Para realizar un buen examen de Historia del Arte (ya sea en la universidad, en el instituto o en las pruebas de selectividad), es muy importante saber construir adecuadamente un comentario de una obra de arte. Este, como casi todo, tiene su técnica. A continuación te cuento algunos truquillos sobre cómo comentar una obra de arte.

Aparte de aprenderte algunos datos de memoria (cosa en la que no te puedo ayudar), tienes que saber en qué aspectos te tienes que fijar. En el caso de la pintura, tienes que hablar del tema, la composición, la técnica, el tratamiento de la luz…

Por cierto, ¿conoces el libro Por Qué Estudiar Historia del Arte?

Te recomiendo que le eches un vistazo.

En la arquitectura hay que tratar la planta, el alzado, el exterior, el interior, los elementos arquitectónicos, los materiales, los detalles decorativos…

Por último, en la escultura hay que hablar del tema, el material, la técnica, las formas…

Todo esto explicando al mismo tiempo a qué estilo y autor pertenece y por qué. Pongamos un ejemplo:

Maison Carree

En esta imagen vemos el templo romano de Nîmes (Francia), también conocido como la “Maison Carrée”. Elevado en torno al cambio de era, formaba parte del foro de la ciudad y estaba dedicado al culto imperial.

Se trata de un edificio construido a base de sillares perfectamente escuadrados con una piedra de color blanco. De planta rectangular, se eleva sobre un podio con un único acceso a través de una escalinata en uno de los lados cortos. El templo consta de un pórtico hexástilo y de una cella, ambos conectados entre sí por un vano arquitrabado. Es un templo semiperíptero, pues la columnata del pórtico continúa por los muros de la cella mediante columnas adosadas.

Las columnas son de orden corintio y muestran los elementos típicos del mismo: basas formadas por un plinto y dos toros separados por una escocia y decorados con listeles; fuste acanalado y capiteles con la característica hoja de acanto. Sobre las columnas se apoya un entablamento dividido en arquitrabe, friso y cornisa. El arquitrabe cuenta, a su vez, con tres bandas escalonadas, mientras que el friso está decorado con roleos vegetales. Las perforaciones presentes en el frente de estos elementos nos dicen que en origen el templo llevaba una inscripción. Sobre la cornisa se eleva una cubierta a dos aguas. Al interior, esta cubierta va decorada con casetones y, al exterior, remata en los extremos en un frontón triangular cuyo tímpano carece de decoración.

Es muy importante que cuides el orden a la hora de realizar una descripción: no vayas saltando de un aspecto a otro sin ningún sentido. Los esquemas son muy útiles para esto y puedes llevarlos preparados de casa. Por ejemplo, puedes diseñarte un esquema para comentar una pintura, otro para una escultura y otro más para la arquitectura. A la hora de hacer el examen solo tendrás que ir punto a punto según lo que has pensado. Por ejemplo, un esquema para la arquitectura podría ser así:

  • Nombre y fecha
  • Algún dato conocido (función, ubicación…)
  • Técnica constructiva y materiales
  • Planta
  • Alzado y decoración

Fíjate que este es el orden que he seguido para hacer la descripción de la imagen anterior. Acostúmbrate a seguir siempre un mismo orden a la hora de hacer tus descripciones y así te asegurarás de no olvidar nada y de crear descripciones coherentes.

Y tú, ¿cómo haces tus comentarios?

Si este artículo te interesa porque estás estudiando Historia del Arte, seguro que también te interesa nuestro libro Por qué estudiar Historia del Arte, en el que encontrarás muchos consejos como este para poder superar con éxito tus estudios.

Por qué estudiar Historia del Arte