Existen numerosas historias mitológicas que han sido usadas recurrentemente a lo largo de la historia del arte como tema para las composiciones. Normalmente, al estudiar la obra de un autor, nos paramos a leer un breve resumen que nos permita entender la representación.

Pero ¿y si lo hacemos al revés?

Me refiero a que sería interesante poder estudiar el mito un poco más en profundidad y ver cómo ha evolucionado su representación a lo largo del tiempo. Básicamente consistiría en vincular obras por temática, lo cual nos puede dar una perspectiva bastante interesante, puesto que estamos acostumbrados a asociarlas por autores, épocas o estilos.

Para comenzar, hablaremos del mito de Adonis, sobre el cual tenemos obras de algunos de los más importantes artistas de la historia.

El mito

El mito de Adonis es una leyenda de origen sirio. La versión más antigua conocida de este mito cuenta que Mirra (o Esmirna), hija de Tías (rey de Siria), fue objetivo de la ira de Afrodita, la cual le hizo desear una relación incestuosa con su propio padre. Él, engañado, cayó en el incesto y este fue consumado. Sin embargo, Tías, al darse cuenta de que había sido engañado, persiguió a su hija con un cuchillo para darle muerte. Mirra huyó e imploró la protección de los dioses, los cuales la transformaron en árbol para protegerla (el árbol de la mirra). Diez meses después surgió un niño de debajo de la corteza de este árbol, cuyo nombre sería Adonis.

Afrodita, embaucada por la belleza del niño, decidió recogerlo y confiárselo a Perséfone (diosa de los infiernos) para que lo cuidara, pero Perséfone también quedó prendada del niño y no quiso devolvérselo a Afrodita. Para resolver la disputa entre las diosas fue necesaria la intervención de Zeus, quién decidió que Adonis viviría un tercio del año con Afrodita, otro con Perséfone y el último donde él deseara. El resultado fue que Adonis pasaba dos tercios del año junto a Afrodita y solo uno junto a Perséfone (aquí hay que ver la vinculación del mito con la naturaleza, el mito de un niño nacido de un árbol que pasa un tercio del año bajo tierra y el resto en el exterior). Finalmente, un jabalí enviado por Artemisa hirió de muerte al joven durante una cacería.

Versiones posteriores fueron ampliando la leyenda. Así, por ejemplo, se buscó la razón de la ira de Afrodita en la osadía de la madre de Mirra al afirmar que su hija era más bella que la propia diosa; o se dijo que el jabalí no había sido enviado por Artemisa, sino por el celoso amante de Afrodita, Ares. También se vinculó a esta historia el origen de las rosas y las anémonas, que se supone surgieron de las lágrimas Afrodita y de la sangre derramada por Adonis.

El mito en el arte

Este mito ha sido representado numerosas veces a lo largo de la historia del arte y contamos con representaciones de algunos de los más grandes artistas. Por lo general las obras representan el momento de la muerte de Adonis en brazos de Afrodita o bien a esta previniendo a Adonis contra el peligro que lo acecha. A continuación pasamos a repasar algunos de ellos:

Venus y Adonis

Tiziano, Venus y Adonis, Museo del Prado, 1554

Venus y Adonis

Veronés, Venus y Adonis, Museo del Prado, 1580

Venus, Adonis y Cupido

Annibale Carracci, Venus, Adonis y Cupido, Museo del Prado, 1590

Venus y Adonis

Rubens, Venus y Adonis, Museo del Hermitage, 1614

Venus y Adonis

Rubens, Venus y Adonis, Metropolitan Museum, 1635

Venus y Adonis

José de Ribera, Venus y Adonis, Palacio Corsini, Palacio Corsini, 1637

¿Conoces alguno más?