Si te estás preparando para convertirte en historiador del arte o ya lo eres, vas a tener que trabajar constantemente con gran cantidad de imágenes. Uno de los problemas que nos podemos encontrar en este sentido es cómo almacenar todas las imágenes que nos interesa guardar.

A veces nos encontramos con que no tenemos suficiente espacio en nuestro ordenador, tablet o cualquier dispositivo electrónico que usemos para trabajar. Puedes albergar las imágenes en un disco duro externo, pero si no cuentas con ello o necesitas tenerlas en un sitio donde puedas compartirlas, hay plataformas en Internet donde puedes almacenarlas. La única desventaja es que el espacio es limitado, por lo que hay que pagar una tarifa si necesitas más.

1. Dropbox: Se trata de un servicio que te permite albergar gran cantidad de imágenes y, a su vez, compartirlas de forma sencilla con otros dispositivos. Además de poder disponer de todos los archivos ordenados por carpetas, todos los que guardes estarán protegidos por una copia de seguridad. La cuenta gratuita tiene una capacidad inicial de 2 GB, pero puede alcanzar hasta 16 GB: 500 MB extra cuando una persona invitada por el usuario para utilizar Dropbox instala en su equipo la aplicación.

2. Google Drive: Es otro servicio de almacenamiento de archivos. Si eres usuario de cualquier otro servicio de Google, no necesitarás una cuenta específica para Google Drive, ya que forma parte del mismo paquete de aplicaciones web. Cada usuario cuenta con 15 GB de espacio gratuito para almacenar archivos. Una vez completes
esos 15 GB, puedes ampliar el espacio mediante diferentes formas de pago. Uno de los atractivos de este servicio es que posee un potente buscador con el que puedes encontrar con facilidad cualquier tipo de archivo.

3. One Drive: Es un servicio de almacenamiento gratuito en la nube que viene incluido en la cuenta de Microsoft. Es como una unidad de disco adicional disponible desde todos los dispositivos. Actualmente este servicio ofrece 15 GB de almacenamiento gratis. También puedes instalarte una herramienta ActiveX, que permite arrastrar un número ilimitado de archivos directamente desde el explorador de Windows.

4. Box: Ofrece un almacenamiento gratuito de 10 GB si te registras en la página web. Este servicio, además, te permite tener tres tipos de cuenta: empresarial, comercial y personal. En función del tipo de cuenta, Box tiene unas características determinadas, como capacidad de almacenamiento ilimitada o personalización de marca. Con Box puedes editar archivos, compartirlos y dar acceso a otros usuarios para verlos.

Cómo hacer una presentación de diapositivas para un trabajo de Historia del Arte

Las imágenes, aparte de ayudarte a estudiar o acompañar tus textos escritos, también acompañarán las exposiciones orales de tus trabajos. Seguramente el programa que más uses para realizar una presentación de diapositvas sea PowerPoint, un programa de Microsoft Office donde puedes combinar imágenes y textos. Para obtener una buena presentación, te señalamos algunos aspectos fundamentales que debes tener en cuenta:

1. Organización: La presentación deberá ser coherente y deberá seguir el mismo esquema que el trabajo. Una buena presentación en PowerPoint debe estar bien estructurada por bloques, con una introducción, un desarrollo y una conclusión. Recuerda que cuanta menos información des a tus oyentes, mejor podrán recordar tu presentación.

2. Texto: En PowerPoint aconsejamos no utilizar demasiado texto. Debe ser sobre todo un apoyo visual para tu exposición oral. Si quieres insertar texto, la mejor opción es utilizarlo de forma esquemática, reservándolo para los títulos de cada apartado y para indicar los puntos principales de tu exposición. Te aconsejamos que el texto que incluyas sea siempre directo y sencillo: intenta que tus frases no sean demasiado largas.

3. Diseño: Tienes que cuidar muy bien el aspecto de tu PowerPoint con un diseño sencillo y claro. Intenta definir una plantilla homogénea para tu presentación. La letra que elijas para el texto tendrá que ser la misma en todas las diapositivas, al igual que los colores. Deberás evitar los colores fuertes y chillones. También es importante elegir una buena combinación entre el color del fondo y el color de la letra del texto. Intenta, además, evitar insertar demasiados colores en una única diapositiva.

4. Citar las imágenes: Las imágenes deben ser el elemento principal de tu PowerPoint y estar relacionadas con la presentación oral que estés realizando. Las imágenes tienen que tener un título y, si se trata de una obra de arte, deberás indicar el autor, título, medidas, año de ejecución, lugar donde se encuentra actualmente…

La mejor manera de citar la imagen es hacerlo de la misma manera que lo harías al citar una fuente bibliográfica de cualquier trabajo de investigación.

Lectura recomendada: Los mejores bancos de imágenes para la carrera de Historia del Arte