, Van Dyck desde el principio introduce importantes cambios como son la amplitud de la composición y la inversión de la dirección de la escena. Por el contrario, Rubens incluye la escena en el interior de la habitación de Dalila, que se encuentra iluminada por una fuente de luz específica: las velas.

Esta obra fue realizada cuando el artista ya se había convertido en maestro independiente, aunque continuaba realizando proyectos conjuntos junto a su maestro Rubens.

Van Dyck realiza una nueva versión del mismo tema en el año 1630. En esta segunda versión se puede percibir claramente el cambio en el esquema de los colores utilizados y de su estilo maduro. En este caso, la influencia de Rubens es clara ya que había pasado unos años en su estudio y sobre todo, destaca la fuerte influencia de Tiziano.

Si te ha gustado este post, ayúdanos a difundirlo compartiéndolo en facebook o twitter. Si deseas hacer algún comentario, no dudes en escribirnos tanto en el blog como en nuestra página de facebook.

(*) Imágenes: Wikimedia Commons. Creative Commons License.