Borregos

Empiezo diciendo que realmente es muy difícil elevar el nivel cultural de la población, para ello se requiere de acciones gubernamentales a largo plazo que ni se están haciendo ni se van a hacer. Hace mucho tiempo que descubrí que yo mismo era mi propio Ministerio de Educación y Cultura y, por ello, no se me ocurriría delegar esta importante labor en terceras personas.

Por tanto, la decisión de elevar el nivel cultural es en realidad una decisión personal de cada uno y será la suma de las decisiones individuales la que nos ayude a mejorar el nivel cultural de la sociedad.

Dicho esto, la siguiente pregunta (retórica) que se nos plantea es: ¿Por qué querríamos elevar el nivel cultural? Ya sé que es evidente si eres una persona mínimamente sensible. Sabes perfectamente que algo falla, que cada vez que sales a la calle te encuentras con situaciones tales como:

  • Nadie hace el ademán de ceder el paso en una acera.
  • Muchas personas hablan prácticamente gritando.
  • Se tiende a no vocalizar y no a expresarse con un mínimo de corrección.
  • Las conversaciones son estúpidas, redundantes y banales.

No me quiero poner aquí en modo elitista, yo también caigo a veces en todo lo anteriormente citado. Intento con todas mis fuerzas que no ocurra, pero reconozco que puede pasar.

Para ello, he creado mi propio sistema con el que trato de protegerme del adoctrinamiento, el salvajismo y la mala educación. Este sistema consta de 8 pasos, aunque seguro que puedes añadir bastantes más, aquí los tienes:

1.-) No ver Telecinco: si vives en España y no quieres ser como la masa aborregada, el primer paso que tienes que seguir es eliminar ese canal de televisión de tu vida. Si no lo conoces te envidio, porque es el baluarte de la telebasura: morbo, cotilleo, charla insustancial, etc. Prefiero no seguir, seguro que en tu país existe un canal así.

2.-) No ver la televisión: este es un nivel más avanzado. Yo hace unos cuatro años que no tengo televisor en casa para no tener que escuchar una y otra vez las mismas noticias, a los políticos tratando de engañarte, series insustanciales, anuncios de productos que no me interesan, debates con personas gritando, etc. Mi vida ha cambiado radicalmente al dejar de tener televisión, te lo recomiendo, vas a estar infinitamente menos alienado que el 99% de la población.

3.-) No escuchar Reggaeton: es el Telecinco de la música. Ritmo repetitivo, cero musicalidad y letras denigrantes para las mujeres y el ser humano en general. No se me ocurre ni una sola razón para escuchar esa bazofia. No soy partidario de prohibirla, creo que prohibir algo es un fracaso total de la sociedad, yo hablo de que decidas no escuchar esa música y, por supuesto, no acudir a ningún sitio donde la reproduzcan.

4.-) No ver fútbol: existen muchas personas inteligentes que son apasionados del fútbol e igual me estoy extralimitando, pero piensa que estás sustentando un negocio que mueve miles de millones de euros y en el que unas personas sin estudios dan patadas a un balón. En mi tiempo libre elijo deliberadamente hacer otras actividades más enriquecedoras. Reitero mis disculpas a aquellos que puedan sentirse ofendidos, pero de verdad creo que ahora mismo el seguimiento que obtiene el fútbol por parte de una buena parte de la población no es sano. Quizás en dosis menos elevadas pueda ser saludable por aquello de la virtud y el ejemplo que se le presupone a un deportista, pero ahora mismo creo que esto está totalmente desaforado.

5.-) Dejar de hablar del tiempo: es la charla insustancial por antonomasia. No existe ninguna cuestión que me provoque más hastío que esta, es el aburrimiento hecho palabras. Cuando alguien se me acerca y me dice: ¿Te has enterado de que hay alerta por lluvia? Vamos a ver, si es invierno es normal que llueva, en el 90% de los casos simplemente llueve. En verano, vuelves a escuchar casi lo mismo: ¡Estamos en alerta por temperaturas que alcanzarán los 35º! Dios, cómo me aburro. ¡ES AGOSTO!

6.-) Dejar de ver/escuchar/leer noticias: aquí tengo que entonar el mea culpa. Este es mi pecado capital. Me encanta leer el periódico, consulto los principales diarios de mi país en busca de nueva información constantemente a lo largo del día. He intentado restringir el tiempo que dedico a este menester pero en muchas ocasiones me sorprendo mirando el teléfono móvil para ver si existe nueva información. Me propongo evitarlo, no sé si lo conseguiré, estoy en ello.

7.-) Huir de los centros comerciales: no tengo nada en contra del libre comercio, pero sí de los centro comerciales. Esa brutalidad de concreto en la que tienes que desplazarte durante horas para hacer la compra no es más que un frío agujero de superficialidad creado exclusivamente para el acto más vacío que conozco: comprar. Los evito a toda costa, prefiero las calles comerciales de las ciudades, me parece todo más humanizado.

8.-) No rodearte de personas que hagan todo lo anterior: es muy políticamente incorrecto decir esto, pero dudo que rodearte de personas que vean Telecinco, escuchen Reggaeton y se pasen el día en un centro comercial te ayuden a mejorar tu nivel cultural, es más, tenderás a parecerte a ellos. Así que, lo ideal es estar acompañado de personas que tengan aspiraciones, inquietudes vitales, motivaciones, etc.

Pues bien, aquí tienes estos ocho pasos que yo mismo trato de seguir para no ser un borrego superficial. Fíjate que todo lo que he nombrado anteriormente consiste en dejar de hacer determinadas acciones y no tanto en hacerlas.

Si lo deseas, en un próximo artículo puedo intentar esbozar otros pasos que nos ayuden a mejorar nuestro nivel cultural. Si es así déjalo en los comentarios y si se te ocurre alguna cuestión más que deba hacer para convertirme en un ser refinado y culto soy todo oídos.